Sociedad y Justicia

Comunidad LGBTTTI, vulnerable en el estado

mayo 17, 2020

Orizaba, Ver.- Las estadísticas de crímenes de odio, agresiones, discriminación, falta de atención médica y reconocimiento legal con una nueva identidad sexual demuestran que la comunidad lésbico-gay sigue en retroceso y es altamente vulnerable en Veracruz. Hoy en el "Día Internacional Contra la Homofobia, Bifobia, Lesbofobia, Interfobia y Transfobia" activistas rompen el silencio y demandan respeto a sus derechos, porque cumplen con sus obligaciones.

En México, dice Carolina Déctor, activista de la comunidad lésbico-gay en la región Altas Montañas, "asistimos a una creciente visibilidad de las diversas identidades sexuales y de género. Gays y lesbianas, hombres y mujeres bisexuales, personas travestis, transexuales, transgénero e intersexuales nos hemos hecho cada vez más visibles dispuestas y dispuestos a ejercer todos los derechos que nuestra Constitución reconoce y garantiza".

Gracias a esta mayor visibilidad pública "y a nuestra determinación de asumirnos como ciudadanas y ciudadanos con plenos derechos es que se ha logrado avanzar, en lo que va del presente siglo, en la ampliación y reconocimiento de derechos relacionados a la orientación sexual y a la identidad y expresión de género".

Sin embargo, "el conjunto de estigmas, prejuicios y estereotipos englobados en la palabra homofobia se erigen como barreras que obstaculizan el ejercicio de derechos, la práctica de libertades y el acceso a la justicia. La homofobia coloca a las personas estigmatizadas en desventajas sociales frente a las oportunidades de desarrollo. Su fuerza es tal que deriva en la restricción y la cancelación de derechos. Derechos que son puestos en duda y constantemente vulnerados por quienes desde el prejuicio y la intolerancia pretenden establecer jerarquías inadmisibles de valoración y trato diferenciado hacia las personas tan sólo por su orientación sexual e identidad y expresión de género".

La sociedad no termina por aceptar la visibilidad pública de la diversidad sexual, pero lo que más desconcierta y lacera es que desde los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, teniendo la obligación de promover, garantizar y proteger los derechos humanos se sostenga la discriminación, y el tema de derechos humanos solo quede en un discurso hueco en el papel, sostuvo.

De acuerdo con el informe de gobierno 2019, "Veracruz ocupa el primer lugar a nivel nacional en crímenes de odio por homofobia, el año pasado hubo 32 y de enero 2020 a la fecha ya son 11, sin que hasta el momento se haya resuelto uno solo de los casos; igual, ocupa el primer lugar en infecciones por VIH, afectando principalmente mujeres ama de casa, pero también afecta a la población Lgbttti.

La escasez de los tratamientos retrovirales, la falta de Lineamientos del Insabi para este sector de la población origina que ante la pandemia existente por Covid-19, queden en un estado de alta vulnerabilidad, pues en empresas privadas no se les ha permitido confinarse en casa para evitar infectarse por Covid-19.

La falta de políticas públicas transversales en el ámbito laboral ha dejado desprotegida a la población Lgbttti muchos años antes de la cuarentena. En el aspecto de educación, el acoso o bullying por homofobia en Veracruz es cada día más frecuente en los centros escolares, lo que ha originado la deserción escolar y el suicidio por orientación sexual e identidad de género entre los adolescentes.

Promover un amparo para tener el derecho de acceder a formar una familia homoparental, además de ser oneroso para las personas, pone en plena desventaja a la población Lgbttti y es, doblemente discriminatoria como lo ha determinado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), primero por orientación sexual e identidad de género y dos, por coartar el derecho a formar una familia.

La falta de una ley de "Identidad de Sexo Genérica", para las personas trans en el Estado de Veracruz problematiza su situación legal ante el Registro Civil por no resguardar las actas primigenias, "la discriminación de las disidencias sexuales al interior de las instituciones va en incremento originando un ambiente hostil con elevada violencia psicológica y verbal. La violencia incrementada del odio introyectado por el discurso de odio por los grupos anti derechos originando los crímenes de odio antes mencionados".

Por ello, "y con fundamento a las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Interamericana de derechos humanos, la Constitución Política los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal Contra la Discriminación, la Ley 864 del Estado de Veracruz contra la Discriminación, el Código Penal Federal, el Código Penal Estatal en su artículo 144 donde se tipifica la penalización por crímenes por orientación sexual, el Protocolo de Atención a la Población Lgbttti del SSA, Protocolo de Atención la Población Lgbttti de la Secretaria de Seguridad Pública: la Coalición Estatal Lgbttti a toda la cadena del aparato de justicia el cumplimiento de protocolos de investigación, de resguardo de evidencia y de cadena de custodia de personas imputadas, el respeto a las orientaciones sexuales, las expresiones de género y/o las identidades de género. Si jueces y fiscales tienen los mismos prejuicios que los criminales entonces, ¿qué justicia puede esperarse?".

También "denunciamos que las investigaciones de asesinatos de personas de la diversidad sexual y de género son prejuiciadas y sesgadas por hipótesis que justifican y revictimizan a las personas asesinadas; exigimos la visibilización de estos asesinatos para lo cual, sus nombres sean enunciados con dignidad y respetando su identidad sexo genérica".

Igualmente "denunciamos las violaciones a los protocolos de trato digno por las fuerzas de seguridad del estado a lo largo de todas las etapas de la custodia policial que derivan tratos humillantes, extorsiones y demanda de favores sexuales, así como el uso excesivo de la fuerza pública; denunciamos, también, la falta de tratamientos retrovirales para personas portadoras de VIH y exigimos su inmediata regularización en el suministro.

"Exigimos el reconocimiento jurídico de la identidad de género a nivel nacional y en el estado de Veracruz a favor de las personas trans, así como el derecho al trabajo, la salud, la educación; exigimos a los funcionarios públicos que, en el ejercicio de su libertad de expresión, sus discursos eviten afirmar o propagar estereotipos negativos o discriminatorios que perpetúen expresiones estigmatizantes e intolerantes por lo que tienen no solo de abstenerse a ello, si no que tienen la obligación de participar en la construcción de un clima de tolerancia y respeto para una igualdad sustantiva desde una cultura de paz y derechos humanos desde el sistema educativo veracruzano".

Finalmente "exigimos la capacitación constante y continua del funcionariado público con perspectiva de derechos humanos con pleno respeto y tolerancia a la diversidad sexual y además que se legisle a favor de la unión de personas del mismo sexo para que accedan a conformar una familia con todas las garantías y derechos legales previstos en la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos. No somos seres humanos de segunda".