Política

Ovidio: Jueces coludidos, injerencia y chistes con trasfondo criminal

octubre 20, 2019

El teatro yanqui establece una sarta de mentiras como "la verdad oficial" en lo relativo al narco, farsa que se ha colado a la mente de muchos mexicanos, como que:

1. Ellos son las víctimas y así los dueños del narconegocio son los malvados mexicanos. 2. Que la única forma de tratar con las drogas es hacerlas ilegales en lugar de ser un problema de salud. 3. Que la única forma de combatir eso es con fuerte armamento y operativos que "acaben con ellos", y 4. Que los políticos yanquis son inmaculadas palomas de la paz que combaten toda esa maldad.

Todo eso es falso y lo contrario es verdad. Los políticos y los bancos son operadores de la mafia, dueña tanto de los bancos como de los destinos de esos políticos, pero además, en México, gracias a los presidentes desde Manuel Ávila Camacho en 1939 hasta Peña, quizás exceptuando a Lázaro Cárdenas del Río y algún otro, todos han sido operadores de la mafia yanqui, colaboradores de la CIA y de la DEA, protegiendo a los grupos de narcotráfico y carteles criminales, que son brazos armados al servicio de los grupos de poder yanquis, nunca células independientes locales, por la sencilla razón de que la compra de su producto la controlan las mafias yanquis y sus autoridades de EU, que están a su servicio, desde Colombia o Turquía, hasta su introducción y distribución en Estados Unidos, donde mueren 67 mil jóvenes anuales por ello y a sus mafias –autoridades, no les importa suficiente.

Análogamente a Al Kaeda e Isis, los mercenarios mexicanos acá se llaman carteles de la droga, pero son lo mismo, entes controlados por DEA y CIA para satisfacer las agendas económicas, políticas, militares y sociales de las "altas mafias" (iluminati-cabal-dems o talmud-reps), sólo que los locales no lo saben, o quienes se enteran entre ellos prefieren ignorarlo. Es decir, cuando veas a un jefe narco mexicano, estás viendo a un operador extranjero que no sabe que lo es y que se satisface con la décima parte de las utilidades del negocio respecto de sus jefes estadounidenses, quienes además les venden las armas y les definen el valor de la droga que trafican. Si ves a un sicario de éste, estás viendo a un operador extranjero que no sabe que lo es, que mata o daña mexicanos para favorecer a esos yanquis, mientras vive de migajas en la expectativa de alcanzar el nivel de su jefe, sin considerar que la vida promedio de cualquiera de ellos es de 7 años, por lo que es poco probable que lo desbanque.

El operativo en Culiacán contra Ovidio (no el poeta), el hijo del Chapo, requería una orden de aprehensión, que evidentemente un juez vendido (en territorio priísta) retrasó. ¿Qué pasa si penetran a una casa sin tal orden? Pues que al final los tendrán que liberar por faltas al debido proceso, a menos que demuestren que los otros empezaron a disparar primero, lo que en un estado de dominio priísta, en contra del actual gobierno federal, se antoja imposible. De hecho, la primera área de narcocultivo del país es el triángulo dorado en Sinaloa, con respaldo priísta y panista desde la presidencia.

Sin embargo, cientos de prostitut@s de la pluma y millones de personas que reenvían cualquier estupidez que les llega, manejan la versión de que devolvieron al hijo del Chapo porque hubiera un pacto con los narcos o por debilidad del Estado, prefiriendo ver mucha sangre de ambos bandos.

Narcoaudios

Circulan dos audios que aparentemente los grabó personal militar de Sinaloa, uno donde, con cantaleta de sinaloense, uno que se ubica como líder de un grupo de sicarios de hijos del Chapo propone negociar la vida de los soldados rehenes (guachos, les dice), y de las mujeres (parece ser que las secuestraron de la mismísima zona militar y por tanto esposas de soldados en activo en esa región), y otro anterior que expresa que "vienen bajando 100 camionetas" (artilladas según video que circuló con barret 50 mm, que perfora los blindajes de los vehículos y hasta tanques o bardas, que pueden alcanzar objetivos a más de 2 kms, equipadas con alimentación de cinta), a matar a todo el que se encuentren, a menos que las autoridades cedan a la petición de liberar al hijo del chapo.

La Reacción

Esto, en la óptica de un clásico militar psicópata gringo, o en la mirada de un enfermo títere como Calderón, Peña o gente de su calaña, es la oportunidad perfecta para sacar tanques y helicópteros y matar a 400 o 500 narcos aunque maten a los rehenes y tengas 2 o 3 mil bajas civiles. Verdaderamente miserable es querer reivindicarse con la muerte de otros. Para esa gente y los yanquis es un negocio de armas perfecto y un exterminio de mexicanos odiosos. En la óptica de personas con una visión civil, que respetan la vida de la gente inocente que pagaría con su vida por efecto de esa decisión, implica asumir la obvia embestida mediática y evitar la confrontación, lo cual es coherente con el discurso de AMLO y Morena.

Resultado

Así, tratándose en principio de un teatro yanqui para hacer creer al electorado de allá que CIA y DEA están trabajando para mermar a esos narcomexicanos violadores y asesinos (subiendo la popularidad del trompas pues son sus consignas de campaña), la no detención resultó primero un revés a los planes de la DEA-mafias, y luego en un pretexto más para que la derecha mexicana vocifere y grite que la estrategia de gobiernos previos era mejor o la actual ineficaz, porque no son capaces de mirar más que a través de su propia óptica torcida. Pero obsérvese cómo ambos reman en la misma dirección. Los chistes al respecto, lo que defienden en realidad es la acción aplastante de un Estado represor, fascistoide al que la derecha ha querido que el pueblo gringo y el mexicano nos acostumbremos, no importa que llevemos 400 mil muertos y desaparecidos con tal estrategia, cosa muy conveniente para los vecinos del norte, no sólo por eliminar mexicanos sino por vender sus armas a ambos bandos. Porque no sólo quieren una "américa para los yanquisionistas méndigos", sino en particular, "México para los yanquisionistas", pero sin mexicanos. Y eso no es un chiste.

Por eso nos combaten activamente también con maíz cancerígeno, con chem trails, con bio trails (rolla, dengue), con vacunas contaminadas con diversas enfermedades en un cierto porcentaje (ver declaraciones de un yanqui inoculador de sida en Sudáfrica a través de vacunas {https://www.theguardian.com/world/2019/jan/27/south-african-intelligence-officers-spread-aids-black-communities https://www.cbsnews.com/news/bayer-admits-it-paid-millions-in-hiv-infection-cases-just-not-in-english/}), con flúor en el agua y en la pasta de dientes (hay que revisar el estudio de la Dra. Lily Kay citado por el neurólogo Dr. Russel Blaylock (https://www.youtube.com/watch?v=v3-HAer14iw), donde se demostró que el flúor no ataca ninguna caries sino que es un aditamento ahí puesto para inutilizar la pineal, glándula responsable de la conectividad entre los dos cerebros, y por tanto, responsable del despertar de los que hacen lo necesario para el despertar de la conciencia, resultando en lo necesario para mantener a la humanidad en la estupidez racional de cerebro izquierdo, en lugar del real "empoderamiento bicerebral", asunto enemigo de la agenda eugenésica Rockefeller), con pesticidas cancerígenos, con toda suerte de transgénicos y en fin, con todo lo que pueden.

Conclusión

Entonces, debemos estar alertas y ver los subtextos, evitar reenviar chistecistos tontos que, sin embargo, van dejando una idea política errónea, ver qué encaja en dónde, porque la derecha internacional planea eventos como éstos permanentemente, y a un gobierno como el de Morena, lo quieren hacer quedar mal si actúa tanto como si no actúa. Lo que haga, para esos cínicos y ambiciosos patológicos, está mal. La contrapropuesta son círculos de estudio y de acción política comunitaria.

O arropamos las instancias nacionalistas populares (porque el nacionalismo capitalista se convierte en fascismo), sea en México, en Venezuela, en Cuba, en Argentina, en Uruguay, en Brasil, etc., o al país y al mundo se lo vuelve a llevar la derecha al escenario del saqueo neoliberal, pues esas fuerzas no están descansando, están activamente luchando a diario por derrocar a cualquier poder del pueblo en cualquier lugar del planeta para imponer a sus títeres vendidos al FMI y al BM, lacayos de las megamafias. De hecho, las acciones del trompas contra delincuentes mexicanos, obedecen a la pugna entre los dos grupos mafiosos mencionados, no a una particular afinidad con México.

feril.jor@gmail.com