Política

EPR denuncia prácticas restrictivas y pacto del gobierno con monopolio

noviembre 17, 2019

Orizaba, Ver.- La represión y persecución de activistas sociales no ha dimitido con el triunfo electoral de la izquierda en México, por el contrario, el régimen en turno, no únicamente mantiene las prácticas restrictivas sino que además son más violentas; en lo económico, "el maridaje" gobierno-empresarios, "se ha fortalecido" y sólo cambió de actores; proyectos como la refinería de Dos Bocas o el Tren Maya, "abren la puerta a los nuevos dueños del dinero bajo el amparo del poder", según señala el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

La sociedad mexicana, dice esta agrupación guerrillera por medio de un documento, "lejos de sufrir transformación radical, continúa por la senda imperialista, la cual se expresa en un poder burgués cada vez más reaccionario en arreglo al curso de la crisis económica, política y social. Estos aspectos, se señala, reflejan la magnitud de la crisis del régimen en su conjunto y la maduración de las condiciones objetivas de la transformación radical de la sociedad, cambio que de forma inevitable ha de concluir en la antítesis del capitalismo".

Otro de los reflejos del carácter reaccionario del poder burgués es el papel del Estado en general, señala en un documento esta agrupación guerrillera, "son los diferentes indicadores económicos que revelan a la recesión económica como inevitable destino de la ruta por la que transita la economía mexicana subsumida a la dependencia y funcionalidad respecto al imperialismo, en particular, al vecino país del norte, quien se perfila a una de sus mayores recesiones de la historia económica moderna".

Continúa: "La crisis social hace presencia en la descomposición ascendente de la sociedad mexicana que el régimen alimenta a lo largo y ancho del país; rasgos distintivos de tal circunstancia son la violencia que emana desde y para el Estado, transfigurada en altos índices delictivos, asesinatos y ejecuciones extrajudiciales, incremento de las actividades económicas ilícitas como el narcotráfico, así como la apología a la mítica delincuencia organizada".

A razón de la prevalencia de las injusticias políticas y desigualdades sociales cada vez más profundas, se advierte, "las fuerzas populares y revolucionarias siguen desarrollando crítica política al régimen, el cual es defendido a ultranza por la actual junta administrativa quien por medio de su política de gobierno mantiene la ofensiva contra todo aquel que no se alinee a la democracia burguesa e intereses del capital".

El actual régimen, no dista mucho de los anteriores, "pues en el país ha incrementado el universo de los detenidos desaparecidos de manera forzada, de las ejecuciones extrajudiciales y demás crímenes de lesa humanidad. Esta es la realidad que, desde el gobierno, los monopolios y la reacción se niega o tergiversa de manera propositiva para mantener la explotación y la opresión capitalista como norma o ley absoluta sobre los hombros del pueblo mexicano".

Un ejemplo de la continuidad de la colusión entre gobierno, "es el amasiato capital y Estado en la conformación de monopolios. Es el caso de los gasoductos por parte de la inversión privada y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) donde los dueños son oligarcas y hacen del Estado un mercado cautivo con precios monopólicos por varias décadas. Los burgueses involucrados son Carlos Slim con grupo Carso; Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); y Antonio del Valle, del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

"El ejemplo anterior no es el único ni el más ambicioso de los proyectos monopolistas entre Estado y capital, el mismo carácter tienen los proyectos de infraestructura prioritarios del actual gobierno: el tren maya, la refinería de Dos Bocas, en Tabasco; los programas de caminos de mano de obra, que son 300 caminos que se van a construir en las zonas más marginadas como Guerrero, Oaxaca y Chiapas; y el corredor del Istmo de Tehuantepec. Todos tienen como fin último la reproducción del capital, por consecuencia la acumulación ampliada del mismo y la oxigenación del régimen capitalista", concluye el comunicado.