Política

El contenido de la acción

octubre 21, 2019

Este fin de semana los familiares del soldado veracruzano caído en el operativo Sinaloa dieron sepultura a su ser querido. La acción en la que fue muerto ha dado lugar a un torrente de críticas sumarias al gobierno sobre la base del "principio de autoridad". Que si demostró debilidad, que si mala organización, que si fue doblegado el Estado mexicano. En el torrente de críticas todos parecen preocuparse y desgarrarse las vestiduras porque el gobierno permitió que el "Estado mexicano" fuera doblegado. Críticas zafias que oscilan entre los razonamientos mezquinos y los chabacanos.

Lo cierto es que decenas de hombres armados del Cártel de Sinaloa cerraron las calles y se liaron en batallas contra las fuerzas del Estado. En el centro de la ciudad explotaron autos en llamas, se bloquearon vías y se disparó armamento pesado a pleno día. Se le reclama al gobierno la falta de planeación e inaceptable debilidad, se piden renuncias en el gabinete. Se histerizan los ánimos. El gobierno federal da explicaciones sobre la base de un principio que reclama contención: se terminó con la lógica de la guerra, con la de la solución de fuerza como opción permanente y primera. Es simple, los costos en vidas civiles y los daños en la ciudad hubieran sido devastadores.

La discusión habrá de seguir y la atención internacional sobre México crecerá porque la lógica del nuevo gobierno es completamente distinta a la de los anteriores. Sí se trata de enfrentar al crimen organizado y combatir el trasiego ilegal, pero no a costa de las vidas y bienes de la ciudadanía. Tan sencillo como eso.