Política

Ronda tufo de enriquecimiento oculto a consejera del IVAI

marzo 18, 2020

Con operaciones sospechosas, Yolli García compró propiedades que intentó esconder en su Declaración Patrimonial

La consejera del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IVAI) Yolli García Álvarez ocultó propiedades en su Declaración Patrimonial y de Intereses del 2018 y 2019 que mantiene en la opacidad al impedir que se hagan públicas.

Con ese mecanismo escondió su patrimonio que creció en ese mismo periodo con la compra de al menos cinco propiedades: una casa y tres terrenos en la localidad La Orduña, en el municipio de Coatepec; y una casa en el estado de Baja California Sur.

Enriquecimiento oculto

Yolli García es consejera del IVAI desde el 25 de marzo de 2014. En los próximos días dejará el cargo al concluir su periodo de seis años.

Cuestionada en distintos momentos por sus vínculos políticos con los ex gobernadores Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes, ahora enfrenta la sospecha de enriquecimiento.

Apenas el 12 de marzo pasado, el Órgano Interno de Control del IVAI impuso a Yolli García la medida cautelar de suspensión temporal de la función pública, toda vez que habría incurrido en la presunta comisión de faltar a la veracidad en la presentación de su Declaración Patrimonial y de Intereses.

De acuerdo con el Artícu-lo 60 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, esa conducta es una falta administrativa grave que está tipificada como enriquecimiento oculto.

Las propiedades ocultas y la suspensión

En agosto de 2019, la consejera del IVAI compró la casa marcada con el número 7 de la calle Liquidámbar en Residencial La Orduña, en Coatepec.

Al mismo tiempo, en ese municipio adquirió los lotes 3 y 4 de la Manzana 8 de la calle Eucalipto esquina Fresno Parque San Andrés; y uno más en la Privada del Ajonjolí en Camino a La Orduña.

En su patrimonio oculto figura también una casa que compró en La Paz, Baja California Sur, en diciembre de 2014, unos meses después de su llegada al Consejo General del IVAI, cuya operación quedó inscrita en el Registro Público de la Propiedad de ese estado, en el instrumento 435 vol. 289.

En esa entidad posee cuando menos otra residencia desde el 2009, inscrita en el instrumento 994 vol. 312, en La Paz.

Antes de ser consejera del Instituto, entre 1993 y 2013 Yolli García se desempeñó en el Poder Judicial de la Federación donde ocupó diferentes cargos hasta ser magistrada de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Pese a estos presuntos actos de corrupción, ahora está entre las candidatas enlistadas en el proceso de selección y designación de consejeros del Organismo Público Local Electoral (OPLE), por lo que tramitó un amparo contra la suspensión temporal como servidora pública.

Mientras tanto, su patrimonio se mantiene en la opacidad y bajo el tufo del enriquecimiento oculto. Yolli García, quien tendría que observar conducta de máxima publicidad, profesionalismo y transparencia, actúa contraria a éstos deberes que le impone la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Veracruz.