Política

Combate a la corrupción, agilizar la revisión a cuentas y eficiencia tecnológica, prioridad del Orfis: Delia González Cobos

octubre 20, 2019

La premisa con la que actuará la nueva auditora general del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) será un combate frontal a la corrupción, sin tapujos, poniendo a la transparencia como eje rector de la fiscalización, pero además utilizando las herramientas tecnológicas de las que se dispone actualmente para lograr, entre otros aspectos, que la conclusión a la revisión de las cuentas públicas de los entes fiscalizables se den a lo sumo unos tres meses después de concluidas las respectivas gestiones.

Delia González Cobos, la primera mujer en ocupar ese importante cargo, subraya también la importancia de que los veracruzanos recuperen la confianza en las instituciones gubernamentales, luego de los gobiernos anteriores que han sido señalados por cometer actos de corrupción con el dinero público.

Su gestión concluirá en 2026, lo que ve como una gran responsabilidad con la gente, dado que fue electa por unanimidad con el voto de 48 legisladores de todas las representaciones partidistas. Considera por ello que en concordancia con el gobierno federal, en el estado se ha puesto como punta lanza de la administración pública, acabar con la corrupción que tanto ha dañado a la sociedad.

La auditora general de Veracruz es licenciada y maestra en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre 2016 y 2017 fungió como asesora para la elaboración de la primera Constitución de la Ciudad de México y de 2009 a 2011 se desempeñó como secretaria técnica de la Comisión de Equidad y Género en la V Legislatura en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Entre su amplia trayectoria, González Cobos fue subadministradora de Asuntos Especiales en la Administración Local Jurídica del Oriente, del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y asesora en la Coordinación de Asesores de la Comisión de Gobierno en la I Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; de 1988 a 1995 fue directora de Legislación en la Procuraduría Fiscal de la Federación. Su más reciente cargo fue como titular de la Procuraduría Fiscal en la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

—¿Qué hacer en Veracruz para combatir frontalmente la corrupción?

—En principio, modificar y verificar algunas prácticas de las que tenemos conocimiento. Una de ellas es la contratación de despachos externos para realizar las auditorías. Estamos revisando el registro que hicieron varios despachos para que se les considere para 2019. Por ahí empezaremos, porque lo que queremos es evitar las prácticas que pongan en riesgo la transparencia.

"Con respecto a la Cuenta Pública 2018, queremos mostrarle a los veracruzanos que se hará un trabajo distinto al realizado anteriormente. A fines de este mes concluirá la revisión que están haciendo los diputados y entonces de ahí derivaran las acciones correspondientes—expuso.

—¿Cómo va dicha revisión?

—El anterior auditor dejó concluido el trabajo, terminó su tarea un día antes de su conclusión y dejó presentados los resultados de esta cuenta pública, así como los informes individuales. De ese trabajo ha habido algunas expresiones que los diputados han hecho al revisarla al haber encontrado algunas discrepancias de información y documentación que en su momento entregaron los entes fiscalizables y que no fue reportada.

"Quiero pensar que no hubo el tiempo suficiente para ello. El caso es que eso va a repercutir en la etapa posterior a la aprobación de la cuenta pública que haga el Congreso, porque eso determinará en su momento algunas recomendaciones que nos hagan para que en la siguiente etapa, se de la substanciación de un procedimiento y pueda derivar en una denuncia o fincamiento de responsabilidad administrativa que dicte el tribunal administrativo.

"Nuestra intervención ahora es sólo para proporcionar documentación, información de algunos entes fiscalizables para corroborar sino hay discrepancias entre la información que ellos tienen y lo que se reportó en su momento por el anterior titular del Orfis.

—¿Qué otros aspectos considera como sustantivos en su plan de trabajo?

—Mejorar sustantivamente la capacitación de todos los entes fiscalizables, primordialmente los ayuntamientos. De ahí que resulta fundamental la transparencia en la revisión de las cuentas públicas para que éstas se conviertan en un instrumento de verificación real y efectiva del gasto público.

"Para ello, el Orfis tiene una herramienta muy valiosa que va a ayudar a los ciudadanos que quieran conocer los avances de alguna obra. Entrando a la aplicación que se llama Comver pueden verificar lo que esta haciendo cada municipio y reportarla ahí. Si las autoridades dicen que está concluida y los ciudadanos ven que no es cierto, resulta importante que denuncien. Esto es muy útil para que la gente sepa que hay manear de acercarse a la autoridad revisora y entienda que se van a atender todas sus denuncias.

"El Orfis es un órgano técnico que ha atendido algunos aspectos, pero ahora queremos hacerlo totalmente transparente de la mano con la capacitación a los entes fiscalizables, enfatizando más en la prevención que en la corrección.

"Eso hay que evitarlo pero si no y aun con el acompañamiento que haga el Orfis, se debe actuar con el rigor que la ley exige. Debemos hacer un cambio y estamos en el momento para demostrar que las cosas ya cambiaron en el país y sobre todo en Veracruz —expresó Delia González Cobos.

—¿Crees que haga falta ser más duros en términos de vigilancia preventiva dadas las experiencias de gobiernos anteriores en los que se depredó el erario?

—Es el momento para que las autoridades fiscalizadoras actúen y evitar que ocurran esos saqueos. Es importante trabajar unidos ciudadanos y autoridades para evitar esas situaciones que, dicho sea de paso, es un problema nacional. Hay que suspender esas conductas que tanto han dañado. Hay la manera para dar solución a ello. He manifestado que se requieren hacer ajustes y modificaciones constitucionales, como por ejemplo acortar tiempos para la rendición de cuentas. No debemos esperar tanto cuando tenemos herramientas tecnológicas e informáticas con las que no se disponía antaño. Por ello hay que aprovechar todo lo que se tiene a la mano para prevenir conductas que implican lucro indebido de la hacienda pública.

—Aparte de acortar tiempos para dictaminar las cuentas públicas, ¿que otras consideraciones tienes para mejorar el trabajo del Orfis?

—En lo inmediato, reformar el reglamento interior para que los trabajos por realizar permitan obtener mejores resultados en cuanto a la transparencia. Llevaré por delante la transparencia, porque ese es el tema: los veracruzanos deben tener confianza en las instituciones.

—¿Es posible que en esta nueva forma se puedan tener, en el mismo año, los resultados de las auditorías?

—Eso es lo que quisiera. Una vez terminado el ejercicio, proceder a consolidarse la información, integrarse y rendirla de inmediato. Tres meses después espero que toda esa información sea revisada y pase a la aprobación de los diputados. Se trata de hacer todos un esfuerzo para que los tiempos se adelanten. Esto dependerá de una reforma constitucional federal primero y luego en los estados. Ya lo platiqué en la ASF la semana anterior. Ellos traen también en mente usar las nuevas tecnologías informáticas para acortar los tiempos de revisión —concluyó la auditora general del Orfis.