Política

Abastece con agua podrida el ayuntamiento de Jilotepec, acusan habitantes de La Loma

abril 07, 2020

Habitantes de la comunidad La Loma en el municipio de Jilotepec, que se encuentra sin servicio de agua potable desde hace 15 días, acusan que el agua repartida en pipas por disposición del ayuntamiento presidido por Sergio Fernández Lara, por la que, además, pagan 250 pesos por familia, huele a podrido.

Las familias de La Loma refieren que son personas de escasos recursos, dedicados unos a la siembra de café y maíz, y otros a la crianza de gallinas, borregos o vacas para su subsistencia, y hacen hincapié en que estos seres vivos también necesitan agua para beber.

Insistieron en que el líquido distribuido con las pipas "tiene un olor a podrido", así que no pueden utilizarla ni para lavar trastes, ropa o bañarse, y menos dársela a beber a los animales.

Los habitantes de La Loma informaron que anteriormente sus vecinos de la comunidad La Concha, también del municipio de Jilotepec, les permitían utilizar el agua potable que a ellos les llega por parte de las conducciones del gobierno de Veracruz, pero desde hace dos semanas les impidieron tomarla.

"Los de La Concha nos dejaban que agarráramos de su agua por las noches, era un acuerdo de vecinos, a ellos les llegaba de día, y a nosotros de noche, pero con la sequía y la poca agua que llega, los de La Concha ya no nos dejan agarrar agua", afirmó una mujer habitante de La Loma.

Refirieron que la comunidad de La Concha tiene agua potable desde hace 25 años, y los habitantes de Las Lomas, recibían agua también por parte del municipio de Tonayán, pero ese manantial se secó, y ya no hay agua.

"Cuando se secó el manantial de Tonayán, y vimos que pasaban los tubos para la Concha, se nos hizo fácil agarrar porque el agua se riega; les llega más de la que necesitan, y se nos hizo fácil tomar agua de esa que se regaba, pero ahora entraron otros directivos de La Concha y nos la taparon, la sellaron, y ya no nos dan agua", explicó.

Finalmente, los vecinos de Las Lomas pidieron al gobierno del estado que les apoye con el abastecimiento de agua, porque padecen la carencia del líquido, y necesitan lavarse las manos, limpiar sus casas, y bañarse para, además de todo, en estos tiempos, prevenir el contagio del coronavirus.