Política

¡Basta de la violencia contra mujeres en el estado!, exigen con #Marcha8M

marzo 09, 2020

Veracruz, un estado con dos alertas de violencia de género y ubicado como una de las regiones con mayor número de feminicidios en el país, se sumó a la jornada nacional de protestas #Marcha8M, para exigir un alto a la violencia contra las mujeres.

Veracruz

En el puerto de Veracruz, las mujeres instalaron un tendedero en el zócalo de la ciudad, en donde denunciaron las situaciones de acoso sexual que han debido enfrentar en espacios públicos.

"La Colectiva Colmena Verde realizó un mapeo ciudadano en el cual las porteñas han manifestado en dónde se sienten seguras y en dónde han tenido una situación de violencia. Eso nos ha permitido ir detectando los ‘puntos rojos’ de esos contextos; uno de los puntos más álgidos es el centro histórico, por eso creímos pertinente hacer esta intervención en este espacio para visibilizar los acosos que hemos sufrido en los espacios públicos", expresó la vocera de la Colectiva Colmena Verde, Nancy Torres.

La activista señaló que el acoso callejero, las palabras lascivas y los tocamientos en la vía pública representan los principales agravios que sufren las veracruzanas, situaciones que también se suscitan a bordo de camiones del transporte urbano.

Nancy Torres recordó que el estado de Veracruz cuenta con dos Alertas de Violencia de Género, cuyo cumplimiento se encuentra pendiente, principalmente en el ámbito legislativo, para permitir que las mujeres accedan a ciertos derechos.

"En el contexto que estamos visibilizando en cuanto al tema del acceso a todos nuestros derechos, no podemos negar que el estado de Veracruz tiene dos alertas de género, la primera por feminicidio y la segunda por agravio comparado".

Poza Rica

En Poza Rica la marcha comenzó poco después de las 17 horas, cuando un contingente de 200 mujeres desfilaron por las principales calles de la ciudad.

"Que tiemblen los machistas, que todo Poza Rica será feminista", se escuchó durante la avanzada de este contingente rodeado del color morado que caracteriza al movimiento feminista.

La marcha se realizó sin que se presentara alguna situación similar a otras ciudades en donde se realizaron pintas en edificios públicos o hubo agresiones físicas.

En esta ciudad del norte de la entidad, la marcha concluyó en la explanada del palacio municipal, en donde lanzaron reclamos y dialogaron con el alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, a quien externaron la problemática que se vive por la violencia.

El contingente llevó una imagen al frente de Ashley Malixi Miranda Pérez, una joven que fue cruelmente asesinada en 2017 por el que a la fecha la Fiscalía no ha fijado sentencia contra los presuntos responsables.

Xalapa

En Xalapa la marcha comenzó poco después de las 15 horas de este domingo, en las afueras del Teatro del Estado, en la calle Ignacio de la Llave. Avanzó sobre Ávila Camacho, con dirección a la Plaza Lerdo.

La marcha fue organizada en varios contingentes, el primero de ellos es el conformado por madres e hijas, el segundo es de madres que buscan a sus hijos desaparecidos, tercero es la batucada que acompaña a la marcha, el cuarto es el contingente separatista. Durante la manifestación, los dos carriles de Ávila Camacho fueron ocupados por el contingente.

Orizaba

En la entidad, las primeras en salir a protestar fueron las mujeres que integran el Movimiento Marea Verde Altas Montañas, en la zona centro de la entidad, quienes presentaron un performance en el emblemático edificio de Mier y Pesado.

Después, marcharon por las principales calles de la ciudad de Orizaba, afirmando que este día no hay nada que conmemorar cuando las están matando en el país como en la entidad veracruzana.

"Hemos estado presenciando durante estos últimos meses una violencia feminicida desatada; no solamente en la zona, sino en el país. Evidentemente las mujeres estamos demostrando de muy diversas formas ese reclamo, es exigencia a todos los gobiernos en todos los niveles, la exigencia de este alto a la violencia feminicida", sostuvo Luz María Reyes Huerta, una de las manifestantes.

La marcha partió del Poliforum Mier y Pesado, caminando por Oriente 6, Poniente 7, subiendo por Sur 8, el palacio municipal sobre la calle Colón, para culminar en las inmediaciones del Parque Castillo del primer cuadro.

Durante la marcha, algunas consignas fueron: "No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas"; "El feminismo me enseñó que calladita no me veo"; "Las paredes se limpian las niñas no vuelven #Fátima #NiunaMas"; "Nunca tendrán la comodidad de nuestro silencio otra vez".

El contingente colocó pañuelos verdes en el monumento de Sí a la Vida, además de teñir de rojo el agua de la fuente del Parque Castillo, en esta ciudad.

Mujeres exigen sanciones reales contra acosadores y feminicidas

En el pronunciamiento hecho por las mujeres en la #Marcha8M resaltaron las exigencias a las instituciones de gobierno y universidades para que haya acciones concretas y sanciones efectivas contra los acosadores y feminicidas.

Al término de la marcha, en la plaza Sebastián Lerdo, las mujeres leyeron un comunicado para exigir justicia a la Fiscalía General del Estado y al gobernador Cuitláhuac García.

"Exigimos acciones concretas y las queremos ya. Demandamos sanciones efectivas para los que nos asesinan, no un sistema que los invita a violentarnos a sabiendas de que matar a una mujer en Veracruz no tiene ninguna consecuencia", expusieron las capitalinas.

Afirmaron que de nada sirve que las autoridades se pronuncien a favor de la lucha feminista una o dos veces por año, cuando ignoran las exigencias y solo existen en las dependencias para silenciar la inconformidad.

Una de las participantes afirmó que es responsabilidad de las instituciones escuchar las demandas y de paso conminaron al mandatario estatal hacer a un lado la pasividad de su gobierno contra los feminicidios y desapariciones de mujeres.

"No dejaremos de responsabilizar al gobierno de Cuitláhuac García su desempeño mediocre, su impune falta al compromiso hecho con las mujeres y niñas del estado" indicaron las Mujeres de Xalapa organizadas por el #8M.

Agregaron que esta lucha es para decirles a las instituciones gubernamentales y académicas "basta de enriquecerse a nuestra costa, de llenar de sangre nuestro suelo, basta de su maldita pasividad y aparente objetividad, de crear instancias color rosa para simular soluciones mientras las alumnas siguen compartiendo las aulas con sus agresores.

"Queremos que hagan bien su trabajo, no que busquen su permanencia en el poder comprando movimientos sociales y sacando ventaja de un discurso que ni siquiera les importa entender. Ni una más, ni una asesinada más, atentamente: Mujeres de Xalapa organizadas por el #8M".

Finalmente recalcaron que las mujeres marcharon en Xalapa para exigir justicia y parar la violencia contra este sector.

"No son las pintas las causa de la delincuencia, sino las mujeres violadas, asesinadas, mutiladas y violentadas, pues la pinta solo demuestra el hartazgo de la mujeres".

También el pronunciamiento estuvo dirigido a los medios de comunicación para que se haga periodismo de verdad, con contenido informativo, imparcial, objetivo y no comercial.

A los reporteros, reporteras, fotógrafos, camarógrafos, y empresarios de los medios de comunicación, exigieron "una prensa ética, no como la que hoy existe y reproduce el sistema patriarcal con sus titulares misóginos y su contenido plagado de estereotipos y desinformación".

Finalmente, acusaron que la manera en que se conducen los medios de comunicación lo que hacen es "normalizar la violencia con sus notas sensacionalistas, lucrando con los cuerpos de las hermanas víctimas de feminicidios y violentando al enseñar nuestros cuerpos al salir a la calle a manifestarnos y no nuestras demandas".

Ya son 35 feminicidios lo que va de este año: AC

A la fecha se llevan registrados 35 feminicidios en todo el estado y más de la mitad ocurrieron en la zona centro, confirmó la abogada del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, Luz María Reyes Huerta.

"Hace dos días dimos cuenta de uno que ocurrió en Boca del Río, de una mujer embarazada que le dieron dos disparos en el vientre. Esto no termina, la violencia cada vez es más con saña contra las mujeres y ante el desdén de nuestras autoridades que no toman en serio esta cuestión de los feminicidios, no nos dejan otra opción más que manifestarnos", dijo.

Puntualizó que la entidad veracruzana ocupa los primeros lugares en maltrato familiar pues de cada 100 mujeres, 80 por ciento sufre de maltrato familiar.

Asimismo, señaló que el número de denuncias es muy bajo, esto debido a la falta de impartición de justicia.

"En las fiscalías me doy cuenta que muchas llegan y son regresadas sin ni siquiera interponer su denuncia. Esto incrementa el clima de impunidad y que esta situación de violencia vaya creciendo, porque el agresor va percibiendo que no pasa nada y que esto permite que día a día suba".

Reyes Huerta aseguró que a pesar de que las mujeres denuncien, más de 90 por ciento se quedan en la impunidad y archivadas, incluso el Ministerio Público ha tratado de victimizar a las mujeres.

"De 100 mujeres que han sido violentadas en sus hogares por negligencia de los ministerios públicos y fiscalías, más de 80 por ciento no se logra concretar. Por eso las mujeres desisten, además de que hay mucha revictimización en las fiscalías. Es parte de la problemática que hace que esto no termine y no hay un fácil y rápido acceso a la impartición de justicia".

La activista sostuvo que la impartición de la justicia es una de las problemáticas más graves que existe en México y Veracruz.

"Cómo no vamos a estar enojadas con el gobierno, si no vemos acciones claras y contundentes para atender, prevenir y sancionar la violencia; sólo es discurso. Realmente seguimos viendo una problemática muy fuerte para acceder a la justicia, seguimos viendo un nivel de impunidad muy grande en los feminicidios. Por ejemplo, sólo tres de cada 10 feminicidios pueden llevarse a proceso y uno obtiene sentencia condenatoria. Estamos hablando de una impunidad muy grave".

Hartazgo por la situación de violencia que se vive: Iglesia

Con el objeto de evidenciar la violencia por un lado y la exigencia de la justicia, y no combinarlo con otros elementos que contaminen la causa, la Iglesia Católica pidió respetar la intención original que busca el Movimiento "ElNueveNingunaseMueve" a desarrollarse este lunes.

El vocero de la diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, dijo que no hay que mezclar distintos elementos y en este caso, hay que respetar la intención original que es la de las mujeres, porque si no puede ser que se diluya o se contamine la causa inicial, que es hacer ver la fuerza que tiene la mujer en el desarrollo de la sociedad, de la economía y en todos los aspectos que conlleva.

Aseguró que es un memorial de exigencia de justicia, de derechos hacia este sector que no fue reconocido por décadas e incluso hasta el siglo pasado y hoy se ubica en papel de la mujer en una antropología integral. Es decir, no se pude hacer más énfasis ahora en la mujer como en otros tiempos se hizo con el hombre.

"El machismo tuvo y tiene sus defectos y el feminismo extremo también los puede tener".

En otros temas, el vocero diocesano dijo que desde hace más de 50 años no se había registrado un movimiento tan fuerte de parte de estudiantes como el ocurrido hace dos días a través de una convocatoria de exigencia de justicia y paz en donde están vulnerados sus derechos ante la inseguridad que se vive.

"Es un hartazgo de la situación de violencia y como una expresión del derecho que tiene las comunidades de manifestarse de modo pacífico, pero por otro lado congruente con lo que se está pidiendo: paz y seguridad".

Mujeres en ceresos, sin garantías en salud, seguridad y recreación

En Veracruz, hasta 2019, había 309 mujeres internadas en los Centros de Readaptación Social (ceresos) con población mixta, que enfrentan una insuficiencia en instalaciones para garantizar su seguridad, salud o recreación.

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en general los ceresos presentan una deficiencia en el personal de seguridad y custodia, así como una deficiente separación entre procesados y sentenciados.

Tampoco cuentan con los servicios para mantener la salud de las personas privadas de la libertad y hay una deficiente atención a mujeres e hijos que vivan con ellas.

De los siete ceresos en Veracruz, en al menos tres con población mixta salieron con calificaciones reprobatorias en el reporte de la CNDH; se trata del de Acayucan, con una calificación de 5.95; Poza Rica, con 5.15, y Tuxpan, con 5.87.

En ninguno de los tres penales se sobrepasa la población permitida de mujeres, pero sus instalaciones resultan insuficientes para atender de manera adecuada a ellas y sus hijos.

En el cereso de Amatlán hay una capacidad para atender 113 mujeres privadas de su libertad, pero actualmente su población es de 86; ahí la CDNH reportó que de manera general detectó violaciones a derechos humanos, con estancias que no son dignas de los prisioneras y las que existen tienen condiciones poco higiénicas especialmente en el área médica.

En este sitio hay por lo menos 10 mujeres con hijos viviendo con ellas, que en total suman 13 menores de edad que se enfrentan a las mismas condiciones precarias que sus madres.