Municipios

Jornada de violencia en Córdoba y Huatusco causa pánico en Orizaba

febrero 24, 2020

La ola de violencia en Córdoba y Huatusco no sólo generó temor en esa zona, sino que incluso provocó incertidumbre en la región de Orizaba, primero las corporaciones de vigilancia reforzaron los operativos de seguridad y además inhibieron la vida nocturna en este fin de semana; en las redes sociales, mensajes anónimos igual detonaron la incertidumbre, hubo advertencias de nuevos ataques e incluso de un presumible toque de queda.

Primero, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en coordinación con la Guardia Nacional reforzaron las acciones de vigilancia y operativos de seguridad en municipios de la región de Orizaba, tras los hechos violentos ocurridos el sábado pasado en la zona de Córdoba y Huatusco.

La presencia de las fuerzas militares y policiacas fue notoria, y el fin de semana pasado en los municipios que conforman el corredor industrial Ixtaczoquitlán-Ciudad Mendoza, sobre todo en las entradas y salidas tanto de la autopista México Veracruz como del bulevar Mártires de 7 de enero que une a Orizaba con Ciudad Mendoza.

Los hechos ocurridos en Córdoba igual provocaron que la vida nocturna, por lo menos en las pasadas 24 horas, disminuyera notablemente. En Orizaba los restaurantes, bares y centros nocturnos tuvieron poca afluencia comparada con la actividad de un día antes, en los restaurantes también hubo poca clientela, e incluso algunos de ellos adelantaron la hora del cierre, especialmente por la ola de pánico que se generó en las redes sociales.

En tanto, se difundieron mensajes de voz anónimos en los que se alertaba sobre una probable prolongación de los hechos violentos ocurridos en la ciudad de Córdoba, en esos audios se advertía que grupos delincuenciales en cualquier momento llegarían a la zona de Orizaba a realizar los mismos ataques cometidos en la región de Córdoba y Huatusco.

Incluso, en Orizaba se notó la formación de convoyes de la Policía Municipal, pues se hablaba de que habría un nuevo enfrentamiento, ahora en esta zona, lo que al final no ocurrió.

En los municipios de Río blanco, Nogales y Ciudad Mendoza, además de Ixtaczoquitlán, sucedió el mismo fenómeno: un mayor reforzamiento de los recorridos de elementos de seguridad y la caída de ventas en lugares de comida, centros nocturnos, bares y cantinas; igual se montaron retenes en donde elementos policíacos y de la Guardia Nacional realizaban revisiones a vehículos, principalmente a aquellos que eran ocupados por cuatro o más personas; de los resultados de estos operativos no hubo información oficial.

En las mismas redes se difundió un mensaje atribuido a un grupo delincuencial, en el que se daba cuenta de los hechos ocurridos la tarde del sábado, e incluso se menciona que estos mismos grupos pretenden enfrentar a los elementos policiacos a los que acusan de ser generadores de violencia.

Por otro lado, y en otro mensaje que no es atribuible a nadie, pero que circula intensamente en las redes, se advierte de un presunto toque de queda a los municipios de la región de Orizaba a partir de las 10 de la noche, y se anticipa que las personas que caminen o circulen en autos, después de esa hora, serán detenidos para su revisión; recomiendan en el mismo mensaje portar identificación para no tener problemas.

Los hechos ocurridos en Córdoba también generaron bastante temor en la zona de Orizaba y aunque ninguna de las advertencias fueron ciertas, gran parte de la vida nocturna durante este fin de semana disminuyó de manera notable, y con ello se afecta a la economía local.