Municipios

Aumenta la violencia en robos y cobro de piso a empresarios de Coatzacoalcos

diciembre 19, 2019

El homicidio de más de 30 personas, cierres de negocios, desempleo y pérdidas millonarias han dejado como saldo los ataques a empresas en Coatzacoalcos durante los últimos siete meses. Los atentados comenzaron el 28 de mayo, cuando fue incendiada una sucursal de la cadena Bama, que se encuentra a la altura de las avenidas Uno y Román Marín, en la colonia Prócoro Alor.

El incendio fue precedido de una explosión, que ocasionó quemaduras en el 40 por ciento del cuerpo a uno de los empleados. La tienda volvió a operar días después y la víctima continuó trabajando tras permanecer hospitalizado.

Transcurrió poco más de un mes y, nuevamente, el hampa atacó otro establecimiento, pero ahora sí hubo pérdidas humanas. Fue en el bar "la Catrina" la noche del 16 de julio cuando sujetos desconocidos irrumpieron, abrieron fuego contra dos empleados y después rociaron gasolina en el inmueble que se encuentra sobre la calle Prolongación de Hidalgo entre Reforma y Constitución.

Luego del ataque murió una mujer identificada como Diana Isabel Sánchez Campos, que recibió disparos en las piernas y sufrió quemaduras en el cuerpo. Dos noches después, el 18 de julio, la delincuencia fue sobre dos comercios. El primer caso ocurrió alrededor de las 8 de la noche en un local de cocinas integrales propiedad del delegado de Tránsito y Vialidad, Ricardo Williams Rojas.

Los responsables ocasionaron un incendio en el establecimiento que se encuentra sobre la avenida Miguel Hidalgo casi esquina con Pedro Moreno; sin embargo, las corporaciones de auxilio sofocaron las llamas y no hubo reporte de lesionados.

Una hora más tarde fue incendiado un vehículo que se encontraba en un lote de autos a la altura de las avenidas Independencia e Ignacio de la Llave. Según testigos, dos sujetos rociaron gasolina a la unidad, le prendieron fuego y se dieron a la fuga. En tanto, bomberos de la localidad apagaron las llamas.

La noche de Caballo Blanco

Un mes después, la noche del 27 de agosto, ocurrió el multihomicidio en el centro nocturno Caballo Blanco, que le costó la vida a 30 personas. Varios hombres armados llegaron al antro que se encuentra sobre la calle Román Marín casi esquina con Independencia, arrojaron bombas molotov, cerraron el negocio y se dieron a la fuga, pese a que a unas cuadras se encuentra el cuartel de la Policía Naval.

Los bomberos sofocaron el incendio, pero no pudieron salvar a las bailarinas, empleados y clientes que ahí se encontraban.

Inician los "cortinazos"

El 25 de septiembre iniciaron una serie de robos a negocios en Coatzacoalcos, en los que los responsables operan durante la madrugada, rompen las cortinas de acero, y de esa forma se llevan dinero u objetos de valor. La primer víctima fue una tienda de telefonía celular que se encuentra sobre la avenida Hidalgo entre Pedro Moreno y Matamoros, frente al mercado Morelos.