Municipios

Investiga FGE presunto vínculo con Los Zetas en desaparición de pareja

junio 06, 2020

En 2010, la extinta Procuraduría General de la República (PGR) relacionó a uno de los desaparecidos en el tramo carretero Paso del Toro-Boca del Río, con el grupo elite de sicarios de Los Zetas, a través del centro de operaciones en Quintana Roo.

El desaparecido, que la Comisión Estatal de Búsqueda (CEB) identificó como Leonardo Vargas Alcántara, de 38 años de edad, en realidad se llama Daniel Alberto Vargas Larrainza, quien el pasado 28 de mayo desapareció en compañía de Jimena Ruiz López, de 26 años, en la mencionada carretera.

Ante esto, el gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez destacó que "de la supuesta" desaparición de Leonardo Vargas Alcántara "no existe registro de acta real de nacimiento en Veracruz, ni registro de profesiones, y ningún familiar directo se ha presentado a poner denuncia alguna".

En ese sentido, el mandatario estatal destacó que se continúa investigando el caso; además que con él desapareció Jimena Ruiz Sánchez.

El 3 de junio pasado fueron halladas diversas lonas donde aluden a policías de Fuerza Civil de la "detención y desaparición" de Jimena y Daniel, cuando se desplazaban en una camioneta Ford Ranger con placas XL-4330-A del estado, sobre la carretera Paso del Toro-Boca del Río.

De acuerdo con los anuncios, la pareja "dio aviso que iban a ser revisados por dos patrullas, una de Fuerza Civil y otra de Policía Estatal"; a la fecha se desconocen sus paraderos.

Fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz presumen que fueron levantados por un grupo criminal, debido a los antecedentes de Daniel Alberto Vargas Larrainza.

Vargas Larrainza fue detenido en febrero de 2010 por agentes federales de la extinta Procuraduría General de la República (PGR) ahora Fiscalía General de la República (FGR), junto con Jesús Alejandro Salazar Rodríguez, El Tin, ambos miembros de la célula delictiva Los Zetas y de los hermanos Beltrán Leyva.

De acuerdo con las investigaciones, Daniel Alberto Vargas Larrainza se desempeñaba como sicario de Los Zetas y señaló de manera directa al edil Gregorio Greg Sánchez Martínez, ex alcalde de Benito Juárez y aspirante a la gubernatura de Quintana Roo, con esta organización delictiva; ambos fueron internados en el penal federal "El Rincón", ubicado en Tepic, Nayarit y tiempo después obtuvieron su libertad.

Sin embargo, Greg Sánchez al salir del reclusorio fue nuevamente detenido y arraigado por la PGR por la presunción del delito de lavado de dinero.