Política

Confirman como "víctima directa" a ex funcionario duartista torturado

junio 03, 2020

El ex director de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza, imputado por desaparición forzada en su modalidad de ocultamiento de 16 cadáveres de la barranca La Aurora, en enero de 2016, recibió "constancia de víctima directa", luego de denunciar tortura física y psicológica por parte de funcionarios de la Fiscalía General durante la administración de Jorge Winckler Ortiz.

Los cuerpos localizados en la barranca eran víctimas de desaparición forzada por presuntos policías estatales de Veracruz, durante la administración de Arturo Bermúdez Zurita al frente de la SSP en el gobierno del priísta Javier Duarte de Ochoa.

De acuerdo con el expediente CEDH/3VG/DAP/0391/2018, Aguirre Garza acusó actos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes cometidos en su perjuicio cuando estaba privado de la libertad en el reclusorio de Pacho Viejo.

El expediente generó la recomendación 25/2019 por la Comisión Estatal de Derechos Humanos por violentar el derecho a la integridad personal en su modalidad de tortura física y psicológica, teniendo como autoridades responsables a la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

El 3 de abril de 2018, Gilberto Aguirre Garza fue detenido por agentes de la policía ministerial de la fiscalía general, tras una orden de aprehensión emanada de la causa penal 80/2018.

Fue recluido en el penal regional de Pacho Viejo y acusó que fue víctima de tortura con la finalidad de rendir una declaración criminal en agravio de Luis Ángel Bravo Contreras, ex fiscal general de Veracruz, imputado por desaparición forzada en su modalidad de ocultamiento.

"Estos hechos se atribuyen a servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, quienes actuaron con la tolerancia y aquiescencia de funcionarios de la Dirección General de Prevención y Reinserción Social, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública".

Aguirre Garza acusó a Jorge Winckler Ortiz, ex fiscal de Veracruz; Luis Eduardo Coronel Gamboa, ex fiscal Especializado en Atención a Denuncias por Personas Desaparecidas y a Marcos Even Torres Zamudio, ex fiscal Anticorrupción; los tres están prófugos de la justicia y señalados de desaparición forzada en su modalidad de secuestro.

A través de su abogado, Jorge Reyes Peralta, dio a conocer que fue torturado psicológicamente por 10 días consecutivos con música del reguetonero colombiano Maluma, además de no dejarlo dormir, para obtener declaraciones incriminatorias.

La recomendación 25/2019 fue pronunciada en mayo de 2019 y tenía que ser aceptada por el ex fiscal Jorge Winckler Ortiz, quien desestimó la resolución de la Comisión de Derechos Humanos.