Política

Por falta de albergues, pernocta en su auto familia de Zongolica que asiste al Cecan

junio 08, 2020

Casi para llegar al Centro Estatal de Cancerología "Dr. Miguel Dorantes Meza", en la calle Enrique Pestalozzi, se aprecian tres faldas negras, con blusas blancas, colores vivos como el rosa fucsia y un azul.

Son portadas por mujeres de piel morena, que hablan la lengua náhuatl, más un hombre que les acompaña y les ayuda a entender el español.

Se trata de una familia integrada por la abuelita, papá, mamá, hijo, nuera y nieto, provenientes del municipio de Soledad Atzompa, que desde hace seis meses viajan cada 30 días para traer al hombre mayor de la casa a consulta y reciba el tratamiento de quimioterapia.

Modesto Antonio Ramírez es el padre de familia que padece cáncer de colón; Teresa López Celestino, es la madre; María Carmen Ramírez Ceferina, es la abuela; el hijo es Celestino Antonio López, la nuera es Cristina Flores de la Cruz, y el menor de cinco años.

Viajaron durante cinco horas, para atravesar la sierra de Zongolica y llegar a Xalapa para que un médico especialista en oncología les dé la medicina para el jefe de familia.

La familia viaja en un automóvil de modelo atrasado, color blanco, y ahí planeaban quedarse a pernoctar, junto con un menor de cinco años de edad que los acompaña.

El único que habla español es el hijo, Celestino Antonio López, porque el resto de la familia habla la lengua náhuatl.

"Venimos todos a acompañarlo, somos seis con el niño, porque viene mi abuelita que apenas hace un mes falleció mi abuelito, y está triste, entonces no tenemos donde dejarla, nos la traemos con nosotros para que no se quedé sola en la casa" explicó Celestino.

Al no encontrar albergues porque todos están cerrados o llenos, la familia planeó quedarse a dormir en el carro, pero la encargada del albergue Zabulón, Mary Mondragón les ofreció espacios para que la abuelita y la madre se quedarán ahí a dormir, aunque no hay agua.

Celestino Antonio López explicó que si necesitan ayuda para quedarse a dormir cuando vienen todos a Xalapa, pero no saben a qué albergue llegar, o qué autoridad del gobierno federal, estatal y municipal pudieran hacerle saber su necesidad.

"Mi padre tiene cáncer de colón, hace un año que se puso mal, y ahorita le toca quimioterapias, venimos todos, porque no conocemos, y entre todos nos apoyamos, porque nadie habla español, sólo yo" afirmó Celestino.