Municipios

Clausura PMA basurero de Veracruz; Veolia y municipio "se echan la bolita"

agosto 14, 2019

Veracruz, Ver.- La Procuraduría de Medio Ambiente del Estado clausuró el relleno sanitario del municipio de Veracruz debido a que se hallaron varias irregularidades.

"Traían recibos de aceite, material contaminado, entonces se detuvieron esas dos unidades, (…) También encontramos mal manejo de residuos, no se van tapando, todo eso vuela, llega a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, Medellín", explicó el subprocurador de Medio Ambiente, Gaspar Monteagudo.

Aseguró que durante el recorrido que se realizó en el basurero, se encontraron también varios vertederos de lixiviados, lo que implica un inminente riesgo ambiental debido a que desembocan en el río Grande, que a su vez desemboca en el mar.

La clausura será total, por lo que el ayuntamiento impedido de tirar basura en la zona.

"La empresa llegó a decir: ‘no es mío, es del municipio’. Y al no tener con quién ver las cosas, quién es el encargado y responsable del basurero, se procede a la clausura del relleno sanitario, que hoy es tiradero a cielo abierto", explicó.

Cuando Julen Rementería como alcalde da la concesión, hay una cláusula que maneja un periodo de transición, mientras no se abre el relleno sanitario nuevo, que sigue en proceso a pesar de que han pasado tantos años.

"(La cláusula) decía que la empresa tenía que limpiar y remediar la zona para cuando estuviera el otro relleno abierto. Pero a finales de 2017 se hace un nuevo convenio en donde se le dice a la empresa que se podrá hacer periodo de transición debido a que a un costado hay un terreno que prestó la Apiver para hacer el relleno sanitario".

Las autoridades municipales señalaron a la empresa Veolia, que a su vez, señaló que su trabajo era únicamente recibir y acomodar los residuos.

"No se hacen responsables de lo que entra, ni de la cantidad de basura que están trayendo, por eso se decidió la clausura", dijo Monteagudo.

El tiempo de la clausura es indeterminado, pues requiere que primero se controlen los lixiviados.

Las irregularidades implicarán una sanción económica, que resulta en una multa entre los mil a 80 mil UMAS (Unidad de Medida y Actualización).

El relleno sanitario se ha incendiado, en los últimos meses, en más de tres ocasiones. En todas ellas, no se ha determinado la causa de la conflagración.

Las autoridades del municipio de Veracruz deberán buscar un sitio dónde verter los residuos.

Ya se entregó MIA de nuevo relleno a Semarnat afirma Ayuntamiento

El director de Servicios Municipales, Juan Carlos Torres, aseguró que ya se entregó a la Semarnat el Manifiesto de Impacto Ambiental para nuevo relleno.

"Es en un terreno contiguo, pero dependemos de que la Semarnat nos dé el manifiesto para comenzar. Se proporcionó este mes la información adicional que solicitaron y en febrero se metió el primer manifiesto, la información adicional se solicitó en junio".

Indicó que durante el año y medio de la administración actual, liderada por el panista Fernando Yunes, se ha hecho muchos procesos que no se habían hecho anteriormente, sin embargo los tiempos ya dependen de la Semarnat.

Ante la clausura, el ayuntamiento de Veracruz deberá buscar dónde se verterán ahora los residuos sólidos, si en el Guayabo, ubicado en Medellín de Bravo, en Jamapa o en Xalapa, a pesar de que se encuentra más alejado.

Historia

El relleno sanitario de Veracruz tiene una historia compleja. En 1997 la empresa Proactiva ganó la concesión del relleno sanitario que no empezó a operarse de manera formal, por lo que se hizo otro contrato en 2007.

Durante el gobierno de Julen Rementería, hoy senador panista, se entregó la concesión a la empresa Proactiva Ambiental, sin embargo desde la administración de Jon Rementería Sempé, alcalde de Veracruz de 2007 a 2010, se reconoció que el relleno sanitario –ubicado en la zona norte de Veracruz– ya se encontraba a tope.

Uno de los últimos actos de Fidel Herrera Beltrán como gobernador de Veracruz fue la inauguración del relleno sanitario de Loma Iguana, en 2010, en donde había una celda ya construida para disponer los residuos sólidos y una laguna de lixiviados. Durante el recorrido se habló de incrementar las dimensiones del basurero y que la clausura del relleno de Veracruz estaba cerca.

Sin embargo, esto nunca llegó debido a que no se concretó la construcción de un paso superior vehicular para que los camiones que transportan la basura pudieran entrar al nuevo relleno sanitario sin generar un problema vial en la autopista Xalapa-Veracruz.

Durante la administración de la alcaldesa, Carolina Gudiño Corro, 2010 -2013, los conflictos con la empresa no cesaron. El ayuntamiento inició varios procesos jurídicos en contra de Proactiva para intentar retirarles la concesión, debido a que no se estaban cumpliendo las especificaciones del contrato de concesión y dejaron de pagarle a la empresa.

En 2013, durante las presentaciones que se hicieron para la Manifestación de Impacto Ambiental por la ampliación del puerto de Veracruz, Argo Consultores dio a conocer que los lixiviados del relleno sanitario de Veracruz iban a dar directamente a la Bahía de Vergara, contaminando parte del Sistema Arrecifal Veracruzano.

Entonces se acordó, como parte de la remediación por la ampliación del puerto, que se prestaría un terreno para que se cambiara el relleno sanitario actual, debido a que no se cumplía con la normativa ambiental, como lo confirmó Dalos Ulises Vargas en diciembre del 2013, cuando fungía como Procurador de Medio Ambiente del Estado de Veracruz.

También en 2013, Proactiva ganó un juicio contencioso administrativo con el expediente 334/2013 por el incumplimiento del título de concesión al ayuntamiento de Veracruz. Dos años después, en 2015, se inició en la Sala Regional Unitaria Zona Centro del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado un expediente más, con número 200/2015 por los adeudos del ayuntamiento con la empresa en los años 2014 y 2015. La denuncia prosiguió hasta el 2016 el número de expediente 215/2016.

Parte del argumento de la empresa, era que el sindicato de Limpia Pública, liderado por el priísta Antonino Baxi, prácticamente no dejaban a los empleados de Proactiva laborar en el interior del relleno ni tampoco les permitían introducir la maquinaria necesaria.

En 2016, el adeudo del ayuntamiento a la empresa Proactiva era de 106 millones 599 mil 276 pesos por concepto de tratamiento de los desechos sólidos, de acuerdo con lo dado a conocer por la empresa, el cual les sería condonado a las autoridades municipales con un único pago de 19 millones 443 mil 49 pesos; el resto, 87 millones 156 mil 227 pesos quedaban condonados si accedían a darles la concesión por 15 años más.

En 2016, La Jornada Veracruz publicó que retirar la concesión a la empresa Proactiva, de acuerdo con Salvador Bravo Mier, representante legal de la misma, costaría al ayuntamiento alrededor de 262 millones de pesos, cifra que continuará incrementando mes con mes.

En noviembre de 2017, el entonces alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil, aseguró que habían llegado a un acuerdo luego de años de litigio con la empresa Proactiva, que implicaría una ampliación a la concesión del relleno sanitario hasta el 2028.

Sin embargo, ahora la empresa encargada no sería directamente Proactiva, sino otra que forma parte del mismo conglomerado, Veolia.

Este acuerdo fue el que aparentemente se incumplió, debido a que se dijo que comenzaría el saneamiento del sitio y dos años después, no se ha avanzado en nada ni tampoco en la construcción del nuevo relleno sanitario.