Política

FALANGES: Sobre la tendencia neonacional

junio 01, 2020

lmaury_cruz@hotmail.com

¿Cuál es la tendencia de la política en lo global y cuál es su contexto? La tendencia son los patrones comunes que presentan los fenómenos de una misma clase que están determinadas por circunstancias de tiempo, modo y lugar.

Los Estados en los actuales tiempos, en los modos de hacer política y en todo el Globo, se determinan/influyen por la tripolaridad conformada por las potencias que hoy son Rusia, China y EEUU, que se presentan en una guerra multidimensional, con impacto global.

En la actualidad las armas supersónicas de Rusia y China desplazan a EEUU a un tercer lugar, el fracaso de EEUU ante la guerra comercial con China hace que los analistas del Pentágono reconocan la inviabilidad de una guerra con el dragón asiático. La quiebra de las petroleras estadounidense es el saldo negativo de la guerra con Rusia que libra EEUU.

Hoy la guerra también es farmacéutica, es por las vacunas del COVID-19, quien la gane le dará supremacía tecnológica y un poder geopolítico similar a la bomba atómica, podrá generar la recuperación económica mediante la producción médica, tanto propia como de sus aliados.

Sin embargo, la realidad no es neoliberal, la tripolaridad marca el sendero neonacional, se reconfiguran los bloques regionales en materia política, económica y militar; en la zona Asía-Pacifico sin EEUU; se reconfigura la Unión Europea: sale de ella Reino Unido; se reforma la realidad regional de América del Norte con EEUU a la cabeza; Medio Oriente con la influencia de Rusia y China ve renacer a Irán como potencia regional. La zona limítrofe entre Europa y Asia ve resurgir a Turquía con alianzas con Rusia, Irán y China, siendo un frente a la OTAN. La disminución de la influencia de EEUU en América Latina se evidenciada con la llegada de de buques cisterna con gasolina Iraní a Venezuela y la inminente construcción de trenes chinos en México que serán los más moderno de América.

Hay movimientos masivos de migración hacia EEUU y la Unión Europea, auspiciados por los grupos del ala de la globalización financiera neoliberal explotando necesidades de pueblos marginados. Hay tendencias separatistas en EEUU, Reino Unido, España y México, también auspiciadas o efectos de los interés de trasnacionales, de las élites globalistas.

Las crisis de las instituciones internacionales y la idea de un gobierno global se desdibuja. Trump amenaza con dejar la OMS, no todos los países aceptan como árbitro a la OMS en plena pandemia, los acuerdos internacionales emanados del neoliberalismo cada vez son más débiles; ya antes los Acuerdos Paris y Tokio estaban en crisis, pues la falta de consenso sobre el calentamiento global es una realidad.

La estructura financiera global de neoliberalismo está en colapso, no todos los Estados, aun con la crisis del COVID-19, han solicitado rescates económicos como México. Warrent Buffett vendió sus acciones de Goldman Sach. Las críticas al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial, al Banco Interamericano de Desarrollo cada vez son más severas y las calificadoras cada vez son más desoídas dentro y fuera de sus países de origen.

Las quiebras de empresas emblemas en países como: Francia, Alemania, Italia lleva a sus gobiernos a ponderan la nacionalización de las mismas, rechazando el rescate financiero en términos neoliberales.

Los Estados y los bloques regionales requieren políticas de seguridad energética orientadas hacia la autarquía, países como México requieren políticas energéticas neonacionales, no neoliberales, siendo contrapesos al interior de sus bloques regionales.

Es notorio que hoy los Estados se reconfiguran y el mundo tiene una tendencia neonacional. En un contexto de: 1) Una guerra multidimensional: los integrantes de la tripolaridad, y 2) La discusión política es entre neonacionales vs globalistas financieros neoliberales. En occidente, en EEUU y la Unión Europea cada vez queda atrás el proyecto neoliberal.

Esta tendencia y el contexto político en México no se entiende cabalmente, pero se sufren sus efectos. La tendencia nacional en México se da en una polarización política, en la evidente pobreza que abarca al 50% de la población, en las crisis económica, sanitaria y social, aunada a la tardante aplicación, y en algunos casos, en la nula aplicación del estado de derecho; esto sólo agudiza la ingobernabilidad.

La tendencia neonacional requiere de la aplicación de la norma. Se empieza a ver esto en materia tributaria, en los casos de cobro de créditos fiscales que están en vía de pago de empresas icónicas como: FEMSA y WalMart. Es obvio, se asoma los embargos, aunque algunos les llamen terrorismo fiscal, que es simple estado de derecho como ocurre en EEUU; quien debe, que pague.

La tendencia neoliberal, liberalista está en debacle y extinción. Es ilusorio e irresponsable ceñirse al modelo financiero, económico y político neoliberal. Los cadáveres se entierran, se toma sus legados y aprendizajes que tendrán que ser sopesados, algunos irán al deban de los cachivaches y muy pocos serán reutilizados con modificaciones y subordinados a las nuevas realidades.

Cada bando defiende sus propios intereses y usan sus propagandas. Hay pseudo intelectuales que no generan, ni desarrollan teorías en materia económica, social y política, simples maquinadores de teorías pre-construidas, trabajo importante, pero de poca monta para el reto actual de la conformación de un Estado neonacional; en otros casos son simples defensores del status quo y de sus privilegios, algunos de ellos muy bien pagados y gobernados desde Nueva York y Washington. Siendo esto tan obvio, pocos lo ven y menos aún lo comprenden. En fin ¿usted qué piensa?...