Municipios

Ascienden a policías de Magdalena que hace 6 meses habrían dejado parapléjico a joven

julio 09, 2020

Orizaba, Ver.- A Jonathan Mixteco, joven de 18 años de edad, una bala le arruinó su vida. Dos policías del municipio de Magdalena, ubicado en la sierra de Zongolica, hace seis meses le dispararon por la espalda y quedó parapléjico.

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) emitió una recomendación y la investigación oficial determinó responsabilidad, pero hoy la alcaldesa Fortunata Zepahua los ascendió, y de paso se niega a cubrir los gastos por las lesiones. Hoy exigen justicia.

El momento que atraviesa la víctima es grave, según señala el abogado defensor, Fernando Montes Ortiz. Dice que fue baleado por elementos de la Policía Municipal de Magdalena y existen la certificación de los hechos y la recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos para que sea la entidad municipal la que asuma los gastos médicos, pero no sucede así.

"Se comprobó que los policías habían lesionado al joven y que el ayuntamiento tenía que hacerse cargo de la indemnización, así como de la atención médica que le corresponde por ser víctima de un gobierno municipal, sin embargo, hasta este momento no ha hecho una sola aportación de ningún tipo, tanto para la atención médica, como para la reparación del daño".

Ya se comprobó el delito, precisa, "y por ello el ayuntamiento tenía que hacerse cargo de su responsabilidad, no sucede así, y lo peor es que se agravaron las condiciones de salud. Hoy lo llevamos a hospital privado, porque en el de gobierno no lo están atendiendo, no nos están dando la atención que exigimos".

El caso se complica más debido a que los responsables de los hechos, por instrucciones de la alcaldesa Fortunata Zepahua Tecuile, "están trabajando, e incluso fueron ascendidos; el segundo comandante ahora es primero. Esto solo ocurre en Magdalena. Es algo único y no es posible que sigamos gastando"; por la agresión, relata, "la víctima está parapléjica, se le hacen estudios para ver si logra recuperarse, pero seguimos sin atención, estamos acudiendo a hospitales privados".

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de septiembre de 2018; relata que Jonathan estaba sano y junto con otra persona más caminaban por una vereda, cuando llegó la patrulla de la Policía Municipal, sacaron las armas, los jóvenes se espantaron, huyeron y les dispararon por la espalda. Uno de ellos, lo lesionó gravemente en la columna vertebral.