Política

Tras firma de TMEC, sindicatos no acatan los nuevos lineamientos

febrero 27, 2020

A menos de 60 días de que concluya el plazo para el registro de las directivas de los sindicatos de trabajadores y de patrones por medio del "voto directo, personal, libre y directo", así como la modificación de los estatutos en los que se incluya la paridad de género y la "eliminación de la cláusula de exclusión" según la última reforma de la Ley Federal del Trabajo, de los 2 mil 254 organismos gremiales que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) de Veracruz tiene registrados pertenecientes a la CTM, CROM, CROC, UNT, entre otras, así como las de los trabajadores del sector público, sólo dos sindicatos han adecuado sus estatutos ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado.

Las dos agrupaciones que han modificado sus estatutos de acuerdo con el repositorio del Departamento de Registro de Asociaciones son la Unión de Transportistas de Materiales para la Construcción de Obras, Caminos y Fletes en General de los municipios de Cosamaloapan, Chacaltianguis, Tuxtilla, Tlacojalpan, Otatiltán, Amatitlán, Santiago Tuxtla, Villa Acula y Carlos A. Carillo, adherida a la CTM, y el Sindicato de Trabajadores del Instituto Tecnológico Superior de Perote, aunque los 138 sindicatos que habían tenido actividad según el documento habían cambiado su comité ejecutivo y actualizado el padrón de miembros.

Lo anterior es relevante dado que a partir de la firma del Tratado México-Estados Unidos de América-Canadá (TMEC), las obligaciones del gobierno mexicano son mayores para la materia laboral, pues en los artículos Vigésimo Segundo y Vigésimo Tercero de la Ley Federal del Trabajo conforme a la reforma de 2019, a partir del dos de mayo pasado tenían un plazo de un año para que las agrupaciones gremiales hicieran los cambios a sus estatutos y cumplieran con las obligaciones legales.

La STPS en el país tiene registradas 32 centrales obreras, entre ellas, la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) fundada en 1918 por Luis N. Morones, quien por su liderazgo y capacidad de negociación con el Estado, bajo los regímenes de Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, inició una nueva era de las relaciones obrero-gubernamentales que culminarían con sumarse al PRI, encabezada por Morones hasta 1964, la CROM aglutinó a 1 millón 200 mil miembros en 1924; otro de sus líderes fue Ignacio Cuauhtémoc Paleta, quien duró 25 años al frente de la CROM; a los 88 años de edad cedió la estafeta a Rodolfo Gerardo González Guzmán quien desde 2010 ocupa el cargo y quien ha sido un fuerte opositor a la ratificación de México de los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Por su parte, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) fue fundada en 1936 y desde su origen ha sido el brazo sindical del PRI; cuenta con 4.5 millones de afiliados. A lo largo de 83 años de su existencia sólo ha tenido a 6 dirigentes, los sindicatos más importantes son: Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm) y Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de la Televisión y Radio, Similares y Conexos de la República Mexicana (Sitatyr), por mencionar algunos.

La Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) se constituyó en 1952, y para 1980 tenía agremiados a 750 mil trabajadores, representativos de 17 estados de la república. Hasta 2005, se había logrado afiliar a más de 4.5 millones de trabajadores en toda la República Mexicana; también se le considera una de las organizaciones corporativas del PRI.

La Unión Nacional de Trabajadores (UNT) se crea en 1997, comandada por Francisco Hernández Juárez, lleva en el cargo 22 años, formalmente milita en el PRD y ha sido diputado federal. En la central participan 200 sindicatos. Los más importantes son el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (Stunam).

También se menciona la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), creada en 2011 por Pedro Haces Barba, militante de Morena y senador suplente, tiene 700 mil afiliados, los sindicatos más grandes son el Sindicato Autónomo Nacional de Trabajadores de Seguridad Privada, Vigilancia, Traslado de Valores y Personas y el Sindicato Autónomo Nacional de Trabajadores y Empleados de las Industrias de Hidrocarburos y Energía.

Cabe mencionar que las centrales obreras del PRI presentaron 437 amparos en contra de la reforma laboral y sus leyes reglamentarias, de los cuales, el Poder Judicial desechó 99 demandas por improcedentes y la titular de la STPS, Luisa María Alcalde Luján, ha dicho que en México entre 80 y 85% los contratos colectivos de trabajo son de protección para las empresas, por ejemplo la cadena de tiendas Walmart, tiene un sindicato por tienda y las prestaciones que contienen en las cláusulas de estos contratos son iguales a las que ofrece la Ley Federal del Trabajo, es decir, no tienen prestaciones extralegales significativas para los trabajadores.

La información que brinda la STPS es que para conformar un sindicato y obtener el registro de su asociación correspondiente, los solicitantes deberán cubrir requisitos mínimos como presentar copia autorizada del acta de asamblea constitutiva acompañada con su lista de asistencia; relación o padrón de socios, que contenga número, nombre, domicilio de los miembros, así como el nombre y domicilio de los patrones, empresas y/o establecimientos donde prestan sus servicios; copia autorizada de los estatutos y del acta de asamblea electiva, acompañada con su lista de asistencia.

Los trabajadores burocráticos y sus sindicatos

Dentro del apartado B del artículo 123 constitucional, o la norma que regula las relaciones laborales de los trabajadores burocráticos con la administración pública, en el plano federal hay 193 agrupaciones sindicales registradas ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, de los cuales 91 están adheridos a la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), su antecedente más remoto es la Alianza de Organizaciones de Trabajadores del Estado, fundada en diciembre de 1935, protegida por el gobierno de Lázaro Cárdenas, su dirigente, Joel Ayala Almeida, ha sido su líder desde 1998, con 22 años en el cargo; el senador priísta de 72 años representa a un millón y medio de burócratas.

La entidad del país que cuenta con el mayor número de sindicatos magisteriales es Veracruz con 40 agrupaciones de nivel básico y media superior, mientras que en educación superior son 93 sindicatos (es decir, hay un total de 133), se calcula que en el estado hay más de 100 mil trabajadores de la educación. Además los de los organismos públicos descentralizados, de los del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, de los ayuntamientos (que por menos debe haber en 100 de los 212) y que en cada uno de los poderes hay al menos dos en cada cual; además de la Federación de Sindicatos Municipales del Estado de Veracruz (FSMEV) que cuenta con 60 agrupaciones y la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, Municipios y Organismos Descentralizados (FSTSEMODV) la que tiene 49 sindicatos afiliados, se calcula que hay más de 40 mil trabajadores de los tres poderes.

Cabe mencionar que el pasado 4 de febrero de 2020, el Congreso del Estado reformó los artículos 4, 33, fracciones XLV y XLVI y el 56, fracción VII, de la Constitución Política del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, para adecuar las instituciones en materia laboral como son los principios de la conciliación en materia laboral, del proceso, en relación con la organización, atribuciones y funcionamiento del centro de conciliación local en materia laboral, así como las atribuciones del Poder Judicial del Estado de conocer y resolver, a través de los jueces laborales, los conflictos que se susciten entre los trabajadores y patrones y del Tribunal de Conciliación y Arbitraje.