Municipios

ILE agrava el escenario de inseguridad: Iglesia católica

agosto 05, 2020

Orizaba, Ver.- La Iglesia católica se prepara para responder a grupos defensores de los derechos de la mujer y activistas pro-decisión en el estado, y opina que entre la inseguridad y violencia, la interrupción legal del embarazo (ILE) a las 12 semanas agravará ese escenario. En contraparte, se pronuncia por endurecer castigos en contra de quien violente "a todo ser humano", señala el vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez.

El prelado acusa: "algunos de los grupos que tratan de impulsar estas reformas desconocen la configuración legal que se tiene en nuestro estado con respecto a la realidad del aborto. Mucho se ha manejado un discurso de criminalización de la mujer que aborta, cuando en nuestro estado no, digamos, se penaliza con cárcel a la mujer, como se puede verificar en el artículo 149 del Código Penal de nuestro estado".

Para romper el discurso con que se criminaliza a la mujer "es necesario aclararlo, pero por otro lado es necesario recordar que la ley es un ordenamiento de la razón en vistas al bien común y promulgada por aquel que tiene a su cargo el cuidado de la comunidad, entonces, es un ordenamiento de la razón y la razón nos dice que debemos estar a favor de un derecho humano fundamental, como es la vida de todo ser humano".

Hoy que se maneja mucho el discurso de no discriminar, "y creemos que nosotros debemos de ser congruentes y entonces no se puede discriminar el derecho a la vida de un ser humano, aunque esté en sus primeras etapas de existencia, cuando inicia la fecundación y si bien es cierto que es un estadio de desarrollo que se conoce como cigoto, embrión, feto, son estados de desarrollo que después llevan a que sea un bebé, un niño, un adolescente, un joven adulto y un adulto mayor, son etapas del desarrollo del ser humano".

No hay un salto cualitativo, explica, "no cambia de no ser humano a ser humano, siempre se es un ser humano solamente que va variando su desarrollo, entonces no se puede discriminar la vida, la ley dice en vistas al bien común, y si nosotros creemos que hay una cultura de muerte, que se percibe en la violencia, en el secuestro, en tantas muertes que hay en nuestro país, no se puede sumar ninguna ley a promover una actividad que propiciaría todavía más muertes de seres humanos".

Los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) "a ellos no les toca promover reformas legislativas, porque que sabemos que hay tres poderes en la Federación, el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, por tanto al Poder Judicial no le compete dirigir la acción que toca a los legisladores y a la población; recordamos que en Veracruz hubo una reforma al artículo cuarto de la Constitución Estatal que protege la vida desde la concepción hasta la muerte natural, entonces es la población la que impulsó esta reforma; son las comunidades las que están a favor de la convicción de la vida y aunque toca escuchar los intereses también de las minorías pero éstos no se deben de imponer cuando van en contra del bien común".

Por otro lado, si verdaderamente se busca la defensa de la dignidad de la mujer, son otras las instancias en las que hay que promover mayor educación, "para evitar la triste realidad como es el machismo, mayor educación y tomas de acción que sí tienen que ver con lo penal, como son las penas más fuertes, a quién violenta a todo ser humano, sea niño, mujer, sea la persona que sea, ahí es donde hay que tomar medidas, hay que ir a la raíz, no se puede terminar la violencia cometiendo otro tipo como lo es la del aborto, nosotros como cristianos, sabemos que el valor es el derecho fundamental de la vida, se configura como un don sagrado, entonces tiene un triple reconocimiento, sabemos que es un valor fundamental, sabemos que es un derecho humano y sabemos que es un don sagrado y que es indiscutible", opinó.