Política

¿Cómo generamos cobradores violentos?

septiembre 20, 2019

Ahy, ahhy

En la puerta de la calle un enorme letrero: Dentista.

La sala de espera está vacía y me quedo ahí porque hay un letrero que dice: "Espere, el doctor está atendiendo a un cliente"

Esperé media hora, se abrió la puerta y un tipo grande con bata blanca me ordenó que pasara.

Entré al consultorio, me senté en el sillón, abrí la boca y le dije que la muela de atrás me dolía mucho.

Miró con su espejito y me preguntó ¿Cómo es que había permitido que mi boca quedara en ese estado?

Ja, ja, como para partirse de risa. Tienen gracia estos tipos ---Voy a tener que arrancársela. Le quedan pocos dientes y si no hacemos un trabajo rápido, los va a perder todos. Ahy. Una inyección de anestesia en la encía permitió que viera mi muela en la punta del botador. --- la raíz está podrida, son $400 pesos.

ja, ja, de risa. No tengo, dije. --- ¿Que no tienes que? --- no tengo dinero. Y me fuí caminando hacia la puerta. Me cerró el paso con el cuerpo. --- ¡Será mejor que me pague! -- Era un hombre alto, manos grandes y fuertes muñecas de tanto arrancar muelas a los desgraciados -- ¡Págueme! -- No tengo con qué pagar. No tengo dinero. --- ¡Pagueme o no lo dejo salir ! -- Me abrí la camisa, saqué la 38 y apuntándole le pregunté ¿Qué tal si te meto esto en el culo, eh? Se quedó quieto. Con mi revolver en su pecho, empecé a aliviar mi corazón. -- ¡No pago nada !!.

Odio a los dentistas, a los comerciantes, a los abogados, a los industriales, a los funcionarios, a los médicos, a los ejecutivos, odio a todos éstos canallas ¡No pago nada! ¡Ya me cansé de pagar!. Arranqué los cajones de los armarios, lo tiré todo por el suelo, la emprendí a puntapiés con los frasquitos como si fueran balones, daban contra la pared y estallaban. Hacer añicos las escupideras y los motores me costó más trabajo, hasta me hice daño en manos y piés --- ¡Ya me harté de pagar!

El dentista me miraba, varias veces pareció a punto de saltar sobre mí. Me hubiera gustado que lo hiciera para pegarle un tiro en aquel barrigón lleno de mierda. ¡No pago nada! ¡Ahora yo soy quien cobra! Sólo le pegué un tiro en la rodilla. Tendría que haber matado a aquel hijo de puta. Todos me las tienen que pagar. ¡Todos! Me deben comida, coños, cobertores, zapatos, casa, coches, reloj, muelas, me deben una dentadura completa para poder sonreír, me deben un buen aliento, todo me lo deben.

Me encabronan esos tipos que andan por ahí con sus cochesotes luciendo todo lo que yo no voy a tener nunca. Crucé la calle pensando en comprarme una magnum con silenciador y un tipo me tocó la bocina de su coche, era muy fuerte y me asustó mucho, me quedé parado frente a él y entonces me gritó -- ¡Quítate buey! --- y volvió a tocar su bocina pero ahora varias veces. Era de noche y no había nadie por ahí. Saqué la 38 y le disparé. ¡Ahí quedó el cerdo!. Salí caminando tranquilamente. Me deben escuela, me digo, novia, tocadiscos, RESPETO. Me deben almuerzos, helados, pelota, me deben un parque para jugar.

Cuando mi cólera va disminuyendo y pierdo las ganas de cobrar lo que me deben, sólo me siento frente al televisor y al poco tiempo me vuelve el odio. Ellos mismos se encargan de revivirlo, de recordarte el porqué. Odio a los periodistas, a los ingenieros, a los pedagogos, a los biólogos, a los astronautas, a los cantantes, a los deportistas, odio a los sanos, odio a los que nunca se enferman de nada. ¡Me deben mucho! ¡Y todos tienen que pagar! Ahora, ¡Ahora yo soy el cobrador!

"El cobrador" de Rubén Fonseca. (1)

La teología de la liberación establece a 'la miseria' como un pecado social. La filosofía de la liberación establece 'el sufrimiento' como categoría social para desarrollar el discurso político. Lo que visibiliza este poema es esa condición de ser víctima de la desigualdad que el neoliberalismo genera y que además quiere ignorar, o si aparece, desaparecer. Quisiera enterrar en una fosa clandestina, como tantas hay en el país, a los cobradores que generó este mismo sistema, sin asumir que la acumulación absurda de capital en unos pocos es la génesis de los cobradores. (Sin ver que 6 personas tienen la misma cantidad de riqueza que media humanidad. Sin ver que 16 familias acumulan en México 146,000 mill. de dlls y además pretenden no pagar impuestos) Pero en su afán de ir más allá, entierran también a los activistas sociales, a los que promueven mayor conciencia, a los que defienden los recursos naturales, a los que se oponen a la minería contaminante, a los que se oponen al fracking, a monsanto, a las grandes trasnacionales y a los que les parezcan feos u opuestos a su negocio, porque en la lógica neoliberal enferma psicopática, clasista, racista y fascista, la alegría popular en el zócalo merece que les tiren una bomba. Ya es público que fue la hija de un empleado del huachicolero de Hidrosina William Karam Kassab, protagonista éste además del grupo anti-AMLO. Son mafia, mentes delincuenciales de los beneficiados del pri y el pan, como se probó también que el venezolano impostor autoproclamado, defendido por los panistas, tiene nexos con los peores asesinos y narcos de Colombia: los rastrojos, grupo criminal al amparo de su gobierno y de estados undidos.

Cuando se dijo 'por el bien de todos, primero los pobres' significaba, en lenguaje contable: 'no seas idiota, no generes "cobradores" por maximizar tus ganancias', pero la mayor parte de los prianistas siguen sin entender que tales cobradores son un resultado de sus acciones, y además se aliaron con las mafias internacionales para ganar más {Fisgón relata la documentación del inicio del narcotráfico mexicano en 1939 a manos de un general Francisco Aguilar y Donato Bravo un exgober de puebla, coludidos con Miguel Alemán Valdéz gobernador de Veracruz, el gobernador de Puebla Maximino Avila Camacho (hermano del presidente) y Gonzalo M Santos, gober de San Luis.

Estos LIDERADOS POR HITLER, quien había organizado al primer cartel mexicano, grupo que luego terminó siendo operador para estados undidos. (Hitler no era enemigo de e.u., inclusive lo financiaban éstos, ver mi art. "moisés jamás…") El premio a esta narco-operación fue apoyar la llegada de Alemán Valdéz a la presidencia. (2)}, pero al mismo tiempo, se quejan de la inseguridad. No logran atar las causas con sus consecuencias porque en su miopía sólo ven su ganancia inmediata, su Tasa Interna de Retorno, su balance y estado de resultados y cómo evadir al fisco con facturas falsas. No ven la relación entre, una estafa maestra, robar al erario, generar mayor miseria, alimentaria, de salud y de empleo y que se les aparezca 'un cobrador' a sí o a sus parientes y amigos. Sin embargo, las mismas mafias instaladas por el prian han incrementado su actividad delictiva últimamente y los cínicos políticos prianistas no dudan en mentir culpando a

la 4a T de sus propias acciones, o en proponer destituir a quienes sacaron a empujones legales al delincuente Winckler de la fiscalía del estado. Quisieran la continuidad del hampa.

Tuvieron gran suerte los prianistas para que, muy a pesar suyo, por efecto histórico se les apareciese un Obrador para venir a poner las bases de un orden necesario para detener la ida del país al desfiladero y convertir al país entero en cobrones. Debe ser la ceguera histórica, 'la discapacidad para ver procesos sociales' que implantan las escuelas privadas y confesionales en lugar de ver 'ganancias y esclavos'.

En países nórdicos puedes dejar una bicicleta sin candado y es rarísimo que alguien se le ocurra robarla, o puedes dejar algo en la puerta para cuando regrese el dueño y nadie se lo lleva. Claro que décadas de tener altos índices de bienestar y altos impuestos, así como una tutela del estado que hace sentir al individuo acompañado y protegido, termina haciendo un ambiente donde dicha seguridad social se traduce en seguridad de los bienes y las personas. Allá no van a tener las carencias de este cobrador, luego entonces no van a andar por ahí cobrándosela a todos. De ahí que una sociedad con mayor equidad, con un limitado índice Genie (de distribución de la riqueza), tiende a la bondad. Por eso la atención que la 4a T le tiene a la pobreza extrema, por eso el dinero a jóvenes generando futuro, al campo, a estudiantes, porque aunque sea poco, ofrece una cierta tutela del estado, un sentimiento de integración y una mayor paz social.

No faltan los de mente neoliberalizada que siguen pensando en términos de que 'regalar dinero' es 'hacer flojos' o es inflacionario, desde su miope perspectiva clasista y de premio y castigo, no visibilizan el bienestar de la tutela del estado y repiten dogmáticamente consignas neoliberales, o critican de socialistas las medidas de protección al individuo (o de incremento de la economía pero desde abajo). Si socialista es disminuir el fenómeno de 'los cobradores' y capitalista es aumentar las diferencias que los generan, es muy fácil elegir para cualquiera con dos neuronas no alcoholizadas.

Y no justifico con este cuento a los cobradores, pues deben saber éstos que 'todo daño realizado a otra persona lo habrán de experimentar en carne propia en ésta o en la siguiente vida'. Unos le llaman karma, otros le llaman 'plan divino', otros 'causa - efecto'. Pero la sociedad en su conjunto debe tomar las medidas que sean necesarias, pues es ciertamente responsable de este proceso social, en su conjunto (es decir, TU eres corresponsable de cada 'niño de la calle' y de cada justicia o injusticia cometida en este país), para evitar las condiciones de miseria de cualquier miembro de su sociedad a efecto de armonizar los procesos sociales y la paz tan necesaria, sea para vivir tranquilamente como en los 60s, cuando un niño podía perderse 3 horas con sus amigos sin que su familia estuviese pensando lo peor o sea para continuar en la ascensión de la conciencia.

Así que, aunque alguien haya sido víctima de la 'mala educación neoliberal' fomentada por los prianistas, demos gracias a la 4a T y sus acciones contra los efectos marginatorios de la miseria y pongamos lo que esté en nosotros para generar ambientes dignos en todo el país. En el camino podríamos luego ir entendiendo lo que puede ser una educación ética (cosa que no abarca la práctica educativa actual) y después una educación para la alta consciencia, porque regalarle al miserable (cobrador potencial) una educación de control, como la actual, le revictimiza y debiéramos tener más altas miras.

feril.jor@gmail.com

1) No se pierda la deliciosa narración de Margarita Castillo en una producción de radio UNAM http://mediacampus.cuaed.unam.mx/node/3015. Busque otros poemas narrados por ella ahí, por ejemplo, "Perdón" de León Felipe.

2) Barajas, Rafael. La historia de una derecha muy chueca. https://www.youtube.com/watch?v=_YwPlOCV7ac. Lo curioso es que luego estos narcos se nos presentan como si fuesen "high society" ‘de la buena’, si eso existe.