Política

Decenas de miles protestan en España por mal manejo de la pandemia

mayo 23, 2020

Madrid, España.- Convocados por el partido de extrema derecha Vox, decenas de miles de personas expresaron en diversas ciudades españoles su malestar y hartazgo con el gobierno presidido por el socialista Pedro Sánchez, al que señalan como el principal responsable de la "errática" gestión pública durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19. En medio de les medidas de confinamiento y cuarentena, la protesta la llevaron a cabo desde sus vehículos particulares, ya sean coches, camionetas, motos o bicicletas, en las que desplegaron sus banderas de España y carteles en los que se exigía la "dimisión" del mandatario.

Con las calles incendiadas en Madrid, Valencia, Barcelona y León -donde se registraron las manifestaciones más multitudinarias-, el Ejecutivo ibérico compareció ante los medios de comunicación para hacer tres anuncios importantes en el proceso de la "desescalada" hacia la nueva normalidad: la autorización para que puedan viajar de nuevo a España turistas internacionales, a partir de julio; la autorización de dar paseos y hacer deporte en grupo de hasta diez personas a partir del lunes -algo prohibido y penalizado con multas de hasta 60 mil euros desde el pasado 14 de marzo- y que se reanudará la liga de futbol profesional a partir del próximo 8 de junio.

Desde las calles, ataviados con banderas, con sus coches de lujo y con un discurso incendiario y extremo, miles de personas se congregaron para tocar sin parar el claxon durante horas y reclamar, una vez más y como vienen haciendo desde hace más de diez días, la dimisión del gobierno. Tanto el partido Vox como los ciudadanos que han liderado las protestas acusan al Ejecutivo de ser el responsable de una "gestión nefasta y errática" que ha dejado casi 30 mil fallecidos y que ha convertido a España a uno de los países con mayor tasa de mortalidad por cada cien mil habitantes y con el mayor porcentaje de personal sanitario infectado con el Covid-19, en su mayoría por la falta de material adecuado para hacer su trabajo.

En Madrid se concentraron miles de vehículos, en la mayoría de los casos con sus pasajeros ataviados con mascarillas y banderas españoles. También con carteles en los que se pedía la "dimisión" de Pedro Sánchez y se acusaba a él y a su vicepresidente segundo y líder de la formación Unidas Podemos (UP) de "asesinos".

El líder de Vox, Santiago Abascal, que abandera un discurso neofascista y que actualmente es la tercera fuerza política con cuatro millones de de votos, sólo detrás del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del Partido Popular (PP), anunció que seguirán adelante con sus querellas criminales contra el conjunto del gobierno, al que responsabilizan de una buena parte de los 30 mil fallecidos en el país desde el inicio de la pandemia.

La manifestación antifascistas que convocaron algunas organizaciones de izquierda para hacer frente a la protesta de la extrema derecha congregó a unas 15 personas en la Puerta del Sol, sin que se produjeran incidentes.