Sociedad y Justicia

La mujer "es violentada en todo ámbito": activista social

noviembre 20, 2019

Orizaba, Ver.- Ni las leyes que protegen a las mujeres, ni los discursos de los tres niveles de gobierno logran contener la ola de violencia que envuelve a las mujeres veracruzanas; lo que sucede en la Universidad Veracruzana (UV) es otra de las muestras de la imparable violencia de género que, ahora, amenaza a las universitarias; la zona centro de estado se mantiene como una en las que más atentados se cometen en contra de ellas, considera Luz María Reyes Huerta, activista social.

Para empezar, señala, "en las últimas semanas se ha evidenciado públicamente la grave problemática que existe en la Universidad Veracruzana (UV) por el acoso sexual, lo que nos da una idea de la grave situación de violencia que enfrentan las mujeres en las universidades. Ojalá que la UV empiece a elaborar sus protocolos de atención para atender estas problemáticas de violencia".

Estos escenarios, formados al interior de la UV, deben servir, opina, "para destacar que la violencia está presente en todos los ámbitos de la vida de las mujeres, en la familia, la escuela, el trabajo, institucional y la sociedad, que replica un sistema patriarcal en donde las mujeres siempre estarán en desventaja"

"La atención para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres requiere de la voluntad de los tres órdenes de gobierno para realmente transversalizar todos los ámbitos de la vida de las mujeres y ahí es donde siempre ha estado el problema, se habla mucho de que existe cero tolerancia a la violencia contra las mujeres, pero en la práctica no se ve reflejado, al contrario, se fortalece la impunidad de los agresores".

De hecho, señala, la rectora de la Universidad Veracruzana, debe asumir sus responsabilidades, "y debe igual ocupar sus obligaciones; van en el mismo tenor, tiene que prevenir, atender con perspectiva de género los casos de violencia que presenten, sancionar de acuerdo a la normatividad de la universidad a los agresores e implementar acciones tendientes a erradicar esas conductas de la máxima casa de estudios del estado".

Pero el problema se agrava debido a los elevados índices de impunidad que existen en Veracruz y en el país, "ése precisamente ha sido el problema, existe una legislación federal y estatal que beneficia a las mujeres, el problema siempre ha sido su aplicación, porque para ningún gobierno las mujeres son prioridad".

Este es un problema de voluntad política, "definitivamente, tenemos una legislación federal, estatal... pero, a la vez, dos alertas de género que señalan claramente qué es lo que se debe hacer desde el gobierno para lograr que las mujeres tengan una vida libre de violencia; pero la violencia no cesa, va en aumento, y se refleja en su expresión más grave de violencia contra las mujeres que son los feminicidios, pero eso te indica que la problemática de la violencia es aún más grave y los gobiernos solo simulan cumplir la ley, las alertas, los protocolos, pero realmente no sucede así".

Y para medir los índices de violencia que se tiene en la zona, expone, "es tan grave como la que la zona centro del estado es la que más casos de feminicidios tiene, lo cual nos indica qué tan difícil es la situación que se vive en la zona Orizaba-Córdoba, ejemplo claro lo ocurrido el domingo en Cuitláhuac, en donde una menor de 16 años fue asesinada por su expareja".