Política

Madres de desaparecidos cambian fiesta por llanto y búsqueda; nada que celebrar

mayo 11, 2020

"Mis entrañas gritan ¿dónde estás?" Este grito no ha encontrado respuesta. Las madres de desaparecidos, algunas desde hace años y otras recientemente, buscan a sus hijos sin un resultado para dar con el paradero de sus seres queridos. Ayer, en el Día de las Madres, acusaron que la pandemia del Covid-19 sirvió para parar la búsqueda por parte de las instancias del gobierno estatal y la Fiscalía del Estado y así justificar su falta de responsabilidad y estrategia para encontrar a los desaparecidos del estado de Veracruz.

"10 de mayo madres de desaparecidos cambian fiesta, pastel y abrazos, por llanto y búsqueda por predios y tierra. Porque una madre nunca olvida", se leía en una cartulina que portaba una madre que se manifestó ayer frente a Palacio de Gobierno.

Así, las madres de diversos colectivos señalaron que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, la encargada de despacho Verónica Hernández Giadáns, la encargada de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Brenda Cerón Chagoya, y la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, Lorena Mendoza Sánchez, no han dado respuesta y algunas madres ya tienen 10 años sin saber el paradero de sus hijos e hijas.

La búsqueda no puede parar

Las madres veracruzanas se unieron a la novena marcha por la dignidad, porque el país vive esta contingencia de la mano de otra gravísima emergencia, las más de 61 mil personas desaparecidas, los más de 37 mil cuerpos sin identificar y una dinámica de desaparición que sigue a diario.

Señalan que para lograr su pronta localización, la verdad y la justicia, es necesario: Intensificar la revisión de expedientes y análisis de contexto; los diversos procesos de armonización legislativa nacional y local; la implementación de la ley general en los estados; que continúe la construcción del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense y que se garantice una efectiva búsqueda inmediata.

Asimismo insisten que "el corazón de nuestra lucha ha sido la exigencia de buscar a las personas desaparecidas y hoy, desde nuestras distintas trincheras, dentro y fuera del país, unidas y unidos caminando de otras maneras, seguiremos alzando la voz. La búsqueda no puede parar".

Mis entrañas gritan ¿dónde estás?

Guillermo Muñoz, desapareció el 16 de noviembre de 2011, junto con el sobrino de Amadeo Flores Espinosa, quien en ese momento estaba como Procurador del Estado, "al sobrino, a Arturo, lo regresaron pero a mi hijo Guillermo Muñoz Roa no. Cuando yo hablé con Amadeo, me respondió: "Yo solo cuido a mi familia, los demás no me importan", dijo María Antonieta.

"Mis ojos te buscan en mi pensamiento, buscando un lugar dónde encontrarte se han ido nublado de tantas lágrimas derramadas, mis pies dando pasos apresurados por encontrarte se han ido haciendo más lentos. Mi esperanza por encontrarte a pesar de todo lo que pueda ir sintiendo mi cuerpo sigue viva, no dejaré de hacerlo mientras tenga vida", refirió María Antonieta, a ocho años seis meses de la desaparición de su hijo.

"Sé que tú vas a mi lado, sabes mi andar. Escuchas mi voz llamándote y mi grito de exigencia. Nunca me cansaré aunque mis fuerzas se acabasen. Vendrá mi Señor a levantarme como tantas veces y las manos de mis compañeras que siempre caminamos juntas luchando por ustedes, y mis amigos solidarios que están dispuestos ayudar. Mientras tenga vida tú estás aquí, nunca dejaré de buscarte, nunca dudes. Mis entrañas gritan dónde estás".

Que búsqueda de desaparecidos sea actividad esencial, exigen

Integrantes del colectivo de familiares en búsqueda de personas desaparecidas María Herrera Poza Rica, exigen a las autoridades federales y estatales acabar con el burocratismo que mantiene detenidos los procesos para localizar a sus víctimas.

Maricel Torres Melo comentó que la contingencia sanitaria actual ha demostrado que las autoridades pueden cerrar calles y poner retenes, y eso es lo que solicitan se realice cuando una persona desaparece.

Ante la crisis que se registra en el país, donde existen más de 61 mil personas desaparecidas y más de 37 mil cuerpos sin identificar, las integrantes del colectivo hicieron un llamado para que la búsqueda y la investigación que lleve a la localización de personas desaparecidas sea declarada una actividad esencial en todo el país.

En el marco de la conmemoración del Día de las Madres y al pie del llamado "Árbol de la Esperanza", exigieron al Estado mexicano se garantice la búsqueda inmediata de desaparecidos, que la Fiscalía General de la República (FGR), en la unidad de Investigación de Desaparición Forzada y las fiscalías estatales intensifiquen la revisión de expedientes y análisis de contexto y que fortalezcan las bases de datos.

De igual forma piden el mapeo geográfico de fosas y hallazgos para establecer rutas de búsqueda, así como la confronta de perfiles con hallazgos estatales y nacionales. Exigieron también avanzar en la implementación de la Ley General de Desaparición en los estados, haciendo un llamado a que la Comisión Nacional de Búsqueda y las comisiones estatales avancen en los diversos procesos de armonización legislativa.

Pidieron además que se presente a la brevedad el registro nacional de personas desaparecidas y que se resuelvan las condiciones para el funcionamiento del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense.

"Nada que celebrar"

El coronavirus agudiza la lentitud de las instituciones en la búsqueda de desaparecidos. No hay nada que celebrar, reprocha el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en la conmemoración del 10 de mayo.

En un comunicado, la agrupación destaca al sufrimiento por que el atraviesan cientos de mujeres este día, "nuevamente este 10 de mayo nos movilizamos a nivel mundial, madres y familiares de personas desaparecidas en México. En medio de la emergencia sanitaria, no dejaremos de sumar nuestras voces. Nos pronunciamos desde cada rincón del país, para seguir exigiendo el regreso a casa de todas las personas desaparecidas, verdad, justicia y garantía de no repetición.

La priorización de las medidas para contener la pandemia "no puede dejar de lado la importancia de continuar la búsqueda para regresar a casa a todas nuestras personas desaparecidas, por lo que la búsqueda e investigación que lleve a la localización de personas desaparecidas, debe ser declarada una actividad esencial en todo el país.

"Entendemos la búsqueda como las diversas acciones necesarias para lograr su pronta localización, la verdad y la justicia.

Otra de las peticiones es que la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Comisiones Estatales y Congresos locales avancen en los diversos procesos de armonización legislativa nacional y local y presenten a la brevedad la base de datos y metodología del Registro Nacional de Personas desaparecidas.

Estas exigencias deben cumplirse con un enfoque de derechos humanos, con la participación real y efectiva de las familias, la debida coordinación interinstitucional y la disponibilidad de todos recursos necesarios. Esta crisis sanitaria remarca los graves problemas de inequidad, desigualdad e injusticia social expresados en la violación a los derechos sociales y otros. Estamos llamados a sumar esfuerzos para transformar esta realidad hacia la construcción de un mundo con justicia y dignidad para todas y todos, en el que no exista más la desaparición de personas.

Así, en medio de esta pandemia por el Covid-19, "nos hemos mantenido organizadas, y en este día tan significativo, nos movilizamos para reiterar nuestras exigencias, así como lo hemos hecho desde hace nueve años cuando las organizaciones de familiares y ONGs del norte del país, nos convocaron a marchar por la presentación de nuestros seres queridos".

Más notas de Norma Trujillo Báez, Édgar Escamilla y Fernando Inés Carmona