Política

Urgen a gobierno federal rescatar al sector cafetalero en Veracruz

febrero 21, 2020

Orizaba, Ver.- Una caída en los precios de venta y la inmovilidad de los programas federales de apoyo a la producción del grano, se perfilan como los principales factores que ponen en riesgo la de por sí difícil economía de los cafetaleros de esta zona. Emiliano Ernesto Delgado Guerra, representante de los productores de café de esta región, demanda, del gobierno federal el apoyo para rescatar a los pequeños productores.

Opinó que el problema tiene su origen en las modificaciones a los programas de apoyo e impulso al sector cafetalero, "los recursos ya llegarían directamente al productor, sin intermediarios y a pesar de que les entregaron las tarjetas a los productores, no a todos les llegan".

"Hay muchos productores que recibieron su tarjeta con la promesa de que les llegaría el apoyo de por lo menos 2 mil 500 pesos, pero a la fecha no les llega. Por eso urge que revisen y verifiquen qué está pasando".

Agregó que los productores además deben enfrentar la caída en el precio del café, pues de 8 pesos que había subido cayó a 4.50 pesos, por lo que resulta poco redituable cosechar el producto, pues a los cortadores se les paga 3 pesos por kilo, por lo que con 4 o 4.50 pesos a la venta no hay ganancia para el productor,

Refirió que se necesita analizar y depurar el padrón de beneficiados de los programas y ver qué gente falta de entregar los apoyos, "hace mucha falta ese dinero".

"Todos tenían la esperanza que con ese dinero tendrían mejores condiciones, pero no a todos les llega y provoca inconformidades. Ahora bien, por las condiciones propias de la región de la sierra de Zongolica, se requieren variedades de planta de café que en realidad aguanten o soporten, las plagas, por ejemplo, de la roya, dado que esa y otras plagas siguen atacando los cultivos", expuso.

Recordó que hace más de dos años, el gobierno de Enrique Peña proveyó de planta cafetalera proveniente de Colombia o Costa Rica, "pero no nos dan buen rendimiento y las plagas siguen afectando a los plantíos de la zona".

Ante ello, exigió detener la importación de café, que las empresas compren el café de México y que controlen el precio, además de la asistencia técnica, pero sobre todo que la planta para la producción salga de esta misma zona, porque otras variedades presentan también otras plagas.