Política

Acusan al Hospital Comunitario de Tonalapa de maltrato y discriminación a pacientes indígenas

mayo 14, 2020

El presidente del Comité en Defensa del Río Huazuntlán, Dámaso González Luis, denunció al personal del Hospital Comunitario de Tonalapa del municipio de Mecayapan, por maltrato y discriminación a sus pacientes popolucas y nahuas de la sierra de Santa Marta, al sur de Veracruz.

Ellos, en situaciones normales, acuden a dicho nosocomio, donde en muchas ocasiones no hay médicos suficientes y de ordinario deben comprar sus propios medicamentos; si son de escasos recursos, incluso, el servicio a la salud les es negado. Ante la pandemia provocada por el coronavirus, esto se ha visto agudizado, toda vez que a la población se le está negando la atención, no sólo a la gente que llega con síntomas de Covid-19 sino también ante cualquier enfermedad, señaló.

Al hospital mencionado llegan los indígenas popolucas y nahuas de los municipios de Soteapan, Macaya, Tatahuicapan, Pajapan, es gente muy pobre, viven en la sierra de Santa Marta donde no hay empleo; imposible que puedan tener recursos para atenderse con un médico particular, dijo.

Para llegar al hospital algunos hacen hasta dos horas y media de antesala, y los reciben continuamente con un mal servicio, un servicio de mala calidad; cuando llegan los pacientes, los regañan y los tratan mal; a veces los médicos no entienden la lengua materna de los pacientes y no hay traductores, aseguró.

El derecho a la salud se diluye en la zona sur del estado de Veracruz: "Sin dinero no te curas", afirma González Luis, porque en el hospital a la mayoría de los pacientes que llegan les dicen que no hay medicamento, le hacen su receta y los mandan a comprar a una farmacia; incluso, "mi esposa padece asma y recientemente nos dijeron que teníamos que comprar un aparato, medicamentos y suero y este ni siquiera se lo aplicaron porque no lo requería", relató.

A muchos pacientes les hacen comprar el medicamento pero a veces no lo aplican y el servicio del hospital está muy mal, dijo; "pedimos sólo lo que prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en campaña vino a estas tierras y dijo que si él llegara al gobierno vería esta situación porque percibía la necesidad de estos pueblos", dijo; sin embargo, continuó, "a la fecha ni el gobierno federal, ni el del estado, han hecho nada; en febrero, el secretario de salud, Roberto Ramos Alor, se comprometió a ver este problema y hasta hoy no hay resultado, y la angustia crece para los pobladores porque esta situación puede ser peor si el coronavirus llega a nuestras comunidades".

Así, mediante un oficio, los pobladores de la sierra de Santa Marta señalan que, como pueblos indígenas, tienen preocupación ante la pandemia que azota al mundo: "el Covid-19 y la situación que prevalece en nuestras comunidades; la pobreza y la pobreza extrema, la desnutrición y la mala alimentación, el desempleo y los bajos salarios, muchos jornaleros agrícolas que migran a otros estados buscando fuentes de empleo son condiciones que nos vuelven vulnerables ante las enfermedades y hoy ante la pandemia del coronavirus. A todo esto, sumamos que no contamos con un sistema de salud que responda a las necesidades de nuestros pueblos".

Cierre de hoteles se mantiene

El cierre de hoteles en la zona turística Veracruz-Boca del Río permanece, y aún no hay una fecha estimada para iniciar labores, indicó el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles, Santiago Caramés .

"Estamos con hoteles en cierre temporal, aproximadamente 30 hoteles, los que están abiertos están trabajando con ocupación aproximada del 5 por ciento, esperamos que para junio ya suba un poquito la ocupación pero estamos en espera de lo que digan las autoridades", comentó.

Sólo permanecen abiertos los hoteles que dan servicio a empresas con actividades esenciales y deben cumplir con todas las medidas sanitarias.

Afirmó que la pérdida por el cierre de hoteles ha sido millonaria durante este tiempo.

"En algunos hoteles ya va para dos meses, otros hoteles cerraron a principios de este mes pero hay muchos que a finales de marzo estaban cerrando sus puertas, más o menos calculamos que dejaron de ingresar 500 millones de pesos", afirmó.

Reactivación podría 
tardar 6 meses: IP

Los empresarios deberán fortalecer los mecanismos tecnológicos para mantener sus negocios a flote, o incluso buscar créditos mientras la cuarentena en Veracruz se alarga debido al aumento de contagios por el nuevo coronavirus.

Con el anuncio del gobierno federal sobre las medidas para el regreso "a la nueva normalidad", los empresarios no vislumbran la posibilidad de que en Veracruz se puedan retomar rápidamente las actividades debido a que el pico de contagios aún no llega.

Entrevistados de manera independiente, la presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Costa Esmeralda, Gloria Luz Santiago González y el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Xalapa, Bernardo Martínez Ríos, indicaron que podría tomar hasta seis meses más para que en Veracruz las actividades se reanuden.

La presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Costa Esmeralda, Gloria Luz Santiago González, consideró que en esta zona bien se podría comenzar a retornar a las actividades debido a que no tienen casos de coronavirus.

No obstante, dijo que de nada servirá porque mientras en otros municipios y estados se mantenga la cuarentena y medidas de prevención, no habrá turismo.

Apoyo psicológico de la UV

La red de apoyo psicológico encabezada por maestros de la Universidad Veracruzana continúa dando este tipo de ayuda, sobre todo por tristeza, ansiedad y angustia ante la cuarentena impuesta para evitar contagios de Covid-19.

"Tuvimos bastante demanda de servicio los primeros días de la contingencia, identificamos que después del periodo de Semana Santa bajó la demanda de servicio y precisamente el 10 de mayo, el Día de las Madres, hubo un repunte", afirmó Isaac Echazarreta Nieves, integrante del Programa de Apoyo Psicológico y Primeros auxilios de la Universidad Veracruzana

En promedio hubo, tras Semana Santa, entre tres y cuatro solicitudes diarias, sin embargo, se llegó a incrementar hasta 8 solicitudes, mismas que se han mantenido.

"Creo que hay un componente emocional importante ahí (...) en general tenemos manifestaciones de estrés o problemas de estrés acumulado, generalmente angustia, ansiedad y tristeza, lo que muchas personas describen como depresión, pero prácticamente lo podríamos asociar con estado anímico de tristeza", afirmó.