A Celestino "lo quitaron de enmedio"
agosto 04, 2019 | AVC/Noticias

Actopan, Ver.- (AVC/Ana Alicia Osorio) Jorge Celestino creció entre el olor al papel periódico y a las tintas, a lo que años más tarde se dedicaría y lo que posiblemente le arrebató la vida.

El padrastro del reportero del Gráfico de Xalapa, se dedicó muchos años a trabajar en el taller de impresión de un periódico a donde se llevaba a Celestino para que aprendiera el oficio.

Muchos años después, su familia cuenta esas anécdotas mientras lava la sangre que quedó en el local donde fue asesinado tras denunciar múltiples amenazas y ataques en su contra.

Ahora solo les queda llorar por Celestino, el licenciado en derecho que se convirtió en ayudante de imprenta a la muerte de su padrastro, vendedor de periódico y después en reportero.

Durante casi 30 años trabajó en medios de comunicación escribiendo notas de todo tipo. En el último año entre balazos a sus carro, roturas de cristales (las dos denuncias que presentó) y múltiples amenazas.

Pero eso, según cuenta su familia, poco le importaba y no quería dejar de ejercer a pesar de las súplicas.

Sus vecinos le recuerdan porque ayudó a parar momentáneamente la construcción de una granja de pollos a la que todos se oponen en La Bocanita, cuando les pidió los documentos con los que no contaban.

Ahora esos vecinos ven llegar el féretro a su casa, donde le espera su familia entre lágrimas y súplicas de justicia y ayuda.

Los desplegados en el periódico donde trabajaba para exigir seguridad, las visitas al gobernador Cuitláhuac García Jiménez para pedir atención a su caso, las denuncias ante la Fiscalía General del Estado. Ninguna sirvió para tener esa tranquilidad que tanto quería Celestino y su familia.

"Él era todo para mí, y ya lo quitaron de en medio (…) tengo temor (…) lo que quiero es tranquilidad para sus hijos", dice una integrante de su familia.

Las fotos del día