Política

Veracruz, segundo lugar nacional en diabetes mellitus tipo 2: Sinave

abril 06, 2020

Veracruz se encuentra entre los primeros lugares en diabetes mellitus y obesidad en lo que va del 2020; ambas enfermedades representan, además de la vejez, un alto factor de riesgo de mortalidad en pacientes con Covid-19.

De acuerdo con la estadística del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) de la Secretaría de Salud (SS) federal, Veracruz se encuentra en segundo lugar nacional por diabetes mellitus tipo 2, con 9 mil 875 pacientes, por debajo del Estado de México que suma 11 mil 836 casos.

Le sigue la Ciudad de México con 7 mil 520 casos, luego Jalisco con 6 mil 318 pacientes; Baja California con 5 mil 112 y en sexto sitio está Tamaulipas, con 4 mil 463.

La diabetes mellitus tipo 2 se caracteriza por la insuficiente producción de insulina, muchos de los pacientes no saben que la padecen y está relacionada con la obesidad, sedentarismo y factores genéticos.

A pesar que no existe cura, los pacientes pueden prevenir y retrasar su aparición con una dieta sana y la práctica de ejercicio físico.

En el caso de la diabetes mellitus tipo 1, el Sinave registró, hasta la última semana de marzo, a Veracruz en el sexto sitio con 38 pacientes, por debajo de Chihuahua con 55; Sinaloa, 63; Jalisco, 82; Baja California, 116 y el Estado de México, 156.

En este caso, la enfermedad se caracteriza por la nula producción de insulina, por lo que requiere de la administración de la misma de forma externa, además de un estricto control de dieta y de actividad física para evitar complicaciones.

También de un control estricto de los niveles de la azúcar en la sangre, presión arterial y monitorizar los niveles de colesterol.

Por obesidad, el Sinave registró a 6 mil 843 veracruzanos, por debajo de Chihuahua, con 6 mil 934; Nuevo León, con 7 mil 525; Jalisco, 8 mil 627; Estado de México, 12 mil 915 y Ciudad de México, 13 mil 453 pacientes.

Empleados del IMSS podrían tener coronavirus Covid-19

Al presentar síntomas similares a los del Covid-19, dos empleados del Hospital General de Zona número 8 del IMSS en Córdoba se encuentran actualmente incapacitados.

Fuentes confidenciales señalaron que se trata de un hombre y una mujer del área de intendencia, quienes permanecen aislados en sus viviendas mientras se da a conocer el resultado de la prueba que confirmará o descartará si tienen el virus.

Al detectarse los síntomas, se les entregó la incapacidad y aún se mantienen como sospechosos, sin embargo, en apego a la protección de datos, no se puede dar a conocer su identidad.

Ante la contingencia sanitaria, el IMSS ha puesto en marcha una serie de acciones para prevenir infecciones respiratorias en general, y la generada por Covid-19 en particular.

Asimismo, desde que se emitió la fase dos de la declaratoria de la contingencia se aplica un triaje respiratorio para detectar a los pacientes con síntomas similares a los del Covid-19 y dar la oportuna canalización.

No se justifica alza a la tortilla: productores

Al darse aumento al kilo de tortilla en algunos lugares, productores de maíz consideran que no se justifica ya que actualmente existe suficiente maíz para abastecer el consumo nacional en ésta área, y aseguran que los expendios industriales de tortilla, no tendrían porque atribuir la alza en el costo al precio del grano.

A decir de Manuel Vázquez, productor de maíz de El Barzón, para que no haya pretextos, lo ideal es que no se especule con los precios, mucho menos que haya acaparamiento por parte de las grandes empresas que, aprovechando su poder de capital, compran producto de más, generando escasez y eso es lo que lleva al aumento en los precios.

De ahí que productores hicieron un llamado a los grandes consorcios a no acaparar los insumos, puesto que durante esta época de contingencia lo que menos se debe de hacer es especular con los precios, señaló Manuel Vázquez.

Extreman medidas en negocios

En Córdoba, las medidas de seguridad se han recrudecido en algunos comercios, especialmente en los que deben de permanecer abiertos durante la contingencia, como son algunos supermercados, en donde las condiciones para el ingreso de los consumidores se han vuelto considerablemente restrictivas.

En uno de estos comercios, a partir de éste domingo cambiaron las condiciones de ingreso, abriendo y cerrando las puertas manualmente es como daban acceso a solo una persona, y prohibiendo el paso a niños.

En un primer filtro se colocaba gel antibacterial, después de ello, se tomaba la temperatura a los consumidores para poder permitir su acceso, dicha acción se instauró a partir de ayer domingo.

Asimismo, se redujo por segunda ocasión la venta de algunos productos, en un inicio se permitía de forma general la venta de seis unidades por persona, a partir de éste fin de semana, se hizo un nuevo ajuste midiendo especialmente la venta de granos, agua y huevo a dos unidades por persona, seguido de sopas, aceites, harinas a 4 unidades por personas, el resto a seis.

Estas son parte de las acciones que en algunos supermercados se adoptan a fin de evitar conglomeraciones de personas y disminuir los riesgos de contagio.

La misa del Domingo de Ramos, transmitida por RTV

Radio Televisión de Veracruz (RTV), medio perteneciente al gobierno de Veracruz, prestó sus cámaras, micrófonos y señal para transmitir en vivo la misa de al mediodía de la catedral metropolitana oficiada por el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, con el propósito de llegar a los hogares católicos a fin de evitar conglomeraciones y posibles contagios de Covid-19.

El Domingo de Ramos es el último de la cuaresma, que da principio a la Semana Santa, y en el que los católicos acudían a los templos para santificar las palmas que más tarde llevarían a sus hogares, pero este año 2020 fue diferente.

Los feligreses optaron por quedarse en casa para escuchar a través de la señal de radio, mirar la trasmisión en vivo de la misa, o ingresar a la página oficial de Facebook de algunas parroquias.

El arzobispo invitó a las personas a quedarse en casa y pasar momentos en familia, a fin de protegerse del Covid-19.

Durante la misa, el arzobispo agradeció al gobierno de Veracruz que los oficios de esta Semana Santa, pudieran ser transmitidos a través de RTV, desde la catedral de Xalapa, junto con las misas dominicales que restan de este mes de abril.

Por su parte, el presbítero y director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes fungió como conductor de la misa del Domingo de Ramos, a través del micrófono de la televisora local.

En la misa se informó que dada la contingencia sanitaria por el coronavirus "la iglesia no deja de celebrar la semana santa, sólo la celebrará de otra manera. Los sacerdotes celebrarán los oficios estrictamente litúrgicos, sin presencia de fieles laicos y con ritos breves".

Suazo Reyes explicó que por esta ocasión "los feligreses se unirán espiritualmente desde sus hogares a través de los medios de comunicación, la televisión, la radio y por medio de las plataformas digitales disponibles. La Iglesia seguirá alimentando la fe de sus feligreses, ahora de esta forma muy especial".

Recordó que la semana santa se abre con el Domingo de Ramos y es la celebración que conmemora por una parte la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y por otra, relata la pasión Jesús.

"El primer momento es un momento de júbilo y alegría; el segundo, en cambio, es un momento de profunda reflexión donde se nos invita a escuchar con mucha devoción lo que sucedió en los últimos días de la vida de Jesús aquí en la Tierra", aseguró.

Agregó que otro momento litúrgico de la semana santa es la celebración del Triduo Pascual que conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

"El Triduo Pascual comienza el jueves santo con la misa de la cena del Señor.

El Viernes Santo, recordamos la muerte de Jesús. El sábado santo celebramos la Vigilia Pascual, la cual es la celebración con la que se culmina la Pascua" explicó.

Finalmente, Suazo Reyes expuso: "Estamos viviendo tiempos difíciles que nos han llevado a pensar en lo más valioso que tiene una persona, el valor sagrado de la vida humana; a darnos cuenta que nuestra vida es muy frágil y que somos corresponsables unos de otros", dijo.

"También nos damos cuenta de que nos necesitamos y de que no podemos vivir aislados; en estos días de la llegada de este virus, estamos reconociendo el valor de la familia; la familia es el lugar más seguro a dónde acudir y refugiarse".

Más notas de Celia Díaz García, Carlos Hernández y Agencias