Política

Pugna por predios podría acabar en enfrentamiento

julio 16, 2020

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) admitió una constancia de posesión de un grupo de personas que invadieron desde hace más de un año el predio "Jinicuil Manso", en la congregación de Tapachapan, municipio de Coatepec.

En entrevista con los afectados, quienes pidieron el anonimato al estar en riesgo su integridad física y la de sus familias, explicaron que este grupo invasor excusa ante la Sedatu que se apropiaron de los terrenos desde hace más de cuatro décadas.

El predio de más de 2 mil hectáreas que está ubicado en la zona boscosa de Coatepec fue reclamado por los invasores ante la Sedatu, excusando que son terrenos naciones que están habitando por lo que buscan "la regulación y titulación de los predios".

Por esta razón los agraviados temen que sus terrenos les sean arrebatados por los invasores. Los afectados precisaron que no se trata de terrenos nacionales, sino de terrenos particulares con los que tienen las escrituras. Expusieron que existe un examen pericial en materia de topografía forense que está integrado en las carpetas de investigación.

Los afectados cuestionaron sobre la procedencia de la constancia de posesión, ya que es uno de los requisitos indispensables para que la dependencia pueda deslindar las más 2 mil hectáreas de terreno que los invasores han llamado "Sierra Alta".

Dicha constancia es otorgada por la presidencia municipal, en este caso Coatepec, o una "fe de hechos" expedida por notario público. Estás personas, adheridas a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), invadieron Jinicuil Manso en enero de 2019, por lo que los legítimos propietarios interpusieron las denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE), según consta en las carpetas de investigación 600/2019, 575/2019, 821/2019 y 576/2019 a cargo de la fiscal Denisse Moreno Córdova del distrito XII de Coatepec.

De acuerdo con su testimonio, el ministerio público citó a declarar a Cipriano Vázquez y Evelia Ortiz Alarcón, quienes encabezan a este grupo de personas que invadieron Jinicuil Manso, sin embargo, en la primera ocasión no acudieron. En una segunda vez, se abstuvieron asistir a declarar excusando, a través de un abogado, la "sana distancia" debido a la contingencia sanitaria por covid-19.

Los agraviados explicaron que como legítimos dueños, tienen la obligación de preservar el medio ambiente, situación que han violentado los invasores con la tala de árboles, contaminación con desechos inorgánicos y destrucción del entorno con la construcción de viviendas improvisadas con lonas, madera y láminas en zonas exclusivas por su valor ecológico, con especies endémicas únicas y que son la principal fuente de abastecimiento de agua de Coatepec.

El lunes la Sedatu hará el deslinde territorial de Jinicuil Manso y se prevén acciones violentas por el grupo de invasores. Por esta razón, los legítimos dueños solicitarían la intervención de la fuerza pública para evitar disturbios.

El alcalde de Coatepec, Enrique Fernández Peredo condenó los actos ilícitos que pudieran cometerse por grupos de personas que pretenden invadir dichos espacios, por lo que espera que las autoridades estatales y federales puedan emitir una resolución a favor de la protección y preservación del medio ambiente en la zona.