Política

COVID-19:600 muertos; Calderón: 600 mil

abril 19, 2020

Muy poco fue el escándalo que los medios masivos de comunicación-sobre todos los críticos o analista políticos- hicieron cuando el farsante expresidente Felipe Calderón vistió la cosaca militar y empuño el arma militar para acabar con el narcotráfico, a escasos días de haber usurpado el poder presidencial, producto de un fraude electoral, donde la maestra Elba Esther Gordillo se encargó de hablar con los gobernadores para consumar esa atrocidad, que aún nos cuesta mucho dinero y luego, con la epidemia de la influenza, lo llevó a elevar las deuda externa en cerca de diez mil millones de pesos, por eso estamos en condiciones desastrosas , por eso no tiene comparación 600 muertos de una pandemia a 600 mil mexicanos, sembrados en un cementerio clandestino nacional.

La llegada de un gobierno legítimo- más de treinta millones de votos en las elecciones del 2018-, tiene pasmados a los que habían constituido una auténtica mafia de poder, que es contra lo que se tiene que luchar hoy y más cuando el número de bandidos- hoy les duele que se les llame así, por aquello de la dignidad- sin embargo, el grueso de la población ya se dio cuenta donde esta el problema de México que es la corrupción e impunidad, pues en la medida que vayan pasado los días y se vuelva a la normalidad, saldrá a relucir más miasma a la que medianamente conocemos, pues esto no se acaba, hasta que no se llegue al fondo.

Es cierto que dentro del gobierno de López Obrador , - no podemos de pecar de ingenuos-se encuentran incrustados personas de no grato prestigio y que la riqueza que acumulan ,ni la pueden explicar y menos justificar, sin embargo, es lo que se tiene a la mano, pero pende la amenaza que no habrá impunidad, porque lo que estamos viendo es el comienzo de la transformación que reclama el país, de ahí que no se deben sentir del todo satisfechos, pero tienen ahora amarradas las manos, porque ya todo se difunde y cada día, será peor, por lo mismo, no creo que escapen., o a la justicia que está saliendo de su corruptela, o de la justicia divina.

Así es que, los bandidos de ayer, pero hoy en el gobierno de López Obrador, no están del todo tranquilos pero han de pensar dos veces en hacer negocios en los cargos que ocupan porque de entrada, el presidente está demostrando honestidad y honorabilidad en el cargo., pues con el solo hecho de retirar la partida secreta de presidencia y el estado mayor presidencial., habla mucho de la humildad para ejercer el cargo., de lo contrario, hubiera mantenido ese privilegio o bien usufrutuando esos recursos que ahí estaban, lo que acreditó que tenía vergüenza al servirle a un pueblo que raya en la pobreza o bien en la miseria.

La pandemia que nos puso de rodillas, ha descubierto la monstruosidad de la inequidad que vive el mundo ,- ya lo sabíamos y conocíamos- que en tanto el uno por ciento vive en la opulencia, el 99 por cierto raya en la miseria y además propicia que esa minoría se siga enriqueciendo, aprovechando la crisis, afortunadamente aquí no han hecho su agosto, porque el presidente, de entrada, estableció el apoyo abierto a los ancianos, a los discapacitados, a los jóvenes sembradores y a los becarios mediante derramas de económicas anticipadas y sobre todo, sin violentar el orden jurídico, ha hecho que los defraudadores fiscales que lucha porque exista la compensación, se queden con las ganas y tendrán que pagar los cerca de setecientos millones de impuestos que antes se les condonaban, de ahí la existencia de varios empresarios que presumen de que aparecen en la lista de Forbes, sin reparar que es fraude fiscal que se comete en el país.

De que la crisis económica amenaza seriamente a todos los países del mundo., no menos ciertos es que el país, la calificadoras se quedarán bailando , porque ahora la derrama económica irá a parar a los más pobres y los bandidos de siempre, seguirán viviendo en el bandidaje de la medianía, es decir, robando en los precios de los productos o en el peso de los mismos, pero no se alentará el endeudamiento y las grandes obras, como es el aeropuerto de Santa Lucia, el Tren Maya, o la refinería de dos Bocas, irán viento en popa, más aún las obras abandonadas por Peña Nieto se terminará y seguirán cayendo , bien por la justicia divina, o por la acción de la fiscalía general de la república, quienes medraron con la miseria del pueblo.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1