Política

Semarnat: las leyes impiden vetar minería

agosto 16, 2019

El gobierno federal no puede emitir un veto a la minería en el país debido a que el marco legal mantiene a esta como una actividad prioritaria, señaló el titular del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Helio García Campos.

Entrevistado en el Segundo Foro Regional para el proceso de participación y consulta para desarrollar el Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Promarnat), reconoció que aunque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha pronunciado contra este tipo de proyectos, no hay algo oficial porque primero tendría que modificarse la Ley para quitar el estatus de prioritario a la minería.

"La minería, en las leyes que no se han reformado, resulta ser de la máxima prioridad para cualquier otro uso (...) correspondería al Poder Legislativo y creo que sí hay una especie de comunicación al respecto. (Esto llevaría tiempo) pero al menos lo identificamos como un tema importante".

Consideró que se trata de problemas "complejos" y que no se puede declarar una prohibición sin tomar en cuenta las leyes actuales, aunque negó que el Gobierno federal esté "atado de manos" en este tema.

"Hay interés y estamos dándole mucho seguimiento a esos asuntos porque en esta administración se otorga una gran importancia a cómo se manifiestan al respecto las poblaciones locales y lo que opinan los expertos".

Refirió que en el caso de Veracruz no hay minería a cielo abierto como tal, sino trabajos de prospección. No obstante, dijo no contar con información sobre cuántos de estos proyectos existen.

Reconoció que en el estado hay un movimiento en contra de estas actividades que benefician a inversionistas extranjeros que dejan zonas devastadas.

"No hay ninguna mina a cielo abierto de las de nueva generación. Hay un movimiento muy fuerte en el estado y se han hecho pronunciamientos, tanto del Gobierno del Estado y de autoridades académicas y de sectores sociales, que miran estos proyectos como (riesgo) de deterioro muy fuerte, a costo de un beneficio de inversionistas que no son de nuestro país, que se llevan minerales y dejan las zonas devastadas", finalizó.