Política

Gracias al personal de salud (Honrar, honra)

abril 27, 2020

La sabiduría popular dicta que en la vida cosechamos lo que sembramos. La experiencia que vivimos en estos momentos nos deja una gran enseñanza porque existe la necesidad de quedarnos en casa y guardar la sana distancia para protegernos y proteger a los demás ante la pandemia del Covid-19.

Quienes están más expuestos son el personal de salud que por su profesión deben mantenerse firmes y fuertes ante los riesgos sanitarios, tomando las debidas precauciones y asumiendo su responsabilidad con heroísmo. Sabemos que exponen su vida y la de su familia, pero se mantienen en la primera línea de defensa por amor a lo que hacen.

Por desgracia hemos visto que muchas personas les agreden por ignorancia y miedo a través de actos de violencia o discriminación, lanzándoles agua o cloro, impidiéndoles subir a los autobuses o taxis, lanzándoles piedras e insultándoles porque creen que son portadores del virus.

Hace unos días detuvieron a dos presuntos agresores de una enfermera, siendo los primeros en el país a quienes se les acusa por tentativa de homicidio y discriminación, por lo que la titular de la Fiscalía de la Ciudad de México declaró que no habrá impunidad ante este tipo de agresiones; sin duda llegará el momento que todas esas personas que les agreden reciban su merecido y se haga justicia.

La Organización de las Naciones Unidas en México llama a toda la población a respetar el trabajo de los profesionales de la salud y condena cualquier expresión de odio, intolerancia, estigmatización y discriminación en contra de quienes hoy están en la primera línea de respuesta a la pandemia. Destaca que 79% del personal de enfermería y 39% de las profesionales de la medicina son mujeres.

La ONU declara: "Es central garantizar su seguridad y las condiciones para que puedan desarrollar su trabajo, así como incluir la perspectiva de género en las medidas de prevención, respuesta y recuperación de toda la población, en particular, los trabajadores de salud".

El IMSS, por su parte, ha solicitado protección de la Guardia Nacional en sus hospitales; hay quienes les brindan transporte privado o les ofrecen habitaciones de hoteles para no trasladarse y estar en riesgo. Por fortuna, son muchas más personas que les reconocen con alimentos o música, les aplauden en centros comerciales y les apoyan con respeto en las calles.

Los mexicanos somos un pueblo solidario y generoso, hoy debemos aplaudir a los profesionales de la salud porque son seres que merecen toda nuestra gratitud, porque siembran amor y deben cosechar amor a través del respaldo íntegro a su familia. Urge garantizarles mejores condiciones de vida, salarios justos y bienestar.

Honrar, honra y es tiempo de darles el lugar que les corresponde.

Dice el poeta colombiano Álvaro Mutis: "Cuando la gratitud es tan absoluta las palabras sobran".