Política

Descontrol en reinicio de clases a distancia

abril 21, 2020

Hay más preocupación por llevar de comer que por revisar la tarea a los hijos: docentes

Poza Rica, Ver.- Las estrategias para retomar el ciclo escolar a través de educación a distancia resultaron caóticas para padres de familia y maestros ante la falta de una plataforma estandarizada y efectiva para la transmisión de las actividades.

Este lunes de regreso a clases las aulas lucieron vacías, mientras que los hogares se convirtieron en improvisados salones en los que se debía cumplir con un horario, pero no se contaba con lo necesario para ello.

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, anunció el programa "Aprende en Casa" a través del cual se podría recuperar el ciclo escolar, afectado por la cuarentena para evitar contagios con coronavirus SARS-CoV-2. Para tal efecto se dispuso de la señal de televisión de los canales Once TV del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Ingenio TV y TV Unam; sin embargo, no en todos los hogares fue posible sintonizarlos.

La mañana del lunes los grupos de WhatsApp de cada grupo escolar de nivel preescolar y de educación básica se convirtieron en la principal vía de comunicación, en los que los padres de familia solicitaban instrucciones de cómo acceder a los programas de televisión para cumplir con las actividades de sus hijos.

En la programación dictada por la SEP, el nivel preescolar debía estar atentos a la televisión en horario de siete a nueve de la mañana, un horario fuera de lo habitual para los estudiantes más pequeños si se toma en cuenta que las clases ordinarias inician regularmente a las 9 horas, lo que no fue del agrado de los padres de familia.

Pero el mayor problema se registró con los alumnos de primaria, ya que en diversas regiones no se lograron sintonizar los canales de televisión abierta a través de los cuales se transmitieron las clases, en un horario discontinuo.

Así por ejemplo, los alumnos de primero y segundo grado debían sintonizar la televisión de nueva a diez de la mañana y posteriormente de 12 a 13 horas, lo que se complica en el caso de las familias con más de un integrante en nivel primaria o secundaria.

El primer día se vivió un caos total, en el que ni siquiera los docentes sabían cómo apoyar a sus alumnos, porque muchos de ellos tampoco podían sintonizar los mencionados canales de televisión. Surgieron entonces algunos enlaces a publicaciones en Internet en los que se podía acceder a las clases, pero algunos de ellos fallaron por la saturación de tráfico, a lo que se añade también la necesidad de contar con datos móviles en teléfonos celulares o servicio de internet en los domicilios.

En el caso de Veracruz, a pesar de que el secretario Zenyazen Escobar García había anunciado la plataforma https://www.sev.gob.mx/clasesdesdecasa para acceder a contenidos educativos, estos no están alineados con la programación de la Secretaría de Educación Pública, con los que se evaluaran a los estudiantes.

Miles de niños, sin acceso a Internet

Ni la Internet, ni televisión, ni padres y ni madres van a sustituir la enseñanza que perdieron los estudiantes en estos dos meses y medio de aislamiento voluntario a causa del Covid-19, porque una gran mayoría de menores de edad, carecen de computadoras, y en otros casos los progenitores, sus estudios son mínimos para poderlos ayudarlos con las tareas en casa, coincidieron maestros y maestras de escuela primarias, secundarias y bachilleratos.

Los docentes entrevistados de los municipios de Misantla, San Rafael, Tecolutla, Xalapa, y Martínez de la Torre, afirmaron que estos días de aislamiento voluntario en casa, pusieron en evidencia ante los padres y madres de familia que hay niños, niñas y adolescentes que en el salón de clases no trabajan, ni atienden indicaciones.

Lo preocupante, coincidieron los maestros y maestras, son los alumnos y alumnas de sexto grado de primaria, los de tercer grado de secundaria, y los de preparatoria para irse a la universidad, porque se quedaron sin aprender en el aula el tercer, cuarto y quinto bloque de ciclo escolar 2019-2020.

Los docentes comentaron que hay progenitores más ocupados en conseguir recursos económicos para dar alimentación a sus hijos e hijas, y cuidarlos de contagio del coronavirus, que en revisarles tareas.

Lamentaron que aun cuando no hay clases en las escuelas, el sistema educativo les exige que entreguen reportes de las tareas que dejan a sus estudiantes, para verificar que los maestros y maestras sí atienden a sus estudiantes, sin embargo, apenas la mitad del salón entrega los pendientes.

La profesora de segundo, cuarto y sexto semestre de la escuela de bachilleres en Misantla, Nancy Aburto, explicó que en el caso específico de la materia de matemáticas, hay niños que se les "complica" entender.

"Estamos en clases y se les explica, una, dos, tres veces y les cuesta entenderle a las operaciones, pues ahora que están en casa solos, se les complica más. Son temas que ellos solos no comprenden, ni la Internet o la televisión les explica" indicó.

La profesora Nancy informó que algunos alumnos y alumnas aunque tienen computadora en su casa e Internet no hacen las actividades encargadas por los maestros en estos días de aislamiento, y otros más habitan en rancherías, donde la señal no llega.

"Me preocupan los alumnos de sexto semestre del bachillerato, porque siempre los preparamos con un curso de matemáticas, lectura, para que puedan ingresar a la universidad, pero si vamos a regresar el 1 de junio vamos a querer nivelarlos con los días perdidos, no nos va a dar tiempo", lamentó la maestra.

El profesor de escuela primaria de la comunidad de Puntilla Aldama, en el municipio de San Rafael, Guillermo Carreto Sosa, expuso que hay niños y niñas con progenitores que no estudiaron la secundaria o preparatoria, por lo tanto carecen de herramientas de conocimiento para ayudarles con las tareas.

El profesor comento que las clases concedidas por vía Internet, o Radio Televisión de Veracruz (RTV) dependen "mucho" de la capacidad y tiempo de los padres y madres para poder auxiliar a sus hijos con las actividades.

"Los aprendizajes no todos los alumnos van a poder tenerlos, en el caso de mi escuela sí hay Internet, pero hay comunidades muy marginadas que no tienen y los alumnos no han entregado tareas, aunque hay alumnos que sí tienen Internet pero no lo hacen", señaló.

El profesor comentó que tanto hay alumnos que ponen atención en las aulas y desarrollan los conocimientos con calificaciones de 9 y 10, como hay aquellos que no les interesa aprender, juegan, y desobedecen indicaciones.

"En estos días los papás se han dado cuenta del comportamiento de sus hijos, y me voy a arriesgar a decir que los padres se van a dar cuenta quienes son sus hijos. Muchos papás se han de estar dando topes de cabeza por no haber estudiado para ayudar a sus hijos con las tareas", afirmó el maestro.

Carreto Sosa consideró que este tiempo ayudará a que la sociedad en general valore la labor del docente que de lunes a viernes durante cuatro, cinco o seis horas atiende a un grupo con 35 niños y niñas, los cuales al final del ciclo escolar debieron aprender materias de español, matemáticas, biología, cívica, ética, historia y educación física.

Por su parte el profesor José Aburto Cisneros, de la escuela primaria "Benito Juárez García", de la comunidad El Ojite, municipio de San Rafael, señaló que hay una disparidad entre los estudiantes de zonas urbanas a los de comunidades rurales, porque los primeros tienen Internet, computadora y hasta teléfono celular, mientras que los segundos, algunos ni a luz llegan.

Además, señaló que hay padres y madres más preocupados por obtener ingresos para dar alimentos a sus hijos, y evitar que se contagien del Covid-19, que atender las tareas encargadas por los maestros

"Hay mucho papá, mucha jefa de familia, que están de verdad muy preocupados de cómo van a sobrevivir, qué van a hacer para darles de comer, que en hacer tareas, es una situación muy complicada, porque en nivel primaria hay contenidos que los niños no pueden entender con sólo escucharlo de la televisión, sino que se necesita la guía del maestro para que puedan aprender" señaló.

El profesor indicó que difícilmente se podrán reponer las clases que ya no tuvieron los niños en el salón, por ello hay maestros que seleccionan contenidos importantes y sintetizados para enseñarles, cuando regresen en junio a las aulas.

Aburto Cisneros expuso que en el último día de clases, en los inicios de la llegada del Covid-19, dijo a los papás y mamás "Aquí son 24 niños y niñas, nos vamos y son 24, lo más importante es su salud, cuídense, porque cuando regresemos a clases me gustará verlos a los 24, les dije a los papás que su seguridad es lo más importante, que en junio estén los 24 niños, que no nos falte nadie".