Política

Terminal marítima de Pajaritos, un riesgo debido a la falta de mantenimiento, según trabajadores

febrero 27, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- Personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) denunciaron la falta de mantenimiento a la terminal marítima de Pajaritos, una de las principales instalaciones portuarias donde se está surtiendo de gasolina centro del país y los traslados de crudo hacia puertos de Estados Unidos.

De manera anónima, los trabajadores dieron a conocer que desde 2017 se dejó de dar mantenimiento a los muelles de la terminal y eso pone en riesgo al personal y a las propias embarcaciones que llegan a cargar o descargar.

Refirieron que, además, en esta zona no hay un sistema de energía eléctrica eficiente y prácticamente el amarre de los barcos se hace a ciegas, lo cual podría provocar un accidente mayor.

Expusieron que el muelle 7, el más grande de la terminal de Pemex, es el que más problemas tiene; esta instalación se usa para embarcaciones de mayor calado para la carga de crudo que se lleva a refinerías de Estados Unidos.

Detallaron que Pemex pierde mucho dinero en los servicios portuarios adicionales, ya que, al no contar con todos los recursos, varias embarcaciones no pueden ser aseguradas correctamente.

Esto pasó con el aseguramiento de la embarcación Uraga Princess, el buque petrolero que casi se queda varado frente a la costa, el cual también presenta varios problemas por la misma falta de mantenimiento.

Los trabajadores ya denunciaron la situación ante el sindicato, el cual debe intervenir con la comisión de seguridad y riesgo, ya que se pueden suscitar accidentes mortales, pero hasta la fecha no les han dado resultado.

Además, han pedido a la Dirección General de Pemex que haga una revisión de esta terminal y le dé mantenimiento a todos los muelles, ya que están trabajando sin energía eléctrica y las maniobras se encuentran limitadas.

Cabe señalar que la Dirección de Pemex Logística, responsable de esta instalación, se comprometió a que el pasado 19 de febrero se haría la libranza y el mantenimiento de todas las lámparas fundidas y la rehabilitación de barandales de protección, pero no se cumplió.