Política

¿Porqué no invadimos Guatemala y Cuba?

enero 17, 2020

No conozco a ningún mexicano que piense que para resolver los problemas económicos de México, se le ocurra ir a invadir y saquear a Guatemala, o pensara expandir su territorio invadiendo a nuestros hermanos de Cuba. Por el contrario, nos sentimos hermanados y solidarios con América Latina. Tenemos una armada y ejército superiores a los de Cuba, Guatemala, Salvador, Honduras, Nicaragüa, etc., así que para 'una mente colonialista' mexicana, sería fácil concebir la idea de 'ir por esos indios', someterlos y robarles todo lo posible. Sin embargo, a un europeo o gringo y aún a un canadiense, sí se les ocurren esas ideas y de hecho tenemos el país plagado de sus empresas coloniales. Basados en la falsa idea de superioridad racial, se les ocurre que están ahí para joder al resto de la humanidad.

También tenemos que sacar al PEQUEÑO COLONIALISTA que llevamos dentro, que nos lleva a ver el mundo sólo desde los valores occidentales y sus narrativas, sus cuentos sobre que la única verdad es positivista o científica, sobre que la única medicina válida son sus grandes farmacéuticas, que las únicas soluciones económicas son las de sus bancos de usura, sacar al pequeño colonialista que sigue creyendo mentiras del tipo de que las culturas originarias eran salvajes que sacrificaban gente por deporte (1) cuando lo que nos vinieron a enseñar es cómo se invade y mata para robar. Sacar al pequeño colonialista que sigue queriendo evaluar a la sociedad por su PIB en lugar de por su buen vivir, su índice de repartición de la riqueza y su índice de equidad de género, que sigue pensando en el desarrollismo infinito en lugar del crecimiento y economías 'adecuadas', que sigue empujando en direcciones que sólo nos llevan al precipicio.

En el caso de la sobrevigilancia a nuestra embajada en Bolivia a manos del gobierno usurpador golpista, ante la posibilidad de ser invadida, a AMLO no se le ocurrió hacer amenazas militares sino llamar a la cordura y eventualmente proponer un juicio internacional, pero si tuviese él una mente gringa, habría acercado un barco a donde unos misiles dirigidos por gps pudieran dar preciso alcance a la guarida de gobierno de los usurpadores y a su cuartel militar, secundando con los paracaidistas para tomar el control del lugar y luego aterrizar aviones de transporte de equipo militar más pesado. Acto seguido 'seríamos más ricos en litio'. Con sólo enviarles a los 60,000 policías de la CDMx podrían atosigar a toda Bolivia con infracciones de tránsito que paralizarían todo su tráfico y su economía, quedándonos a deber varios años de multas. Muchos bolivianos se suicidarían por la incapacidad de pagarlas.

O si fuera una mente tipo calderón, pensaría velozmente en enviarles al cartel jalisco n.g. armados con un montón de camionetas con barret 50 mm y muchos AR-15 yanquis y unos cuantos AK-47 para echarle la culpa a los rusos, para someterlos en un par de días y aunque habrían sido transportados en transportes del ejército, en caso de que le reclamaran algo, diría que no estaba enterado de nada, que ese cartel actúa solo.

Pero el caso es que lo que quiero hacer notar es que hay mentes coloniales como las europeas y yanquis, y hay mentes que piensan en ponerse a trabajar, a combatir la corrupción y ver cómo sacar al país adelante con lo que se tiene, como AMLO y sus cercanos, que a pesar de las derrotas y las ofensas, no paran en su empeño. Si no tomamos ejemplo en ello y

accionamos inmediatamente en consecuencia, somos cómplices de una sociedad corrupta y decadente. Hay que dejar de temer e ir de frente en la sintonía de la 4a T.

Entonces, el problema del niño pistolero en Torreón no es sólo un problema de culpabilidades morales de padres o de revisores de mochilas, llevamos décadas viendo excesiva violencia en tv, cable, videojuegos y cine y nadie ha hecho lo necesario para parar esa ola de porquería principalmente yanqui, una forma de colonialismo mental. El país entero debiera haberse volcado y parado al país con el fraude de calderón, pero nos faltó capacidad de indignación antes de que entregara el país, el ejército y la marina a la delincuencia organizada yanqui y particularmente a sus empleados: el chapo y sus secuaces, cosa que con la continuación de peña nos ha costado 400,000 muertos y desaparecidos y contando. Si la sociedad mexicana hubiera sabido que nos costaría esa cifra de vidas el haber permitido el fraude fox-calderoniano y luego peñista, ¿Qué deberíamos haber hecho? Todo menos quedarnos sentados viendo cómo un idiota espurio se asocia con los extranjeros para, al igual que en la época de Maximiliano, invitar a la invasión esperando tener el beneficio de las migajas, que por cierto pronto se le van a convertir en barrotes.

Esa pasividad enferma, a 2 millones de mexicanos nos costó un familiar cercano y a 20 millones nos costó perder a un amigo cercano. A otros 22 millones les costó un compañero de trabajo o de estudio. (¡Y en el colmo del cinismo, ese delincuente traidor, aún se atreve a querer engañar a unos cuantos ignorantes con migajas para hacer otro partido!)

46 millones al menos, deberíamos haber parado carreteras, sindicatos, fábricas, todo en 2006 e inclusive antes, en el fraude de Salinas y en cada uno de los que orquestó el prian. Los idiotas altos mandos del ejército y la armada, en lugar de agacharse con el calderas para ser penetrados por la infamia deberían haber depuesto a ese régimen traidor, pero prefirieron agacharse y ser parte de esa afrenta y defender al cartel del chapo y el mayo, incluso con peña. Al menos estos 46 millones, con diferentes grados de agravio, deberíamos retomar nuestros diferentes grados de indignación y rabia, de tristeza e impotencia, para convertirlos en acción positiva para hacer de este país algo mejor, un país en el que sea imposible que se repita esto porque no lo vamos a permitir a costa de lo que sea.

El resultado directo de no haber volteado al país de cabeza cuando amerirtaba, cuando tomar Reforma fue la caricatura de la necesidad de tomar todo el país, más la violencia presente en los medios y en la realidad, es el origen del pistolerito de Torreón, entre muchos otros, además de los factores psicosociales particulares de esa familia. ¿Qué podemos hacer para parar y evitar los contenidos donde los conflictos se resuelven con violencia? ¿Qué podemos hacer para dejar atrás el 'premio y castigo' como estructura de la familia, la educación y la sociedad? (Porque como estudioso de la ética, puedo demostrar que ese es el orígen de la corrupción) ¿Qué podemos hacer para sanear a una sociedad profundamente enferma? ¿Qué podemos hacer para politizar de forma que no se vuelva a repetir el calderonazo ni el peñazo?

Dejar que la política la hagan sólo los llamados políticos nos ha costado ya demasiado, de forma que tenemos que organizar grupos de formación, de discusión y de acción política entendiendo que TODOS SOMOS SERES POLITICOS. Desterremos la televisión de nuestras casas, que por miles de años no les hizo falta a nadie, sean desterrados los narcovideoclips y

la música que denigra a la mujer, dejemos de perder miserablemente nuestra valiosísima vida y empecemos a tomar responsabilidad de nuestros problemas comunes en conjunto con nuestros amigos, con nuestros vecinos aifnes, con aquellos con quienes tenemos que enfrentar la problemática de una sociedad destrozada por la ambición capitalista neoliberal y por la avaricia narco y empresarial que dirigida desde estados undidos nos ha recetado el impuesto al dolor agregado, que una raza de víboras que controla las finanzas del mundo pretende sea 'lo normal' en nuestro país y en otros.

Le debemos a este país, a nosotros y a los que vienen, dar la vida día con día por hacer el país que realmente nos merecemos.

feril.jor@gmail.com

1) http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=190618_134305_621