Municipios

Matan a hermano de vicario de la Diócesis de Orizaba

septiembre 11, 2019

Orizaba, Ver.- El asesinato de un trabajador del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) terminó de cimbrar a la Diócesis de esta ciudad, pues el parentesco que tenía la víctima con el vicario de la catedral provocó que la jerarquía católica, de nuevo, llamara a la pacificación del estado y a la aplicación de verdaderas estrategias para contener la ola de violencia e inseguridad que asola a gran parte de la entidad.

La postura de la jerarquía católica, se desprende tras la identificación de César "N", trabajador de la delegación del IMSS, quien habría sido asesinado hace poco más de 48 horas. La víctima era hermano del vicario de la catedral de esta ciudad de Orizaba. De acuerdo a las primeras investigaciones se confirmó que el cuerpo de una persona del sexo masculino fue hallado en el municipio de Mariano Escobedo. Vestía únicamente un boxer y calcetines. El cadáver mostraba probables huellas de tortura y marcas que confirmaron la muerte por ahorcamiento.

El hallazgo se desprende de la denuncia que personas que pasaron por ese lugar hicieron. Al sitio llegó primeramente personal de la policía municipal, que al comprobar la existencia del cadáver dio aviso al personal de la Fiscalía Regional, que ordenó el traslado del cuerpo.

El cadáver fue entonces identificado formalmente por sus familiares, ante las autoridades de la Unidad Integral de Procuración de Justicia con cabecera en Orizaba.

Ya con la confirmación del parentesco, la Diócesis de Orizaba, en un breve comunicado primero se solidarizó con la familia de la víctima y del sacerdote, pero además mostró su preocupación por los hechos de violencia que se registran no únicamente en la zona, sino en diversas regiones del estado, señalando, a la letra, que "manifiesta su preocupación por la alarmante violencia que padecen nuestras comunidades".

En su conferencia de prensa sabatina, el vocero diocesano Helkin Enríquez Báez, ha sido reiterativo en los llamados a construir la paz en el estado, de hecho, en incontables ocasiones ha convocado a que la sociedad en sí asuma su papel responsable y no únicamente el estado debe de garantizarla.

El funeral de la víctima se realizará ese miércoles después de dos días de exequias en la ciudad.