Política

La Guardia Nacional será utilizada para reprimir la lucha social, advierte FNLS

agosto 02, 2019

Orizaba, Ver.- La vocera del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), Adriana Chávez Reyes, considera que el gobierno federal le apuesta al uso de la fuerza pública y la represión para desactivar el movimiento social del país, y que por eso le otorgó a la Guardia Nacional, vía Congreso de la Unión, facultades metaconstitucionales para disolver protestas. Asimismo, teme que la práctica se generalice en el país, "tal y como sucede en el estado de Chiapas", dijo.

Chávez Reyes expuso que a su juicio, la Guardia Nacional, más allá de ser un cuerpo que garantice la seguridad, se convierte en un ente que será utilizado para la represión de la lucha social; "si vemos las facultades que le fueron otorgadas, como el ingreso a viviendas para efectuar revisiones, la convierte en un verdadero peligro".

"Esas facultades violentan el artículo 16 de la Constitución, en el que queda claro que nadie puede ser molestado en sus bienes sino mediante un mandamiento escrito, sin embargo, las facultades otorgadas a la Guardia Nacional, se brincan en ese artículo de nuestra Carta Magna y ellos pueden hacer y deshacer, entrar a tu casa y saquear y detener y esculcar y de todo, hasta matar".

Tras un análisis de las condiciones en las que se encuentra la lucha social, la representante del FNLS advierte que no hay cambios importantes en la forma de atender los reclamos del activismo, sino que "se aplica la misma estrategia que gobiernos anteriores: reprimir".

Como ejemplo del actuar de la Guardia Nacional, expuso los hechos ocurridos en Chiapas, donde, dijo, "compañeros del FNLS, fueron detenidos y desaparecidos para después presentarlos tras 27 horas, torturados, violentándole sus derechos humanos y constitucionales; les armaron un expediente incriminatorio, que establece que robaron una motocicleta, hecho totalmente falso; su único delito es ser luchadores sociales por la defensa de la tierra... Ese es el estilo con el que trabaja el Estado para criminalizar la lucha popular organizada".

Por eso, dice, se teme por la integridad de los luchadores sociales, "por lo que exigimos alto al baño de sangre, que pretenden cometer los tres niveles de gobierno, y por lo tanto los hacemos responsables de cualquier daño a la integridad física y psicológica de nuestros compañeros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo. Al pueblo y organizaciones hermanas le pedimos su solidaridad, que nos apoyen en las actividades que realizamos para evitar un baño de sangre, como son: plantones, caravana, marchas, entre otras acciones políticas, les pedimos que continúen pendientes de lo que pueda suceder a nuestros compañeros".