Política

Se duplica la brecha pensionaria en UMA

diciembre 19, 2019

En la nota inmediata anterior de hace unos días propusimos un análisis. Dejamos escrito lo siguiente: "En el momento de redactar éstas líneas el salario mínimo es de $102.68 y diversos actores quieren para el año 2020 aumentos significativos. La Coparmex pide llegar a $127; la UNT pide $135; la Catem de Pedro Haces pide $132; Acción Ciudadana contra la pobreza pide $133; incluso la CTM, que en los últimos mil 500 años nada le pidió a los gobiernos del PRI, plantea hoy un aumento ¡del 26%! para llegar a $130 (la CTM pide nueve veces la inflación, que está anclada en 3.0); el Senado propuso formalmente $172; sea cual sea la cifra final, el alza del salario mínimo aumentará la brecha de las pensiones injustamente medidas en uma. Toda pensión medida en uma que hoy tiene un déficit de 21%, saltará automáticamente, en las próximas horas o días de éste mismo año 2019, a tener un déficit de 40, 50, 60% o más. Volveremos sobre el tema para saber la exactitud del pronóstico".

Es el caso que por fin el gobierno federal ha anunciado en la tarde de este 16 de diciembre el aumento al salario mínimo y lo ha dejado en $123.22 con una uma que seguirá reptando y aumentará un 3% para llegar a $87.02 aproximadamente para el año 2020. La brecha o déficit pensionario habrá saltado entonces de ser un 21% actual a ser un 42%; se habrá duplicado. ¿Por qué la situación pensionaria está así? Hubo un día en que el gobierno anterior PRI-2012-2018 salió con la idea de que las pensiones que se pagaban midiéndolas con salarios mínimos, SM, se comenzaran a pagar con un invento llamado Unidades de Medida y Actualización, uma, destinadas a otra cosa y de menor cuantía (no viene al caso enredarnos en diseño y fines de las umas). Cinco amparos consecutivos en el sentido de que las pensiones deben pagarse en SM y no en umas, orilló a la SCJN a dictar una jurisprudencia el 20 de septiembre último. Ella dice:

"Tipo de Tesis: Jurisprudencia.- Materia(s): Laboral, Administrativa.- UNIDAD DE MEDIDA Y ACTUALIZACIÓN (UMA). NO PUEDE APLICARSE PARA DETERMINAR LA CUOTA DIARIA O LA LIMITANTE DE PAGO DE UNA PENSIÓN, POR TRATARSE DE PRESTACIONES DE NATURALEZA LABORAL REGIDAS POR EL SALARIO MÍNIMO.- (:::) Como la pensión de retiro de los trabajadores es una prestación de seguridad social derivada de la relación de trabajo y sustentada propiamente en el salario, incluso para generarla y pagarla se atiende al fondo constituido durante la vida activa laboral, mediante aportaciones del salario percibido, topadas a la cantidad máxima de diez veces el salario mínimo, es claro que esa prestación es laboral; consecuentemente, lo relativo a su monto, actualización, pago o límite máximo debe aplicarse el salario, por no tratarse de cuestiones ajenas a su naturaleza; además, de atender para esos aspectos a la Unidad de Medida y Actualización se desnaturalizaría la pensión y se utilizaría un factor económico ajeno a la prestación de seguridad social referida, distinta al salario y ajeno a la pensión, lo cual jurídicamente no es permisible".

Es, pues, mandato de la Corte dejar de pagar con umas y pagar midiendo con SM. ¿De qué tamaño es el desfase? El monto de las pensiones comenzó en 2017 a crecer menos pues las umas crecían menos (para eso se diseñaron), mucho menos, que los SM. El ritmo notorio de desfase fue el siguiente: en 2016 el SM y la uma valían lo mismo, $73.04. En 2017 el SM valía $80.04 y la uma $75.49; la diferencia era de $4.55, es decir que el SM estaba un 6% por encima de la uma y de las pensiones medidas con umas. En 2018 el SM valía $88.36 y la uma $80.60; la diferencia creció a $7.76, es decir que el SM estaba ya con un 9% encima de la uma y de las pensiones medidas con umas. En 2019 el SM valía $102.68 y la uma $84.49; la diferencia era de $18.19, es decir que el SM estaba 21% por encima de las pensiones pagadas con umas. Dicho de otra manera las pensiones pagadas con umas, hasta el año 2019, están recibiendo 21% menos de lo que debe ser. Hoy la brecha acaba de ampliarse, de duplicarse, hasta llegar a un 42% de diferencia.

Pensiones medidas con umas, en el año 2020 deberán ganar, en números redondos, un 42% más de lo que perciben. En diciembre de 2018 la Coparmex propuso que al final del sexenio actual el salario mínimo deberá quedar en $290. En el actual diciembre dice que deberá quedar en $243 en el año 2024. La umas seguirán reptando y los SM creciendo, profundizando la brecha pensionaria. Si el gobierno cumple con la interpretación de la SCJN y cierra la brecha, deberá aumentar las pensiones e implícitamente alentará las jubilaciones pues a medida que vaya avanzando el sexenio será atractivo retirarse del servicio con pensiones Issste (10 salarios) de $87 mil o $73 mil mensuales según se alcance o no lo que propone el gobierno y lo que plantea en cifras duras la Coparmex.

Twitter: @WenceslaoXalapa