Política

"Confusas, las nuevas reglas de operación del SAT": contador

enero 24, 2020

Orizaba, Ver.- Una "laguna" fiscal en el nuevo requisito de retención de 6 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por servicios prestados provoca la incertidumbre entre medianos empresarios y desactiva los intentos de generar nuevas fuentes de empleo; la medida busca desalentar el outsourcing, "sin embargo, genera dudas y que se escapen nuevas posibilidades de empleo", según opinó Fernando Mejía, contador público en esta ciudad.

"Las condiciones fiscales de este año, reflejan un endurecimiento en materia, lo que pudiera desincentivar la creación de empleos, sobre todo en este caso, en el tema de la retención del seis por ciento en el IVA; la idea central de ese gravamen, es desincentivar la subcontratación de personal por parte de las empresas, pero esto igual genera incertidumbre".

En los momentos que pasa el país, explica, "lo más importante es generar certidumbre, pues si se aplica tácitamente la norma no queda claro cómo tributar y qué parte es la que debe pagar el impuesto; es decir, la retención del impuesto no sólo se debe aplicar a las empresas outsourcing sino igual a las pequeñas y medianas empresas (Pymes)".

En este sentido explicó que la retención del 6% del IVA, "se convirtió en uno de los cambios fiscales más significativos que entraron en vigor este año y se aplica a las empresas y personas físicas con actividad empresarial que realizan subcontratación de personal".

Pero el principal problema que se tiene, dice, "es que hay una laguna, una ambigüedad en su redacción, aunque se espera que en este caso el Servicio de Administración Tributaria (SAT) arregle este tema antes de que finalice el mes, el problema de redacción es que tal y como quedó, va más allá de la subcontratación laboral, toda vez que la retención del 6 por ciento del IVA se interpreta de otra forma, es decir, que sin bien sí abarca la subcontratación, también incluye a todo tipo de servicios que se contraten".

"Los contribuyentes tienen la posibilidad de recurrir a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) que, aunque ha hecho énfasis en que existe incertidumbre de diversos contribuyentes en relación a la interpretación de esa norma fiscal, sí debe ser un ente auxiliar en este caso".

Estas condiciones pueden complicarse, "sobre todo porque lo que se pone en riesgo, no es únicamente la posibilidad de recibir una sanción por incumplimiento de una retención, sino que incluso se puede perder la deducción de las erogaciones, es decir, si no se hace la retención, entonces los gastos no se pueden deducir", abundó.