Política

Pide diputado se reforme el Código Penal para castigar a ladrones de medicamentos

enero 17, 2020

Xalapa, Ver.- La bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso de Veracruz presentó una iniciativa para reformar la ley y sancionar severamente el robo de medicamentos.

El portavoz de la iniciativa, el diputado Henri Christophe Gómez Sánchez afirmó que con esto se reformaría el artículo 205, fracción III, del Código Penal de Veracruz, que señala sanciones de cinco a ocho años de prisión y multa hasta de doscientos días de salario mínimo al robo de mobiliario o equipo escolar, por lo que se añadiría el hurto de fármacos.

Esta situación se da tras darse a conocer que fue robado medicamento oncológico en diciembre pasado, con un valor superior a los 20 millones de pesos.

Además, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez solicitó a los legisladores adecuar la ley para aplicar sanciones más fuertes.

La reforma consiste en sancionar con penas de seis a ocho años de prisión y multa de hasta 200 Unidades de Medida y Actualización (UMA), a quien sustraiga de instituciones públicas o privadas destinadas a prestar los servicios de salud, cualquier tipo de insumos, ya sean materiales médicos o medicamentos.

Durante la presentación de la iniciativa, el diputado soslayó que durante los últimos meses "enemigos de la transformación" se han aprovechado de la importancia que tiene el tema de salud en Veracruz y se apoderaron de medicamentos para comercializarlos ilegalmente.

Explicó que la iniciativa tiene como objetivo otorgar a la persona el desarrollo necesario para proteger otros derechos, como la vida, evitando con ello que no se presenten situaciones que la impidan su adecuado bienestar.

"Es por ello que el derecho a la salud debe considerarse como un prerrequisito fundamental e indispensable para el aseguramiento de los demás derechos humanos, y no sólo como el derecho a estar sano", sostuvo Gómez Sánchez.

Indicó que el robo de medicamentos daña el patrimonio de las dependencias encargadas de salvaguardar el derecho a la salud, y afecta directamente a población que reclama sobre el desabasto de fármacos.

La Fiscalía General de la República (FGR) señaló que en el país el robo de fármacos aumentó hasta en un 800 por ciento y según las investigaciones de inteligencia, se estableció que las principales ciudades donde comercializan el producto robado es en los estados de Jalisco, Guanajuato, Ciudad de México y Puebla.