Política

Concluye brigada nacional de búsqueda de personas desaparecidas en Poza Rica

febrero 22, 2020

Poza Rica, Ver.- Luego de 14 días de intensa búsqueda en predios de los municipios de la región de Poza Rica, este viernes concluyó la Quinta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, en la que participaron 300 familias integrantes de 74 colectivos de todo el país, localizando indicios de predios que eran utilizados como "cocinas" por parte de los criminales para deshacer o incinerar a sus víctimas.

Con una marcha que inició en el Reloj de la Paz, los integrantes de la Brigada Nacional lanzaron un último exhorto a la sociedad pozarricense para apoyar en la localización de personas desaparecidas y de sumarse a la búsqueda aquellas familias que por temor no han denunciado la desaparición de sus seres queridos.

La primera parada en el trayecto fue frente al mural pintado por los colectivos bajo el distribuidor vial, para después desplazarse al palacio municipal, donde se develó una placa conmemorativa y posteriormente se bendijo a las familias frente al árbol memorial, en el parque Juárez. Acto seguido, las familias se trasladaron a la plaza cívica "18 de Marzo", donde se realizó una concentración y se rindió el informe final de la brigada, en el que se destacó la manera en la que presuntamente los criminales de deshacían de sus víctimas, en tambores con ácido o incinerándolos hasta no dejar restos.

Urgente, política de atención integral en el zona

En el informe, se denunció que pese a la presión ejercida durante tres años, a la fecha la Fiscalía no ha procesado los restos encontrados en el predio conocido como La Gallera, además de que se encontraron múltiples irregularidades, como fichas incompleta, fotografías insuficientes o sin que existe evidencia de habérseles practicado análisis del ADN.

Ante las deficiencias del Estado en materia forense, urgieron la necesidad de que se implemente el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense, al que se comprometió la Comisión Nacional de Búsqueda, en noviembre pasado.

Se requiere también de la colaboración internacional, por lo que conminaron al Estado a aceptar la competencia del Comité para las Desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a lo que seis meses atrás se comprometió el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin que tenga avances a la fecha.

De igual forma se hizo un llamado a que se implemente en la región una política integral de búsqueda, que contemple la reacción inmediata ante las denuncias y el trabajo coordinado con los colectivos de familiares.

Evitar los delitos, camino para la paz: Diócesis de Papantla

Uno de los invitados al informe de la Brigada fue monseñor José Trinidad Zapata Ortiz, obispo de la Diócesis de Papantla, la cual apoyó con el alojamiento a las familias durante las dos semanas de actividades. "Sentimos muchos que sean tantos los que por la violencia y la inseguridad han perdido un ser querido y que no puedan cerrar la herida", expresó a las familias reunidas.

Dijo que la lucha de las familias se ha convertido en una misión social y espiritual que denuncia este desorden social e injusto, y reclama que todos juntos reconstruyamos el tejido social.

Agregó que aunque los resultados no fueron los esperados, la Brigada ha permitido el acercamiento al dolor de las víctimas de la violencia y ha dejado una semilla, que será la oportunidad para animar a muchos otros a organizarse en la búsqueda de sus desaparecidos. Hizo un llamado a las familias a perdonar a quienes cometieron estos actos criminales y a las autoridades para tratar de evitar los delitos, como el mejor camino para construir la paz que requiere el país.

"Nos defraudaron muchas veces, será difícil confiar de nuevo"

Con el dolor reflejado en el rostro, consciente de no haber podido localizar a sus hijos en Poza Rica, la señora María Herrera reclamó en actuar de anteriores gobiernos, quienes los defraudaron infinidad de veces, por lo que ahora estarán evidenciando el trabajo que realicen o no los funcionarios.

Llamó a los colectivos no cansarse ni desanimarse, "si bien la situación estuvo en contra, si siguen unidos luchando para alcanzar la posibilidad, tal vez se logre el objetivo, pero se tiene que ser realista, que dadas las condiciones en que trabajan los grupos criminales nos dejan muy poco margen de encontrarlos".

Anuncian recurso federal

La representación de Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, informó que para este año se destinaron 400 millones de pesos para apoyar, a través de las Comisiones Estatales de Búsqueda (CEB), las acciones que se realicen por parte de las familias.

Paralelamente, se invertirán 500 millones de pesos para la implementación del Mecanismo de Identificación Forense que reclaman los familiares de las víctimas para lograr la identificación de los miles de restos localizados en todo México.

Por su parte, Brenda Cerón Chagoya, de la Comisión Estatal de Búsqueda, reconoció la falta de atención por parte de los gobiernos anteriores pero anunció que ya está avanzando en el proyecto del Centro de Identificación Forense, en conjunto con la Fiscalía General del Estado (FGE) para poder identificar los restos y entregarlos de manera digna a las familias.

Veracruz, en la mira de la comunidad internacional

De acuerdo con Alan García, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en México, el primer caso del que tiene conocimiento un comité de derechos humanos por desaparición se suscitó en esta región, convirtiéndose así en un lugar emblemático para los organismos internacionales.

Reconoció también la labor de las familias, quienes tomaron en sus manos una responsabilidad que debería ser del Estado, y que es Veracruz una entidad sacudida por el látigo de la desaparición, siendo la zona norte una de las más preocupantes.

En su mensaje, responsabilizó a las autoridades de estar al frente de las búsquedas y no las familias y la sociedad civil, pero en su actuar han dejado de cumplir con su misión y en este caso, son las autoridades municipales las que han actuado con mayor omisión en involucrarse con estos procesos.