Política

Acusan ONG a CNDH de 4 despidos injustificados

junio 03, 2020

Orizaba, Ver.- En un documento dirigido a Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), organizaciones de la sociedad civil y personas dedicadas al trabajo comunitario, académico y/o social para la defensa y atención de las personas con VIH, de las poblaciones LGBTTTIQ+, de personas trabajadoras sexuales y en contra de la criminalización del VIH, hacen una serie de señalamientos en contra del director del Programa Especial de Sexualidad, Salud y VIH, Luis Raúl Albores Morales, a quien acusan de un despido injustificado y de acciones discriminatorias.

En un comunicado, aseguran que despidió "en forma arbitraria e injustificada a cuatro colaboradores de dicho programa, hechos que sucedieron en el punto más álgido de la pandemia por la Covid-19 que atraviesa nuestro país y sin que mediara el derecho de audiencia de las personas afectadas, dejándoles en evidente estado de indefensión, sin que les fuera brindada explicación alguna no obstante previamente habían manifestado sufrir hostigamiento laboral en su área".

El trabajo de los cuatro despedidos, se señala, es profesional; además, subrayan que "su compromiso y capacidades constan a las suscribientes de este pronunciamiento, cobra especial indignación el despido de dos de ellos cuya antigüedad asciende a 10 años en la CNDH y en particular, resulta preocupante y reprochable el dirigido hacia una persona mayor que vive con VIH y, que se encontraba en espera de acceder a una jubilación dentro de tres meses, aunado a las dificultades para acceder a sus medicamentos ante el despido y la pérdida de seguridad social por su condición de salud".

"Los anteriores hechos, constituyen sin duda una contradicción a la normatividad y compromisos a los que el Estado Mexicano está obligado en el marco de la epidemia que transitamos, así como a los criterios de organismos internacionales sobre derechos humanos, siendo precisamente inexplicable que un Organismo Nacional cuya calidad moral sirve como base para su defensa de los derechos humanos de sus ciudadanos y ciudadanas sea autor de este tipo de hechos".

"Aunado a lo anterior, consideramos que estos despidos ponen en evidencia una serie de violaciones a los derechos laborales y constituyen el desmantelamiento de las acciones de promoción, orientación y asesoría que la CNDH debe realizar frente a las violaciones a los derechos humanos de las poblaciones LGBTTTIQ+, de las personas trabajadoras sexuales, con VIH, y en contra la criminalización del VIH".

Con base en estos señalamientos, esta agrupación y otras más fijan su postura: "Reprobamos estos hechos que atentan de manera significativa en contra de los derechos obtenidos por las causas que hemos enarbolado a lo largo de nuestras trayectorias y trabajo desarrollado por años, pero además, solicitamos de manera inmediata y prioritaria que los despidos realizados queden sin efectos en tanto que son espacios destinados a la defensa de la diversidad y los problemas que las aquejan".

Igualmente, exigen la renuncia de Luis Raúl Albores Morales al frente de este programa, "por su desempeño cuestionable en la atención de las quejas de las personas con VIH y por violentar los derechos laborales de sus propios compañeros y compañera, dado que quienes ostentan un cargo en la CNDH, deben promover acciones en favor de la progresividad de derechos y no violentar los mismos".