Sociedad y Justicia

Acusan activistas coacción en consultas sobre el CIIT

junio 05, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- En un manifiesto, al menos 60 organizaciones nacionales y 15 del Istmo de Tehuantepec, ubicados en Oaxaca y en Veracruz, señalan que en la consulta realizada en Oteapan, el pasado 31 de marzo del 2019 sobre el macro proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), no fueron debidamente informados para tomar sus propias decisiones, lo cual viola el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas afectados.

Denunciaron que las autoridades y organizaciones participantes coaccionaron a los votantes quienes, aseguraron, debían aprobar el proyecto para que se pudieran bajar los recursos para la construcción de obras de impacto social que requieren sus comunidades.

Además, señalaron: "Las autoridades que participaron en las mesas de reflexión y que expresaron los aspectos negativos del proyecto del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec no fueron tomadas en cuenta en la plenaria de la supuesta asamblea consultiva".

Detallaron que el gobierno federal aprovechó la contingencia sanitaria por coronavirus para no realizar las nuevas consultas indígenas que ellos demandaron y el arranque de los trabajos de rehabilitación de las vías férreas, en Sayula de Alemán, será irregular, pues no se realizaron de manera adecuada los Manifiestos de Impacto Ambiental, tal y como lo denunció ante la Secretaría de Medio Ambiente la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni).

"Las nuevas consultas indígenas que se iban a realizar recientemente fueron suspendidas por motivo del confinamiento por la pandemia y existen amparos promovidos por pobladores mixes, zapotecos e ikoots del Istmo en contra del proyecto del corredor interoceánico, y por lo tanto, no existen las condiciones legales para dar dicho banderazo de obras".

Para las organizaciones que firmaron la propuesta, la construcción de parques industriales atraerá inversionistas extranjeros interesados en generar energía eólica, hidroeléctricas empresariales, exportación, transformación y transportación de hidrocarburos por métodos convencionales y por fracking, lo que impactará a sus comunidades.

Señalaron que además, todas estas empresas demandarán mucha agua, tanto para sus actividades como para las ciudades que se desarrollen, pero no se ha tomado en cuenta que actualmente ya hay una sobreexplotación y contaminación de las zonas rurales que aportan esta agua, ni se han tomado acciones para resolverla: "Existe un problema de escasez de agua en el corredor urbano-industrial del Sur de Veracruz debido a la contaminación y salinización insuperable de todos los mantos freáticos de la región provocada por la explotación petrolera de décadas, sin olvidar que el Río Coatzacoalcos tiene el récord del río más contaminado del país y del mundo".

Los manifestantes rechazaron la visita del presidente en medio de la contingencia de salud que vive el país y exigen que se posponga el arranque de los trabajos.