Política

"Parejas de empresarios o políticos no se atreven a denunciar maltrato por temor"

diciembre 09, 2019

El caso de Abril Pérez Sagaón, madre de familia asesinada en la Ciudad de México, que puso al descubierto la violencia ejercida por el ex esposo y empresario, Juan Carlos García, es un detonante para que otras mujeres de estrato social alto se atrevan a denunciar o poner un freno a una relación que les podría comprometer la vida, indicó la directora del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM), Yadira Hidalgo González.

Al igual que Abril Pérez, otras mujeres casadas con varones empoderados económicamente, padecen la violencia familiar, pero no se atreven a denunciar por temor a las represalias que pudiera ejercer el victimario en su contra o de la familia.

La directora explicó que "hemos visto que estas mujeres empiezan a hablar, porque además de que traen toda la carga cultural de su estrato social y económico, muchas veces están casadas con un hombre y no sólo de poder patriarcal dentro de la familia, sino de poder real, un político, empresario, persona reconocida, eso coarta muchas veces".

Hidalgo González exhortó las y los ciudadanos para que ayuden y denuncien cuando una mujer es víctima de maltrato, porque el grado máximo de la violencia ejercido contra ellas es el feminicidio.

Propuso que cambiar el discurso a los varones y pedirles a todos aquellos que no ejercen violencia, que respetan y hacen valer los derechos de las mujeres, que se sumen al rechazo de los que sí cometen delitos contra este sector de la población.

"Tú que no violentas, tú que no golpeas, tú que no violas, no matas, está muy bien. Pero, ¿qué haces para ayudar a una mujer en situación de violencia? Qué bonito que no cometes delito, pero como hombre, ¿cómo te posicionas contra la violencia?", cuestionó.

Explicó que a mujeres de estrato social alto se les dificulta en un grado mayor acercarse a las instituciones públicas para solicitar ayuda cuando son violentadas, porque hay la percepción equivocada de que el maltrato sólo se da en la clase media y baja.

"Hay mujeres que están saliendo, que piden ayuda, que se nota vienen de un ambiente socioeconómico elevado, esas mujeres están hablando, y esas mujeres no hablaban y no iban a las instituciones porque se cree en México que las instituciones son para personas vulnerables en otros sentidos: económica, social y culturalmente", explicó.

Citó como ejemplo que en el Instituto Municipal de las Mujeres no acuden mujeres de clase media, alta alta, pese a que sí hay casos de violencia familiar, "y sin embargo, eso existe porque la violencia permea todo", finalizó.

La directora comentó que el Instituto Municipal de las Mujeres cambió de dirección, y ahora están en la calle Landero y Coss número 36-42, entre las calles de Ignacio Aldama y 20 de Noviembre, colonia Centro de Xalapa; y con dos líneas telefónicas: 8414010 y 1650996.