Política

A ministros de la SCJN les falta voluntad en amparo para legislar la ILE

agosto 09, 2020

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) deben mostrar voluntad política en el tema del amparo 636/2019 en torno a la reforma del Código Penal de Veracruz en sus artículos 149, 150 y 154 en materia de interrupción legal del embarazo (ILE) porque desde los Congresos locales no se logrará, opinó la experta en Derecho Constitucional y Amparo, Claudia Aguilar Barroso.

Durante un foro virtual sobre el tema explicó que una vez que se determinó que el expediente será nuevamente revisado por la ponencia del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, es necesario que se emita una resolución acorde con el marco nacional e internacional de derechos humanos y no basado en "tecnicismos jurídicos".

"Solamente hace falta voluntad porque justificaciones de técnica jurídica van a sobrar. Lo que falta es voluntad política (...) la Corte debe entender que estos cambios no vendrán desde los congreso locales y que por tanto deben venir de los jueces constitucionales".

Lo anterior luego de que el 29 de julio la Corte determinó que la resolución del ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá, en la que se determinó la omisión legislativa del congreso de Veracruz. "Si quisiéramos ser optimistas qué bueno que él hará el proyecto, pero ojalá se centre en la función acorde a la responsabilidad de un juez constitucional".

Consideró que no se puede argumentar que debido a un tema de técnica jurídica este amparo no se otorgue cuando de lo que se trata es de la necesidad de reformar un Código Penal que es discriminatorio y criminaliza a las mujeres en la esfera más íntima de su vida.

"No podríamos hacer una lectura de improcedencia para negar el acceso a la justicia en temas como la interrupción legal del embarazo y no la criminalización de las mujeres; cuando hay voluntad política por parte de los jueces constitucionales se ha demostrado que se puede hacer. Lo que pasó el miércoles 29 es que los ministros no quisieron dar ese paso en (favor de) los derechos de las mujeres".

Fustigó que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos "dice lo que los ministros dicen que dice" y que eso les debe dejar en claro a ellos pues "los cambios no vendrán desde los congresos locales".

"Los cuatro ministros parece que olvidaron su tarea pues su función más importante es la salvaguarda de los derechos que protege la Constitución. Los tribunales constitucionales no deben aplicar a raja tabla los tecnicismos sino interpretar lo que dice la norma".

A ella, se sumó la abogada Esmeralda Lecxiur, de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (MexFam), quien dijo que espera que el nuevo proyecto esté a la altura de las circunstancias.

"Deberá estar a la altura y el llamado es que el tribunal constitucional pueda cumplir con sus obligaciones porque es una realidad que las entidades no lo harán por sí solas".

"Alguien tiene que decir lo que está mal" y cuestionó de qué sirve una reforma en materia de derechos humanos que se hizo en 2011 si esto no se ve reflejado en la práctica.