Sociedad y Justicia

Demandan reforzar en el estado refugios para mujeres violentadas; "salvan vidas"

julio 19, 2020

Activistas y encargadas de refugios para mujeres víctimas de violencia coincidieron en que es urgente reforzar estos lugares que sirven de apoyo para quienes viven en entornos agresivos.

Consideraron que es importante que estos sitios reciban el apoyo de los gobiernos federal y estatal, pues salvan vidas, evitan feminicidios y a pesar de ello los que actualmente existen no son suficientes.

En la zona centro urgen al menos tres refugios: María de la Rica

En la zona centro del estado urge establecer por lo menos tres refugios en los municipios de Córdoba, Orizaba y Zongolica, expuso la ex directora de Kalli Luz Marina, María de la Rica.

Comentó que si estos refugios estuvieran en manos de las organizaciones civiles al gobierno le costaría muy poco y las mujeres que viven situaciones de violencia extrema podrían llegar a vivir una vida libre de ella.

"Sentimos la urgencia de que haya apoyo para los refugios porque las organizaciones civiles trabajamos 24 horas al día, es nuestro proyecto de vida, no (lo hacemos) por un salario. Los sacamos adelante con un presupuesto bastante chico, hay buena administración, transparencia y se optimizan los recursos humanos y materiales", aseveró.

Hay que recordar que Kalli Luz Marina es un centro de atención externa que atiende principalmente a mujeres campesinas e indígenas en la zona de Zongolica desde hace 13 años.

Expresó que también es necesario que los presidentes municipales se tomen en serio la formación de los institutos municipales ya que en la sierra de Zongolica cuentan con equipo reducido, no tienen espacio o presupuesto.

"Las directoras pareciera que son de segunda porque no tienen el reconocimiento que otros directores y están a expensas de lo que diga el presidente municipal. La mayoría (de los institutos) no cuenta con un psicólogo, abogado, y mucho menos recursos".

Refirió que esta instancia así como los agentes y subagentes municipales son los primeros acercamientos que las mujeres víctimas de violencia tienen para salir de su situación y que pese a ello son revictimizadas y puestas en riesgo cuando no se atiende su caso como es debido.

"Encuentran obstáculos, como el hecho de que los agentes municipales desconocen los derechos de las mujeres por su estructura que es patriarcal, machista. Y si la pareja se entera antes hace convenios con las autoridades (...) Llegan con el síndico que no tiene ni idea (de cómo atenderlas), las revictimizan, las hacen sentir responsables. Ellos de alguna manera están creando las condiciones para que esa mujer siga viviendo violencia y la ponen en riesgo de feminicidio".

Por ello demandó que a nivel municipal se capacite y exija a los presidentes municipales que configuren los institutos con equipos con perfiles, espacios adecuados y presupuestos, con capacitaciones especialmente a agentes y subagentes municipales.

"Cada vez que las mujeres salen a buscar ayuda y se enfrentan a obstáculos se ponen en riesgo. Cuando llegan a Kalli y quieren poner una denuncia, se le da contención, se le explican sus derechos humanos y al hacer una denuncia las fiscales discriminan, revictimizan y se resisten a levantar las denuncias. Si una mujer llega a la fiscalía y no va acompañada de una abogada la denuncia no se levanta porque la van a amenazar; les dicen que sus maridos irán a la cárcel y los hijos se van a quedar sin papá".

Señaló que en esta zona las carpetas de investigación se inician pero "nunca se terminan" y que tan solo Kalli Luz Marina tiene casos de carpetas de violencia extrema que datan desde 2017.

"Nada más no avanzan; ahora con la pandemia en las fiscalías no hay avance porque no hay personal suficiente; en agosto se van a ir de vacaciones y algunos regresarán hasta septiembre. Cuando las mujeres denuncian están en una situación de vulnerabilidad y es ahí donde se requieren los refugios".

María de la Rica advirtió que si no se apoyan los refugios los feminicidios van a seguir aumentando porque no hay cómo alejarlas de sus agresores.

"Si una mujer que pone una denuncia tiene que estar si no en la vivienda del agresor, a 100 metros, la estamos poniendo en una situación de riesgo, de feminicidio. En la sierra Zongolica no tenemos un refugio y algunas han sido enviadas a otros en donde están hasta un año porque los procesos no avanzan".

Refugio estatal ha atendido a 76 mujeres

La coordinadora del refugio estatal para mujeres en situación de violencia, que forma parte del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), Norma Perea San Gabriel, detalló que este refugio, creado en octubre de 2018 como el primer refugio estatal, tiene una capacidad para 100 personas y se sostiene con recursos estatales y federales. Su objetivo es salvaguardar la vida e integridad de las mujeres; es un lugar confidencial con atención de tercer nivel.

Hasta ahora ha atendido a 76 personas provenientes de diversos municipios como Córdoba, Orizaba, Xalapa, Perote e incluso de otros estados; incluso a mujeres víctimas de trata de personas que en muchos casos no se asumen como tal.

"Para ellas llegar a un refugio significa tomar una decisión difícil y mantenerse aquí es aún más difícil porque están acostumbradas a vivir en violencia, la normalizan; sin embargo, a través de terapias y contenciones la mayoría se queda a cumplir sus programas de tres meses".

Actualmente este espacio cuenta con 16 habitaciones, cada una tiene capacidad para atender a las mujeres y sus hijos; es decir, hay capacidad para atender a familias de hasta cinco personas.

A todos se les da hospedaje, alimentación, servicios médicos, psicológicos, jurídicos, educativos, emocionales tanto a menores de edad como a sus madres, que además reciben talleres para valerse por sí mismas una vez que salgan de este refugio.

"Se les atiende con perspectiva de género; siempre con respeto a sus derechos. Ingresan y egresan por su propia voluntad".

A las mujeres se les permite permanecer en este espacio tres meses que puede ampliarse de acuerdo con las solicitudes que se puedan hacer y durante ese tiempo se estructura un plan único para educación durante su estancia a fin de que reciban clases.

"Los niños van a la escuela de 9 de la mañana a 12:30 del día, con receso, de acuerdo con su escolaridad".

Rescatan refugio municipal para mujeres

Por su parte, la procuradora del DIF municipal, Montserrat Díaz, admitió que el refugio municipal de Xalapa, creado en 2012, ha sido usado para otras actividades.

Reveló que en 2018 este lugar se encontraba con lo mínimo de infraestructura y apoyo inmobiliario por lo cual tuvo que ser nuevamente reencauzado.

"No funcionaba como refugio. Lo estaban utilizando para otras actividades, lo rescatamos y se reactivó como tal. Damos refugio para proteger la vida e integridad de las mujeres y sus hijos".

Expuso que en este lugar se brinda apoyo jurídico, emocional, psicológico, a fin de revertir las consecuencias de la violencia en la vida de las mujeres.

"Tenemos psicóloga general pero no tenemos psicóloga infantil y por eso buscamos los recursos. Lamento mucho que no se obtengan todos los recursos, debe haber recursos suficientes. Estamos luchando para que nos den un nuevo apoyo; a veces salen a medio año o durante agosto o septiembre".

Consideró que tres meses de atención no son suficientes pero sirven para que adquieran "herramientas" para cuidarse y desarrollarse como personas.

Sobre la reducción de fondos destinados a la alerta de violencia de género a Veracruz recalcó que es grave por lo que debe seguirse denunciando.

"Los recursos son chiquitos y que aparte terminen negándolos me parece que es grave. Estar en una institución no demerita que hablemos de los derechos humanos de las mujeres", concluyó.