Política

Campo veracruzano, en riesgo, debido a caída de precio y cambio climático: CRC

octubre 28, 2019

Orizaba, Ver.- Más de 20 mil toneladas de maíz, producidas en los municipios veracruzanos de la zona de las altas montañas y los poblanos cercanos a los límites con Veracruz, están en riesgo de perderse. El cambio climático y la caída de los precios se perfilan como los principales factores que influirían en ello. De concretarse, el riesgo en el campo veracruzano se agravará, advierte el presidente del Comité Regional Campesino en Orizaba, Juan Artemio Rodríguez Maceda.

El problema en la producción del campo, dijo, es grave y esto ahondará las condiciones de pobreza que existen en el campo, no tan sólo en la zona, sino en el estado en general, debido a que este problema es generalizado. Los factores por los cuales la producción agrícola está en muy malas condiciones, son diversos, pero el clima es ya la preponderante.

De hecho, explica, en el recuento que se tiene de las afectaciones, tan sólo en la zona de Orizaba se calcula que, por ejemplo, la producción de maíz cayó hasta en un 40 por ciento con respecto al año pasado, "y la causa principal que se tiene son las condiciones climatológicas; hay cambios importantes en el clima y ello impacta en la producción del grano", explicó.

El fenómeno tendrá impacto también en la economía de quienes se dedican a la producción del grano, "porque se registrarán pérdidas económicas que de paso afectan a la economía de las familias agrícolas de a región".

Se estima una pérdida en la producción de por lo menos 20 mil toneladas, de las 50 mil que se generan regularmente. Los efectos de esto, según da a conocer Rodríguez Maceda tendrá lugar en los municipios productores, los cuales son la mayoría de los pertenecientes a la zona centro del estado, pero incluso hay municipios del estado que Puebla que por su colindancia con nuestro estado igual resienten los efectos del cambio en el clima, que se refleja en una prolongación de un periodo de lluvias, aunque al inicio del año se produjo una temporada de seca debido a los efectos del inverno del año pasado.

"Esos son efectos que hemos tenido a lo largo del año y que ahora nos preocupan porque vamos a tener pérdidas económicas (...) y si de por sí tenemos problemas por las condiciones económicas y los precios de garantía, ahora se complica la situación", señaló.

La producción se retrasó por el atraso que tuvo el temporal de lluvias; según relata el líder campesino, "desde el primer día de mayo se debe comenzar a preparar la tierra y la siembra se hace en la primera quincena, pero debido a que las lluvias se retrasaron, también se retrasó la producción del grano; a esto hay que sumarle la caída del precio que es de alrededor de 4 mil 500 pesos, lo que deja con una ganancia mínima al productor debido a los costos que representa sembrar".

La inversión que se hace, explica, es mucho mayor que la ganancia: "debemos trabajar con el tractor para la preparación del surco, comprar la semilla y trabajar con la mano de obra, todo ello influye en el proceso de producción del grano y por las condiciones actuales, será muy difícil recuperar la inversión", concluyó.