Política

La transformación china

marzo 21, 2020

*Las diferentes perspectivas de la transformación

La veloz transformación china es interpretada en los últimos 20 años desde varias perspectivas: la europea-estadounidense-neoliberal, la de los países socialistas, la propia, la de los países beneficiados con el intercambio comercial y la inversión china, de la cual África como conjunto es un caso ejemplar, pues la República Popular China no sólo ha comerciado con varios países de la región, sino que ha realizado grandes inversiones en infraestructura local que evidentemente han beneficiado a los países receptores. Sudamérica es otro caso de incidencia, pues en la primera década del siglo XXI tuvo un extraordinario crecimiento como región, impulsada básicamente por las intensivas compras de materias primas por parte de China, sustento material de su primera expansión económica con tasas arriba del 12% anual, crecimiento basado en los mercados de exportación que obviamente, necesitaba de materias primas para sostener su acelerada dilatación.

México, por el contrario, vivió una fase inicial (1995-2005, aproximadamente) de competencia calificada como desleal por los empresarios mexicanos del calzado, juguetería, textiles, acero, plásticos, que "de pronto" se enfrentaron a la agresiva competencia de los productos elaborados en China a muy bajos precios, misma que también desplazó a México como principal proveedor internacional de EU, a pesar del TLCAN y la cercanía geográfica.

Esta situación se ha transformado paulatinamente a nivel mundial debido al cambio de modelo de crecimiento de la economía china que en los últimos cinco años ha pasado del tipo basado en las exportaciones, al del crecimiento del mercado interno, lo que significa un menor grado de injerencia china en muchos mercados, sobre todo, en los de bajo valor agregado, y por el contrario, un incremento en las importaciones chinas, desde las agroalimentarias para su enorme población, hasta productos suntuarios de altísimo valor, al ampliarse sustancialmente la gama de consumo de las clases media y alta de China.

Es muy interesante observar las diferentes interpretaciones sobre la sucesiva Transformación China, que van desde las originalmente despectivas en la última década del siglo XX, que auguraban una catástrofe tras otra, y que preveían el "inmediato" colapso de la República Popular; las admirativas desde los países africanos y otros del sureste de Asia (por cierto, sus socios iniciales a través de las inversiones vía remesas del extranjero); las cooperativas, vía la paulatina integración en cadenas de valor que se unen a través de líneas de ensamble (como las maquiladoras mexicanas, pero mejoradas, pues incluyen la producción local a través de tecnologías simples) de mercancías sencillas en esa primera etapa que han aprovechado las economías de escala, el sistema logístico y el aparato comercial y de distribución de la primera expansión china (1980-2019); y las que han favorecido a sus economías nacionales, como los EU y nuestro país, mediante la importación masiva a bajísimos costos.

A continuación transcribo un solo ejemplo de propaganda política de desacreditación ideológica, sólo que en este caso, en lugar de crítica se convierte en reconocimiento, ya que la nota del Instituto Peterson reconoce que está utilizando como previa una fuente china: Source: National Bureau of Statistics of China, es decir, acepta que es la misma autoridad china la que está rectificando sus cifras (como es normal en cualquier censo a posteriori de cualquier economía nacional; aunque desde luego, siempre debe buscarse el rigor estadístico, pero las cifras que difieren entre sí, no son significativas). El tema de investigación es delicado: el grado de participación de la inversión del Estado chino comparado con la proporción de la inversión privada.

"China ha estado exagerando el rol de la inversión privada en su economía"

"La intensificación del control estatal de la economía en China se ha observado ampliamente en este espacio y en otros lugares, junto con la evidencia de que este cambio está reprimiendo la expansión económica de China; sin embargo, los datos recientemente publicados de la agencia china de estadísticas muestran que los datos oficiales publicados anteriormente para los últimos años exageran sustancialmente la participación de la inversión privada y subestiman el papel del Estado.

"Como se muestra en la tabla […], la participación estimada de la inversión privada en 2019, basada en los nuevos datos, es del 44.2 por ciento, en comparación con el 48.5 por ciento en 2017 que se puede calcular a partir de los datos informados oficialmente. La participación estimada de la inversión estatal en 2019 es del 42.4 por ciento, en comparación con el 37.0 por ciento en 2017 que se calcula [también] a partir de datos oficiales. Esto no significa que la participación de la inversión estatal aumentó o que la inversión privada disminuyó después de 2017. Como se aclarará a continuación, el cambio muestra que las acciones de 2017 son inexactas.

"Las nuevas estimaciones se basan en revisiones sustanciales en curso de los datos oficiales sobre inversión en activos fijos (FAI). Las revisiones se basan en el cuarto censo económico nacional de China de 2019. Los analistas han señalado durante mucho tiempo que los números de FAI han exagerado la formación de capital por un margen creciente a lo largo del tiempo, pero se han basado en estos datos, ya que son la única fuente de información que identifica las acciones de inversión de empresas estatales y privadas. La suposición, ahora demostrada como falsa, era que la exageración en los datos de FAI era similar en todas las categorías de propiedad.

"La formación de capital aumentó en aproximadamente un 15 por ciento entre 2017 y 2019. […]Desafortunadamente, no es posible construir una serie temporal corregida sobre la inversión privada y estatal y, si la práctica anterior es una guía, es poco probable que las autoridades estadísticas chinas publiquen datos corregidos". (sic, ¡pues es lo que efectivamente está haciendo!)

Fuente: Nicholas R. Lardy, The Peterson Institute for International Economics is an independent nonprofit, nonpartisan research organization dedicated to strengthening prosperity and human welfare in the global economy through expert analysis and practical policy solutions. 1750 Massachusetts