Política

Trabaja Tec de Boca del Río en un nuevo tipo de fertilizante orgánico

diciembre 03, 2019

Con residuos de tortugas de agua dulce crean biomasa ecológica

Virginia Alcántara Méndez, presidenta de la Academia de Acuacultura del Instituto Tecnológico de Boca del Río, informó que se está trabajando en un proyecto con desechos orgánicos de diversas especies marinas para generar un nuevo tipo de fertilizante.

Existe un proyecto en el que se incluyen tortugas de varias especies, todas de agua dulce, para producir alimento a través de la biomasa.

"Es la oportunidad de tener plantas y alimentos orgánicos que no tienen injerencia con fertilizantes y cultivar especies que están en peligro".

Se trabaja con las especies de tortugas de agua dulce nativas como la chachahua y la blanca.

"La biomasa de las tortugas, como es grande, da más producción que la de los peces, los desechos de las tortugas sirven como fertilizante, limpian las plantas, y regresan a las tortugas", explicó.

Señaló que este proyecto se está desarrollando desde el año 2017, aún está en etapa experimental.

"No se ha hecho en otro lado, es una investigación innovadora y da buenos resultados, está aplicado porque se sigue produciendo", dijo.

Pueden producirse alimentos como pepino, plantas aromáticas como albahaca, lechuga, chile, una serie de hortalizas, que están creciendo y han dado buenos resultados.

Indicó que se están buscando apoyos para el año 2020.

Añadió que hay estudiantes que buscan hacer sus proyectos en otros países, actualmente hay estudiantes en España y Brasil.

Estudian proyecto que beneficiará a pescadores

Un grupo de investigadores trabajan en un proyecto de zona pesquera para apoyar a los pescadores pero también hacer la pesca sustentable en el área arrecifal de Veracruz, indicó Leonardo Ortiz, investigador del Instituto de Ciencias Marinas.

"Estamos buscando esquemas que nos permitan el trabajo con las comunidades de pescadores, que nos permita tratar de llegar a acuerdos con ellos para disminuir la presión pesquera", dijo.

Afirmó que buscarán mejorar los sistemas de comercialización de los productos pesqueros.

"Ya estamos trabajando con algunas empresas privadas para que el pescador pueda mantener o mejorar su nivel de vida, pero disminuir la presión sobre los arrecifes", dijo.

Se está trabajando con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental así como con algunas empresas de la iniciativa privada.

El investigador indicó que se espera que para febrero puedan tener armado este esquema de conservación y bienestar social.

Aseguró que actualmente hay zonas arrecifales que están sobreexplotadas por el esfuerzo pesquero.

"Hay un exhorto del Senado que quiere convertir áreas protegidas, pero no sentimos que sea adecuado, porque estas áreas castigan más al usuario, que es el pescador", dijo.

Ortiz señaló que en la franja costera de Veracruz, en la región central, hay cerca de 40 mil pescadores que tienen su sustento en esta actividad.