Política

Con inspección, juzgado sustancia suspensión de plano a hidroeléctricas en río Bobos-Nautla

agosto 28, 2019

Tras el Juicio de Amparo 1697/2014 promovido por integrantes de los pueblos de la Alianza en Defensa del Río Bobos-Nautla, ayer se llevó a cabo una visita de inspección del Juzgado Quinto de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y de Trabajo y Juicios Federales del estado de Puebla, para constatar si el domicilio de los promoventes del amparo está dentro de la influencia de los proyectos de presas, mismos que están paralizados desde hace cinco años en tanto no se otorgue el amparo.

El juzgado federal con sede en Puebla pidió al juzgado Décimo Séptimo de Distrito con sede en Xalapa que visitara las comunidades para determinar su asentamiento en dicha superficie y área geográfica, la vinculación de las actividades económicas, sociales y culturales con esa misma zona y con los afluentes de los que se tomarán las cantidades de agua autorizadas para el uso de las empresas. Además la dependencia de sus recursos hídricos que serán materia de explotación por las actividades de las empresas.

El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito con sede en Boca del Río, ordenó al juez décimo séptimo de distrito en Xalapa la suspensión provisional para la construcción y operación de tres hidroeléctricas de la empresa que impulsaba la Empresa Hidroeléctrica Impulsa Generación Responsable (IGR), dentro de los márgenes del río Bobos.

Dentro del juicio de amparo indirecto 1697/2014 promovido por pobladores de Jalacingo, se dictó suspensión de tres minihidroeléctricas PH1, PH3 y Ocampo-Cuetzalin, ubicadas en Jalacingo, hasta en tanto cause ejecutoria la sentencia que se dicte en el juicio de amparo.

De acuerdo con la justicia federal, "la suspensión de plano evitará que se afecte el entorno ecológico de las comunidades indígenas, en específico el derecho humano al agua, impidiéndose un daño irreversible en los manantiales situados en dichos sectores desprotegidos de la vida nacional".

El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito con sede en Boca del Río informa que dentro del juicio de amparo 1697/2014 y basado en el principio in dubio pro natura, estimó fundada la queja interpuesta contra la negativa de suspensión de plano solicitada por integrantes de comunidades indígenas del estado de Veracruz y límites con Puebla, en relación con la construcción y operación de tres minicentrales hidroeléctricas en Jalacingo.

El in dubio pro natura es el principio de prevención en favor de los recursos naturales adoptado por los magistrados, establece que si existe peligro o amenaza de daños graves o inminentes sobre elementos de biodiversidad, la ausencia de certeza científica no es obstáculo para dictar medidas que conserven el medio ambiente.

Por tanto, quedó sin efecto la resolución de un juez de Distrito en la que había negado la suspensión de plano, considerando sustancialmente que no se advertía la afectación o menoscabo ecológico en la población donde habitaban, puesto que dichos proyectos de construcción y operación de minicentrales de hidroeléctricas habían sido valorados mediante el procedimiento administrativo correspondiente.