Política

Alista la Sedena en Coatzacoalcos un hospital para atender Covid-19

abril 04, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- La secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaria de Marina realizaron la evaluación física de las instalaciones del Hospital Materno-Infantil, que se habilitará como un centro exclusivo para atender a los infectados de coronavirus en la región sur, como parte del programa de apoyo DN-III.

Acompañados del alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo, los agentes federales revisaron las instalaciones de este nosocomio, el cual fue iniciado en la administración de Javier Duarte de Ochoa y terminada en el bienio de Miguel Ángel Yunes Linares.

Este hospital recibió al final del sexenio pasado la donación de equipos por parte de la secretaría de salud federal, pero carece de los servicios básicos que requiere como energía eléctrica, agua y servicios de gases grado hospitalario.

De acuerdo con información de fuentes municipales, la próxima semana se empezarán a poner los servicios para que empiece a operar, con lo cual se podría tener un centro de atención de Covid-19 en el corto plazo, cuando inicie la tercera fase, estimada para el final del mes de abril.

Este centro de atención que se va a habilitar será operado por la Secretaría de la Defensa Nacional a través del Plan DN-III-E y con el personal que se está contratando.

Coatzacoalcos estará apoyando a la Jurisdicción Sanitaria, la Sedena y Marina para que este centro médico tenga todo lo necesario para enfrentar la enfermedad, confirmó el alcalde, quien detalló que a partir de la próxima semana se empezará a trabajar para tener lista la infraestructura.

Indicó que este centro será para la atención de los pacientes de Covid-19 que requieran la hospitalización, en toda la región, ya que otros municipios no cuentan con este tipo de instalaciones.

Quejas en el IMSS de Orizaba

El Hospital Regional de Especialidades Médicas del IMSS en Orizaba, es la institución que ya atiende a los pacientes infectados por Covid-19 provenientes de Coatzacoalcos, de Córdoba, de la zona sur y centro de la entidad. Es uno de los nosocomios que en la tercera fase de la propagación del virus será parte de la reconversión hospitalaria para pacientes graves que requieran una atención especializada.

Los médicos están preocupados porque hay pasivos de material hospitalario y denuncian que no hay capacitación al respecto, "un día nos dicen una cosa y al otro cambian, lo lamentable es que ya estamos en contacto con los pacientes".

Doctores pidieron anonimato y afirmaron, "por ética nosotros atenderemos a los pacientes, porque hicimos un juramento", pero la situación es de tensión y más cuando en la última semana les han estado llegando pacientes con sospecha de coronavirus, aunque no ha habido confirmación de casos positivos, pero también las pruebas que se han hecho no las han entregado, han dicho que son en 10 días, cuando deberían ser hasta tres días para dar resultados.

"Esto ocurre en un hospital que ha sido designado para atender a los pacientes de la región, donde usualmente captamos, de todo el sur del estado y centro. Somos el hospital de referencia y si la infección se extiende y llega a fase tres, estamos designados como un hospital de reconversión, es decir, solo estaría designado para tratar a pacientes con Covid-19. Por eso es preocupante. Muchos de nosotros estamos buscando nuestro propio material, pero si sigue así llegará el momento que sea peligroso para nuestra salud".

Mientras la infección del Covid-19 sigue avanzando en el estado y en el país, dijeron que también están en riesgo no solo el personal médico, sino enfermeras, asistentes médicos y camilleros, porque se les están entregando planes de trabajo que distan de la realidad que están viviendo.

"Hay inconformidad porque constantemente los directivos cambian indicaciones sobre el material que deben llevar puesto. Inicialmente nos dieron capacitación sobre qué tipo de material debíamos utilizar y hace dos días nos dijeron que ese no, y esto coincide con el que no tengan el material, lo que ha generado descontrol y desconfianza", afirmó una doctora.

Falta de equipos de protección

en el IMSS de Veracruz

Médicos y enfermeros del Centro Médico Nacional Adolfo Ruiz Cortines, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la ciudad de Veracruz, se manifestaron afuera de las instalaciones hospitalarias por la falta de insumos para protegerse durante la atención a pacientes que presentan los síntomas por coronavirus.

Este viernes por la mañana, los profesionales de la salud bloquearon el carril norte-sur la avenida Cuauhtémoc de la ciudad de Veracruz para denunciar que el IMSS les entrega equipos de protección que incumplen con la norma oficial para atender a los pacientes que presentan los síntomas del Covid-19, lo cual no solo pone en riesgo sus vidas, sino también la de otros pacientes y a sus familiares.

A la fecha, ningún profesional de la salud ha resultado contagiado durante la atención a pacientes con síntomas del Covid-19 en este hospital gracias a que médicos y enfermeros compran los equipos de protección por su cuenta.

La enfermera Jazmín Ramírez dijo que los médicos y los enfermeros reciben cubrebocas que no protegen contra el virus y guantes que se rompen con el uso, lo cual pone en riesgo su vida.

"Nos están dando insumos que son de muy baja calidad, hemos entrado ya a atender pacientes que son sospechosos de casos Covid y nos están dando insumos que son inadecuados (…) Todos, toda la plantilla, lo que es el turno nocturno, matutino, vespertino y las jornadas, todos estamos desamparados porque no nos están dando el material necesario", subrayó.

Manifestó que una compañera asignada al área de pacientes sospechosos con síntomas de Covid-19 se encuentra laborando pese a la gripa y a la tos que presenta desde hace varios días.

Camilleros suplentes del CAE exigen protección y prestaciones

Camilleros suplentes se manifestaron a las afueras del Centro de Alta Especialidad Dr. Rafael Lucio, pues aunque son el primer contacto con pacientes sospechosos de tener el coronavirus, no cuentan con material adecuado ni protocolos de uso, por lo que temen el contagio.

Señalaron que entran al área de aislamiento para pacientes del Covid-19, pero no cuentan con el equipo adecuado ni tienen prestaciones como seguros de riesgo ante posible contaminación.

Revelaron que ganan el salario mínimo y no tienen las prestaciones del personal de base, por lo que exigieron al director del nosocomio material adecuado, prestaciones y contratos labores que los protejan.

"Aquí viene la gente, somos el primer contacto del paciente sin saberlo, hasta que nos dicen. Estamos solicitando que como suplentes se solicite la entrada de bases que tienen las prestaciones".

Los trabajadores explicaron que una vez que tiene contacto con los pacientes les asignan un kit de trabajo, pero tampoco hay capacitación de cómo usarlo y cómo retirarlo.

"Llegamos al área de Covid-19 con nuestro uniforme de camillero, cuando ya tuvimos contacto con el paciente y ni siquiera hay capacitación".

Denunciaron que trabajan en condiciones precarias, y por ejemplo el año pasado les prometieron uniformes, pero a la fecha no les han cumplido, además ganan el salario mínimo y no tienen acceso a vacaciones ni seguros.

Los trabajadores entablaron comunicación con el director del hospital y están a la espera de que su situación se resuelva.

Apenas informan a funerarias

Hasta esta semana, los propietarios de las funerarias empezaron a recibir información sobre los protocolos para el manejo de personas fallecidas por coronavirus o de neumonía atípica, por parte de la Secretaría de Salud.

En Veracruz, apenas esta semana se empezó a distribuir un manual editado en otros estados del país, donde se especifican las medidas de sanidad cuando manipulan un cuerpo de una persona fallecida por el virus.

Gerardo Hermes, encargado de Funeraria La Paz indicó que hay un procedimiento especial sanitario para el manejo y embalsamiento de las víctimas del Covid-19, aun cuando las autoridades federales señalaron que no se tomarían medidas diferentes.

Lamentó que los servicios de salud no le dieron la capacitación necesaria a todos los que trabajan en este sector para prevenir más contagios.

Detalló que solo les entregó el manual y no se les ha convocado a una reunión para disipar las dudas que ellos tienen sobre el manejo de los cuerpos.

Explicó que en el manual se les informa que las personas que hayan fallecido por Covid-19 deben ser inmediatamente inhumado, sin ser embalsamados, por el riesgo de contagio.

Además Los prestadores de servicios funerarios deben usar overoles y mascarillas especiales durante el manejo de los cuerpos, teniendo mucho cuidado en el transporte.

Puntualizó que aún no tienen idea de cómo intervendrán las fuerzas federales en la contingencia, cuando se esté aplicando la fase III de la contingencia.

Más notas de Sayda Chiñas Córdova, Norma Trujillo y Agencias