Municipios

Protestan en Orizaba dueños de bares y cantinas, piden reapertura de negocios

junio 02, 2020

Orizaba, Ver.– La necesidad económica en medio de una creciente de contagios por Covid-19 y la prolongación de las restricciones sanitarias movilizaron a los dueños de bares y cantinas de esta ciudad, ellos, exigen, reabrir sus negocios, cuando en Orizaba se registran, hasta este lunes, 37 pacientes y dos muertos por la pandemia; el gobierno municipal los atendió, pero no hay fecha de reapertura.

Esta protesta se suma a las que en las pasadas cuatro semanas realizaron tanto, meseros, mariachis, comerciantes de los mercados de la ciudad y, la petición es la misma: reabrir sus negocios porque la crisis ya es insoportable. Su queja la basan en los 77 días que no laboran que desde cerraron sus negocios, "a la fecha ya se generó una crisis económica muy fuerte en el sector y en las familias que dependen de la actividad", según dieron a conocer.

Pero hay otro punto que igual expusieron a la autoridad municipal: el funcionamiento de bares clandestinos a los que no se les clausura. Todos sabemos en donde trabajan y en que horarios y la misma autoridad no actúa, pero a nosotros, los establecidos y que cumplimos con nuestras obligaciones fiscales nos perjudican sobremanera.

De hecho, Irving Linares y Mario Gallardo, en representación del restos de los propietarios de bares, dieron a conocer que el cierre de bares y cantinas, perjudica no sólo a su economía sino igual a otros actores que intervienen en el trabajo diario, "hay boleros de calzado, vendedores de frituras, canasteras entre otros más que desde hace 77 días se quedaron sin trabajo, por eso es urgente que se levante la veda y con ello podamos a regresar a nuestras actividades diarias porque la situación económica ya es insostenible".

Incluso se declaran dispuestos a loa imposición de restricciones con tal de abrir sus negocios, queremos trabajar ya sea con un límite de personas, así como un determinado número de mesas, no pedimos que nos dejen abrir para vender cerveza, ya queremos empezar a laborar.

Pero en medio de estas protestas, el alcalde Igor Rojí, en coordinación con el comité municipal de protección civil, ordenó que la cuarentena, se amplíe todo este mes que recién inicia, de hecho, el regidor Francisco José Aguilar Ramírez confirmó las medidas ordenadas en marzo pasado, "seguirán vigentes es decir el cierre de bares, antros, cantinas, gimnasios y de ahí en fuera todos los demás comercio siguen laborando de manera normal, pero con el cerco sanitario que hay en el centro de la ciudad".

La determinación alcanza a los parques y áreas públicas municipales que igual permanecen cerradas y las medidas de higiene se mantienen en el primer cuadro de la ciudad y en medida que avancen los días y el número de casos, "se harán evaluaciones para determinar si se levanta o no la cuarentena; probablemente en unos 15 días nos reunamos y de acuerdo al número de contagio y casos sospechosos se tomarán nuevas determinaciones, si vemos que la curva desciende pudiera ser que el día 15 de este mes se regresará a lo que sería la nueva normalidad".